Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Nacimiento del Agua

Tenemos un ejemplo en el agua, sin haber nacido como ser vivo tiene su
nacimiento tanto en montañas como en los valles, que sin estar
viva es principio de vida, sin tener fuerza se la da la altura, su peso y
el volumen de las precipitaciones, sin tener poder
para correr coge velocidad imprimida por la pendiente
de las vertientes, las divisorias y por la amplitud del ancho
de sus márgenes que hacen aminorar o acelerar su estado natural,
que sin ser calor lo absorbe y lo refracta, nace su curso
por manantiales superficiales, por agua que brota, pasa de
ser vista a ocultarse, como sucede con el Río Guadiana que a la altura
de su entrada en la Provincia de Huelva atraviesa montañas
por grutas y cuevas, está en tres estados líquido, sólido
y gaseoso según su temperatura, es disolvente universal,
todo lo oxida con el paso del tiempo, es a la luz su reflejo
o resplandor al funcionar como una lupa que la refracta, permite
la vida de los seres vivos pues sin ella se apagan, tiene
el poder de erosionar las rocas cuando en ella se acumula al
congelarse y aumentar de volumen las rompe y el suelo disgregar lo
y transportar lo en suspensión y depositar lo en zonas bajas,
tiene el poder en superficie de ser neblina, niebla, escarcha, rocío…,
que en estado de estrés de las plantas es absorbida por los
estomas, ocupa siempre un volumen o masa de agua, puede
ser agua dulce, salada o dulcesalobre, en su estado
gaseoso, por la acción de la energía calorífica asciende en altura
por diferencia de temperatura y peso volviendo se volátil
formando las nubes, se condensa en altura y al
perder su equilibrio precipita al suelo, se filtra en profundidad
formando en capas impermeables acuíferos,
en estado sólido aumenta su volumen, el agua es atraída
por las masas de árboles donde suele precipitar en mayor cantidad,
permite la vida de mamíferos en ríos, lagos, océanos y mares
que respiran al inhanlar aire en superficie las ballenas, delfines,
focas…, los peces sobreviven bajo las aguas permitiendo
la vida por su adaptación al contar con branquias, ocupa las
superficies de los valles fluviales, que las almas le
hemos arrebatado con sembrados, plantas, edificios…, o
sencillamente por relleno de las zonas inundables como queriendo
ganarle espacio al agua, que al decir del poeta “el agua
siempre vuelve por sus escrituras, lo que era suyo antes o después
lo recupera”, es un termorregulador de la temperatura en
superficie al captar el frío o el calor suavizando y creando microclimas,
las aguas son fronteras naturales que han servido a lo largo de la
historia para fijar límites entre estados, comunidades, provincias…,
es al mundo del arte creatividad e inventiva en la imaginación
que contempla su plácida existencia en aguas someras y tranquilas,
el agua es un fenómeno destructor asociado al viento en
borrascas, ciclones, huracanes…, es viajera en superficie y en altura
por las corrientes de mareas y del aire, el agua en el cuerpo
humano compone casi entre el setenta y el ochenta
y tres por ciento del mismo, el setenta por ciento de la superficie
terrestre es agua y de ahí el noventa y tres por ciento
está en Océanos y mares, es modulador de la costa y de las
dunas vivas o fijas, por la acción del viento forma las olas que
rompen en la orilla formando a veces espuma, apaga el fuego
por bajar o enfriar su temperatura, nunca vuelve a pasar por el mismo
lugar, como recuerda el poeta “agua pasada no mueve molino”,
es aprovechada como energía hidráulica para producir fuerza
motriz en molinos para la molienda sobre todo de
cereales, aceites…, o en los embalses creando energía eléctrica,
tiene el honor de haberse creado la vida por su presencia
en la tierra y de mantenerla, el agua es esencia básica ya que
en su formulación contiene hidrógeno y oxígeno, siendo
el oxígeno en la respiración contante de los seres vivos su
materia esencial que permite la vida, es posible que
los primeros seres vivos nacieran en al agua y en su evolución
ocuparían la tierra a medida que se adaptaron al medio
terrestre, además humedece la superficie de la tierra
y cede humedad a las semillas en su nacencia, según
su mayor o menor latencia y su escarda traspasa la
piel de las semillas haciendo brotar en los cotiledones
las yemas, que sobre el suelo germinan, a decir del poeta
“todo esto y más es el elemento agua para la existencia”,
el agua es más fuerte que el fuego al apagar lo, es más fuerte
que la tierra al erosionarla y humedecerla creando vida,
pero es más débil que el aire que la mueve a su antojo.

La Redondela 10/06/2019 00:31 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.

etiquetas: categoría prosa poética, género lírico
5
sin comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 72