Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Mil cuarentenas

Ascua que se apega a mis manos
Mis dedos puntuan con furia
Las lineas que se apegan a mi cuaderno de cuero.

¿Puedes acercar el candil?
Que mis manos me encandilan
Me deslumbra, y el umbral
Donde encuentro mis textos
Entre luz y luz turbia
Se juntan

Haz de luz envuelve mis cortinas
Esta pocilga hace el quite a sus rayos
Que mas podria pedir
Sentado en montura
Apoyado al meson
Se crean acúfenos, me zumban los oidos

Has que estas sean las ultimas
Esta inmundicia no obedece horario
Se envuelve sin sentir
Se va mi cordura
Tinitinea el corazon
Sea o no el mismo, rugido de dios

Encerrado en el constante silvido
Se creia que era el ambiente normal
El amigo con su lenguaje silbado
Se asustaba de las palabras que estaban de más
Era precavido
Salia en noches de lluvia y rayo
En otra ocacion jamas
Se contaron historias sobre aquel que chasqueaba la lengua para alimentarce.

etiquetas: cabaña, old, 1040
5
sin comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 66