Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

No llevaba

No llevaba entre mis manos
el frío manillar metálico
de los nervudos ciclistas,
ni lucía prenda alguna
de llamativos colores.
Nadie gritaba ¡arriba, arriba!
Y en cada curva
encontraba,
envuelta como regalo sorpresa,
otra curva,
con su peralte,
su tanto por ciento
y su charco de sudor.
Maillot verde, rosa, oro
¿amarillo?
Extiendo mi mano al frente
y noto la húmeda espalda
de una manta de lana
y más adelante un refugio
por el que transitan vacías
una tras otra las sillas
-procesión de cirios apagados-
y junto a ellas una leyenda:
Baqueira Beret.
Una hilera de brazos al aire,
sembrados en la cuneta,
se movían a mi voluntad
empapándose de lluvia,
hasta llegar al gran Arco
donde aguardaba la gloria
de un día de alta montaña.
Suena rítmica la guitarra
y la voz rota
de mi tierra;
ya veo nubes y pizarra
allá diviso mansiones
remontes de ida y vuelta,
veo las copas de los abetos
en perfecta formación.
El valle me va tragando
devolviéndome a la arena,
en la ribera del río
y en lo alto
quedó Baqueira.

etiquetas: poema, poesía, boí, baqueira
4
2comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 56
#1   Hermosas letras, saludos!
votos: 1    karma: 23
#2   Gracias Mry_Peña. Saludos
votos: 0    karma: 8