Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

No hay tiempo para el descanso parte 2

La vida es corta y con altibajos 
tan corta como el suspiro
del atardecer.
Somos pequeñas ménsulas
ondeando en el mar.
El ritmo que impone la globalización
hace que la mente
como cajón de madera bruñida
resuene
y sienta que el indomable
tiempo la acorta.

Que nadie te arrebate tus sueños.
El mundo celestial lo comenzaste a pulir
el acero y los barrotes están hechos
llénate de empeño y lánzate al vacío
no lo tomes tan literalmente pero
asume el riesgo
¿Entiendes lo que digo?

Y qué decir de Benedetti, Huidobro,
Octavio paz,
García Lorca, Neruda, Gerbaci,
Gallegos, Jorge Luis Borges, Rubén Darío
y Gabriel García Márquez.
Todos ellos grandes juglares fueron.
La flor del encanto los parió
e Inmortalizó en su tallo.
Escribieron la más bella poesía
y la narrativa que arrancó
de puerto lejano, atravesó el llano
y se encontró
con el macondo selvático.

Con esto cierro este relato
o cuento provenzal
mi paseó
por encontrar respuesta al desaliento.
Eurípides, Aristóteles y platón
todos ellos renacen en el libre albedrío,
en el pensamiento agnóstico…
En la libertad de cruzar lo imposible
entender que el cerco mental crece
en el gran valle de lo cotidiano
y se confunde en cada frase que decimos.
En ellos, no hubo descanso.
Buscaron y encontraron
en el pergamino de las letras
plasmaron la historia de sus pueblos.
leer más   
14
6comentarios 77 lecturas prosapoetica karma: 111

Los días pasan

Me miraste
cuando creí
que todas las miradas
de este mundo
me habían abandonado.

Y me hice bálsamo
nutriendo tus deseos,
vestíbulo de tu cuerpo,
regazo de tu piel.

Los días pasan lentos,
y cada mañana,
tiendo las sábanas
de un corazón
que ha perdido la voz,
y se ha convertido
en triste cascarilla.

Habito en mi cueva
condenada a vagar
sobre tus pasos,
me ha abandonado
la miel de tus labios,
y me ha dejado,
una llanura ácida,
que hiere mi piel,
que muerde mi herida.

Bailo cada día,
la danza de los malditos
en un ansia desolada
de lunas vencidas.

Tu mirada, se ha llevado
mi piel y mis caricias,
ha borrado mis horas
y mis días permanecen
ahogados en lágrimas.

Me has arrancado mi sonrisa,
y mi vestido de puntillas,
y mis medias de seda,
y mis ojos de estrellas,
y me has dejado,
un puñado de palabras
que morirán
porque no tienen corazón.

Ángeles Torres
leer más   
18
10comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 91

Último instante

Cada vez que la recuerdo
es como un rebote,
un eco rabioso
que me devuelve los beSOS
inflamados de aliento;
un erizarse la piel hacia dentro
que me araña con suavidad
llegando hasta los tuétanos,
los de mis huesos compartidos
en un nuevo tálamo eterno,
un ataúd, una urna, el mar.
leer más   
5
3comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 90

Amor a distancia

Contigo yo busco un amor sincero
Que no nos importe el color de piel o lo arrugado que esté el cuero
Te quiero, y a decir verdad es poco
Contigo a mi lado cada día me siento más loco

Por tu cabello , por tu sonrisa
Por tus gemidos tan sensuales que mi piel erizan
Te amo, es verdaderamente natural
Es algo que ni el tiempo ni la distancia podrán borrar

Eres arte, en toda tu esencia
No eres un objeto pero eres digna de apreciar
A pesar, de tu vida distinta a la mía
Si me llevas contigo no me molestaría

Anda, toma mi mano
Demuéstrame que todo lo que he vivido ha sido en vano
Que no hay mejor momento durante todo el día
Que estar junto a ti y estallar de alegría

Abrázame, una, dos, tres veces
Se que cada que lo haces nuestro amor crece y crece
Te siento conmigo, me haces sentir vivo
Por toda la energía que de ti yo percibo

Te amo, y las palabras te quedan cortas
No podría describirte ni aunque escribiera mil hojas
Y pueden pasar años, pueden pasar meses
Volveremos a estar juntos, y se nos pagará con creces
leer más   
7
2comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 76

Caricias Con Palabras

Tú caminas despojada, de todas
esas máscaras a las que se aferran
esas tristes personas que
por miedo, vergüenza o por su propio
pudor de vanidad, ellas se pierden.

Tú te muestras abierta a descubrir,
siempre la mueca amable
de los buenos corazones.
Aquella que los ciegos arrogantes
rehúsan mostrar, por su peculiar
muestra de su orgullosa presunción.

Son gente como tú la que saca
la sonrisa de los bellos momentos,
esos en los que llegas a hablar con otros
con una profunda sinceridad.

Perdiendote en ese soñar
que muestran sus ojos,
acariciandolos con el sonido
de tus palabras, con el gesto suave
de una mirada tierna que con pasión,
amiga mía, tú siempre ofreces.

