Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Realidad Paralela

La tarde se despedía con rayos de
baja intensidad, y antes de la noche
aparecer, me dispuse al descanso
del cuerpo, pues la mente seguía
meditando entre una realidad que
lenta y poco a poco se iba apagando
y aparecía el sueño reparador, ese
que nace flotando, pues el cuerpo
respira lentamente, el corazón late
despacio, y ya estaba dormido sobre
la mesa del escritorio, después de que
terminase los últimos esbozos de ese
poema que estaba ideando, y apareció
en la escena un pintor paisajista y su
cuadro sin pincel que estaba trazando,
de horizontes cercanos y paisajes que
muy amables me daban la mano, y
ya que la senda no era conocida, más
bien era un vericueto que se me abría
estrecho ante mis pasos, y de firmeza
ante tamaña paleta que de colores
tenía el pintor, que usaba las manos
en sus líneas rectas, y en las curvas
un compás que abría y cerraba según
la perspectiva lo requiriera, y comenzó
por delimitar el vericueto y el riachuelo
que había al lado, y siguió con los dedos
fijando límites y márgenes en abstracto,
sin embargo en esa realidad paralela
solamente se veía un libro usado con
anotaciones en sus hojas, de antiguo
que moraba debajo de un roble que ya
era centenario, y me senté sosteniendo
el libro, pues no estaba estropeado y
solo tenía su pasta enmohecida por el
pasar de los años, y ojeé sus primeras
páginas pues venía dedicado, y era la
dedicatoria para unos lindos labios, de
enamorados, que ya se habían besado,
y en las notas de los márgenes habían
estrofas y versos aún no publicados, y
el pintor era Don Pablo Picasso, amigo
del poeta Don Juan Ramón Jiménez, y
me enseñó el camino para publicarlo,
pues era un libro de anotaciones a quien
fuera esposa Doña Zenobia Camprubí, y
en el sueño plasmaba los detalles de la
forma de cómo publicarlo y la editorial
en la cual hacerlo, el cuadro estaba ya
casi terminado cuando, salió a mi lado
la mano que se agarró a mi mano, que
como punto de equilibrio del cuerpo,
estaba aún soñando pues eran Pablo,
Juan Ramón y Zenovia, que a mi lado
salieron del cuadro, fue un sueño que
resultó reparador por años de olvido
y exilio, que el amor fue compartido
por algunos años, en tierras hermanas,
y desperté con el libro de anotaciones
en mis manos, colores y las manos aún
con el moho, señal de que el sueño, se
convirtió en realidad paralela, a mis
años, y lo tengo guardado como un
tesoro, de ambos, del arte cumbre que
soñado, y ya casi llegó el amanecer y
cantó el gallo, ese que el tiempo da
y resulto un día señalado, por años.
La Redondela 22/05/2019 23:50 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.

etiquetas: categoría prosa poética, género lírico
8
15comentarios 68 lecturas prosapoetica karma: 79
#1   Buen relato lleno de lirica, realidad y mas
votos: 1    karma: 40
#2   #1 Buenas noches Nitsuga_Amano, gracias por apreciar con tus palabras este poema, lo has visionado en su conjunto, y las palabras que utilizas lo describen muy bien. los poemas son una porción de realidad, una pizca de aventura, un trocito de sueños, otro pedazo de corazón y sentimientos (quizás la mayor parte), una dosis de emoción, y mucho fluir del agua de donde los escritores bebemos. Un cordial saludo y nos leemos.
votos: 1    karma: 40
#3   #2 Lo mismo Digo Juan. nos leemos luego
votos: 0    karma: 20
#4   Que bueno es cuando nos acercamos a lo que otro sueña y relata, y poder como en una película adentrarse en ese sueño tomado de la mano de los personajes, excelente, me encantó, saludos afectuosos
votos: 1    karma: 40
#5   #4 Buena tardes Varimar, imagina en un mundo soñado la cantidad de cosas que se podrían mejorar, esos mundos pertenecen a la inventiva e imaginación de quien lo vive y lo muestra, como una reflexión, donde el poeta introduce personajes, ideas, contexto y situación que ambienta el poema y lo rodea de un halo de misterio, deducción e interpretación para el lector, que ensancha los márgenes de la vida y ayuda a visualizar una recreación. Un saludo afectuoso y gracias por tus palabras de apoyo mutuo.
votos: 0    karma: 20
#6   y ojeé sus primeras
páginas pues venía dedicado, y era la
dedicatoria para unos lindos labios, de
enamorados, que ya se habían besado,
y en las notas de los márgenes habían
estrofas y versos aún no publicados,

Muy bello escrito
votos: 1    karma: 40
LER LER
#7   #6 Buenas noches, este poema es un canto al amor, desde realidades diferentes que no se hallan o encuentran, sino es por el destino que los une, en sus voluntades, gracias por tus detalles y palabras de apoyo. un abrazo rompecostillas.
votos: 0    karma: 20
#8   Bella soltura de pluma Juan. Me encantó leerte. Saludos.
votos: 1    karma: 40
#9   #8 Buenas noches Yaneth, el amor tiene muchas vertientes, los poetas intentamos crear desde ambientes diversos, yo cada vez que puedo te sigo y leo tus poemas, de una afinada imaginación y soltura, que destacan tu solidez y maestría, muy agradecido por tu valoración y las palabras que acompaña. Un fuerte saludo.
votos: 0    karma: 20
#10   Muy bueno. Atrapante de principio a fin. Te felicito
votos: 0    karma: 17
#11   #10 Buenas noches Pablo_Fernando, la poesía es compartir, el blanco papel y la pluma, que atesoran matices, convertidos por los amigos en prosa de amor que recorre los sentidos. Un cordial saludo.
votos: 0    karma: 20
#12   Muy hermosa esa realidad paralela. Me gustaría tener un sueño así con mi admirado Juan Ramón!
Y no me digas que escribes en La Redondela!!
Es mi playa preferida de Huelva!! Un abrazo, compañero.
votos: 0    karma: 20
#13   #12 Buenos días María, coincidimos en la admiración a Juan Ramón Jiménez tambien es mi escritor preferido. Escribo desde casi que nací desde mi pueblo La Redondela, me ha hecho ilusión que conozcas su playa y mi pueblo. Un saludo cordial.
votos: 1    karma: 40
#14   #13 Buenos días, vivo en el Condado y vamos mucho a esa preciosa playa a pasar el día y paso por tu pueblo. Me encanta esa playa!! Con el pinar al lado y esas largas caminatas por la arena entre Isla Antilla e Isla Cristina! Otro abrazo Juan Carlos y a ver si coincidimos algún día.
votos: 0    karma: 20
 *   mariaprieto mariaprieto
#15   #14 La playa de La Redondela es de las más visitadas en verano de la zona, que es preciosa y el chiringuito de Pedro donde se come de miedo, los paseos, todo es casi paradisiaco, me hace ilusión coincidir en esta preciosa web de poesía contigo y que admiremos a Juan Ramón. Si vienes a La Redondela me escribes un mensaje y podemos conocernos, sería un placer tomar algo o pasear por la playa. Un abrazo.
votos: 1    karma: 40