Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Pilar

Dama de finales de invierno; pero con ojos primaverales, caminar pausado y mirada tierna; amor infinito entre sus manos adoloridas por el frío.
Un muchacho regordete se asomaba con ansias, ella siempre sabía que ofrecerle algo de comida sería parte del plan, amor y alegría infinita se incluía en ese proceso.
La vida te ha regalado tanta sabiduría,
escucho profundas historias dentro de tu respirar cansado, me cobija la esperanza de tenerte siempre a mi lado;
pienso a solas, que me dures para siempre y conozcas a mis hijos y disfruten de ti como yo siempre lo hago.
2
1comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 26
#1   Que hermoso!!!!!
votos: 0    karma: 19