Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Otoño granadino

Amigo Federico. Tú que nos observas desde tu sitio celestial, cuánto orgullo has de sentir al ver este precioso otoño granadino. ¡Mira estas hojas amarillas! Sonreirás sin duda alguna al contemplar a los ancianos que, en su paseo otoñal, dedican una humilde reverencia a tu estatua. Quédate con eso, amigo Federico, quédate con eso. Con cada verso tuyo recitado en las cafeterías y, también, tú que has sido hombre contemporáneo, con las frases publicadas en las redes que fueron hiladas por ti.
Ahora que tu retrato, blanco y negro, clava su mirada en mí con gravedad, temo que estés disgustado. Me atrevería incluso a afirmar, amigo Federico, que tus ojos expresan en igual medida tu decepción. Puedo entenderte, amigo mío; siento tu dolor. Si mis palabras te sirven de algo, siempre serás bienvenido en esta tierra, la tuya, cuya vega permanece tan hermosa como la dejaste. Por favor, quédate con eso, amigo mío. No con este presente tan turbio. Sí con este precioso otoño, Federico. Los ancianos te seguirán admirando durante sus paseos y los jóvenes continuarán recitando tus eternos versos.
Es inevitable, amigo Federico, que el invierno se pose en nuestra ciudad. Y vendrán tiempos peores. Pero como bien sabes, amigo mío, seguida vendrá la Primavera y los corazones volverán a iluminarse de esperanza.

etiquetas: federico garcía lorca, granada, otoño, elecciones, andalucía, poemame
6
sin comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 79