Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La reencarnación del poeta;

Señora Muerte, no hay más que presente,
mas tú sentencias el tiempo existente.

Pasado son hechos bajo un ciprés vividos,
estigmas marcados malogran el olvido,
pues solo el recuerdo revive lo muerto,
pues solo el futuro conoce lo desconocido.

Presente es la hoja en su rama posada,
presente es la hoja afilando el viento,
presente es la hoja caída en el suelo,
presente es la hoja en toda su estada.

- ¿Dónde hallo, yo perdido, un pretérito ulcerado?,
¿Dónde encúbrese el pasado, sino en la angustia de pensarlo? – gime el poeta.

- Pues solo Hela rebasa a Odín,
pues no será el tiempo quien selle el fin – replica Señora Muerte.

Señora Muerte, vieja y sabia, interpela al poeta:
- ¿Cuál es, triste poeta, el futuro del pasado?

El poeta, abatido tras indagar en el tiempo sin dictamen que apacigüe su inquietud,
respóndele:
- Presente, Señora Muerte.

- ¿Y ahora, triste poeta, cuál es el pasado del futuro? – torna a preguntar Señora
Muerte al agónico escritor.

El poeta, anclado en la misma cuestión que le condujo a la muerte, respóndele:
- Presente, Señora Muerte.

Señora Muerte, alecciona al triste poeta y lo arrastra con ella al inframundo, así él,
muerto, escribe en su folio yerto por el frío de Helheim, los siguientes versos:

Señora Muerte, no hay más que presente,
mas tú sentencias el tiempo existente.

Diez y 9

etiquetas: muerte, mitología, tiempo
4
2comentarios 52 lecturas prosapoetica karma: 73
#1   Muy original y interesante poema
votos: 1    karma: 26
#2   Interesante relato, amigo... La muerte y el poeta, siempre amigos y enemigos, a partes iguales...
votos: 1    karma: 26