Iván A.
4
sin comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 68

Un crisantemo y una adiós

Yacía sentada en la cama de mi lóbrega habitación, inmersa en mis pensamientos equívocos, no me di cuenta de que hiciste tu maleta y te fuiste sin decir adiós.
Tuvimos una pelea estremecedora que llevamos al borde de la locura, yo me fui a la habitación, sin ánimo alguno de verte.
Y ahora en mis pensamientos yace tu delicado cuerpo tendido sobre la vieja cama de madera.
Una cama que todavía está colmada de alusiones y peleas turbadoras.
Ayer se cumplieron 5 años de tu ausencia, he permanecido cada noche en esta habitación lóbrega esperándote, con la mirada extraviada y sin querer dejarte marchar de mis pensamientos, tampoco te di las gracias por el crisantemo que dejaste sobre la mesa y que todavía conservo, una flor seca entre mis libros.
leer más   
6
1comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 77

Un mundo mejor

Las ovejas nocturnas
esperando el paraiso
en los andenes vacios
bajo el brillo de la guillotina,
Ilusas ante el silencio
que precede al cadalso
mordiendo el duro asfalto
trajinando rutinarios días,
sus oidos llenos de odio
las barrigas de mentiras
balan en coro y suspiran
la esperanza de un mundo mejor.
leer más   
4
sin comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 64

Y volverán los otoños

Y volverán los otoños, volverán como boca que marchite los nombres, jardín donde vayan a perderse las pequeñas cosas,


Volverá ese titan somnoliento a comer de las hojas rojas del olvido,
a santificar ríos con las manos, a desmigajar el tiempo con sus ojos, a hacer de la tarde espacio de lo caído, el otoño con una mano va midiendo la fiebre del campo y con otra va causándola.


Viene como un perro que no quisiese los huesos que quedan después de la guerra, tibio agua donde se ahogan los recuerdos,

Otoño de rojas manos, otoño de muerte cálida, pasajero como lluvia de verano pues después de nombrarlo solo queda un pequeño charco.


Va devorándose poco a poco como el tiempo, olvidándose de si mismo, haciéndose tormenta y polvo, viento hacia el horizonte.

Volverá el otoño como un niño triste, arrastrando los pies y con cara larga, jugará con el gris de la tarde, mas tarde, cansado en casa dirá que hasta el cielo a veces tiene la cara triste.

Sepulturero de juguete, ¿Que animal indefenso quieres tapar con tantas hojas?.

Viene el otoño como la memoria de un año olvidado.
leer más   
6
2comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 66

Camino de humo

Hay un camino de humo que dejé atrás.
Hay una flor que dejé tirada en el asfalto,
apresuré el paso y fui a buscarte, y desde entonces la vida no dejó de ser ambigua.
Hay una mirada que abandoné en el tiempo, entre mis poemas.
Y el perdón que surca a través de mis evocaciones, sin poder marchar lejos.
Hay ese amor arcaico, que ni puedo olvidar en el silencio, ni en la vasalla soledad que cada día viene a postrarse a mis pies.
Y entonces, ese camino de humo de nueva cuenta se queda en mi recinto.
¿Y qué hacer? Caminar, o dejarlo marchar entre mis pies.
leer más   
4
1comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 39

Pequeño caos

A veces,
Es necesario que te rompan
El corazon, para que te des cuenta que, darlo todo,
No siempre es la solución
Para ese pequeño caos dentro de ti
leer más   
3
sin comentarios 21 lecturas prosapoetica karma: 33

De aquí a aquí…


De aquí a aquí es quererte así
Agitando un todo sin saber por qué
La distancia ideal que conoce el para qué
La verdad como respuesta revelación frente a ti

Júbilo del corazón al saberte aquí
Vesania que se consume
La elocuencia de caricias
La intuición que se aloja en ti...

De aquí a aquí frente a ti
El temor a la ignorado al palpar la suave tez
Disminuye tiempo espacio el preludio de un beso
Es la tímida armadura que se defiende con gestos

Aromas que deambulan entre el viento
Exhalación del rincón inexplorado
El fulgor exorbitante de pupilas
Memorizan poco a poco nuestros rostros

De aquí a aquí es la distancia perfecta
El calor que delinea nuestros labios
Miradas sin caricias que sonrojan
La magia entre las nubes alborota

El infinito comienzo alrededor de un par
Un cruce sediento de tu mirar
Bálsamo que sella las grietas con aliento
Erizos de piel perpetuos al rosar

De aquí a aquí la cordura llena de locura
Saciada de pasión segundos de travesura
De horas los días de suspiros en par
Felicidad acorralada deseando escapar

Rizos de memorias se entrelazan
Vibran los cuerpos al escucharse hablar
Palabras que sonríen a la libertad
Los choques de trenes con la ansiedad

Si, de aquí a aquí de la mano junto a ti
El corto infinito girando entre dos
Señal que versa en el alma
La unión de vida y amor…



Por: WilyHache®
13 de noviembre de 2018

etiquetas: amor, pasión, futuro, añoranza, locura, deseo, distancia
3
1comentarios 17 lecturas prosapoetica karma: 53

Tres imágenes y un juego

Detrás de la colina se ha arrugado el cielo,
se ha doblado el horizonte en las manos de dios
mudo el campo, testigo de simulacros coloridos.

La luna es solo un punto en el ojo de nadie,
imaginarios paréntesis, nadie somos, puntos en el ojo que es la luna.

El río que miro está hecho de memoria y agua,
recuerdo de una lluvia dulce,
al alba desciende uno
y al ocaso otro le ampara.

El río de las mil aguas,
mejilla partida por donde se escapasen todas las palabras de la tierra.

Detrás de la colina está dios arrugando el cielo,
las manos del horizonte son un silencio hecho de simulacros y colores rojizos,
y el río no deja de bajar mejilla abajo, entre las piedras de la memoria y los árboles del olvido.
leer más   
3
2comentarios 12 lecturas prosapoetica karma: 45
« anterior1234