Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Costumbres

Sentí el frío invierno en
En un lejano junio,es que
Tu partida constituyó a mi
Derrota cuando al ver nuestra
Cama vacía recordaba mis
Costumbres contigo...
¡Yo no lo niego,me duele!
Aceptar que tu no volverás,
Que nuestros planes se hayan
Ido por el inodoro,que en las
Mañanas despierte y no sienta
Tu olor,que tu sabor a café no
Salga de mi mente....
Obsesionado contigo ando,
Caminando como loco,buscando
Consuelo en cualquier trago,que
Me haga olvidar tu recuerdo,que
A veces es un fantasma,que no
Logró ver,pero me atormenta
Causando en mi un trastorno
Agudo preguntándole a dios,
¿Porque te fuiste antes de lo
esperado?dejándome sólo en
El silencio oscuro de la noche,
Con estás malditas
" Costumbres"
DVF-24
leer más   
12
5comentarios 133 lecturas prosapoetica karma: 75

La virtud... es una "Señora"

Ella había adquirido recientemente otro amante, aún, cuando en sus sábanas todavía mojaba la sal de aquél -que hoy- la miraba con expresión indefinible...

Se le acerca por fin y desdeñoso le lanza a la cara:
-Señora es usted un vicio capital y no tanto porque sea excesivamente deseable, y que por lujuria hacia su persona, un hombre sea capaz de cometer muchos pecados; O por la gula y ebriedad que inevitablemente despierta su querer.

¡No!

Es usted un pecado capital porque su sola existencia, su vida misma... ¡es la negación de toda virtud!
leer más   
13
12comentarios 110 lecturas prosapoetica karma: 78

Todos y nadie

Todos quieren un bello jardin
pero nadie quiere plantar flores
todos quieren resultados
pero nadie se arremanga los pantalones.

Lo que facil viene fácil se va
en la era de la facilidad
todo es objeto que satisface
y como todo objeto dejará de importar.

Lo que se rompe se tirará
y por otro similar se remplazará
nada durará una eternidad
y eso parece calmar los errores.

Besos y flores se regalarán
no importa a quien se los darán
mañana quizá todo se perderá
en otra boca con otras flores.

El vivir solo hoy es una comodidad
cuando todos quieren un bello jardin
pero nadie quiere sembrar flores.


Claudia Viviana Molina



12
8comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 71

Alma De Inercia

Tengo tanto que expresar, tengo tantos sentimientos que involucrar que mi vocabulario solamente corto se ha de quedar.
Perdóname por no poder a tu alma saciar y la verdad es que creo,

que ya no me has de necesitar aun así solo quisiera poderte llevar,

allí donde siempre contigo he querido estar y juntos llorar y en inocencia amar,

todo aquello que nuestra mente reprimirá, en el silencio que quedará cuando tu otra vez te cerrarás y mi beso negarás.


Eres inercia alma, te trate de ayudar a encontrar una calma dándote aquella comprensión sin una mayor razón, luego con el tiempo broto la pasión la cual viste como una amenaza fuera de tu corazón, solamente pensabas en aquel temor.

Una cosa nos lleva a la otra y ahora estamos donde estamos, no estamos tan lejos de cierto te lo digo,

pero eso depende totalmente de tus sentimientos conmigo.

Me llamas poeta, pero no entiendes de que eso me mata,

Me carcome internamente y me hace sangrar la mente el ser un amante sin su amor.


Igualmente creo que en esta búsqueda hemos encontrado cosas maravillosas,

Momentos descriptibles como besos y rosas, pero los primeros mueren de viejos y se deshidratan los labios de aquel que los resguarda y las segundas son los recuerdos de nuestro pasado al convertirse lentamente en nostalgia.

Por favor detengamos esto ya y espero que sigas creyéndome capaz de amar.
leer más   
4
12comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 50

Escribir es un arte...

En el camino
de las letras, todo
escritor/a tiene
qué ser honesto
en su trabajo,
con sus lectores,
y en el de sus
compañeros
de viaje de letras...

Respetando así,
su autoría, pedir
permiso cuando
quieras compartir
su obra.
Y no dar todo
por sentado,
cogiendo su trabajo,
poniendo su nombre
debajo, sin pedir permiso...

Los escritores
escribimos con
el corazón, somos
diferentes, pero
nos une, las letras.
Cada uno tiene
su forma peculiar
de poder llegar
a tocar la
sensibilidad, el
alma del lector/a con
sus palabras...

Dejando una huella imborrable...

Hay qué apoyarse
unos a los otros,
de ver lo diferente
que somos pero
lo unidos que estamos,
compartiendo esa
pasión que llevamos
dentro...

Nuestras palabras...

Y quien se
dedica a plagiar,
a coger el trabajo
de los demás sin
permiso, es porque
carece de
esa magia, de esa
esencia que
al escritor/a le envuelve...

Con tus letras el alma
de los lectores
brotan de emociones,
qué florecen en
el corazón...

Y es esa magia
que desprendemos
con tan solo juntar
dos palabras, una
poesía florece,
y envuelve el corazón...


©Derechos de autor
Hilando letras
Isa García
4
2comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 66

Amor Inspirado

Tus besos me dan Aliento
Tus abrazos me dan calor
Eres y siempre serás
Mi único y verdadero amor



Gabriel Antonio Hz
(23/05/2020)

Inspirado en (Jessica Yamileth)
leer más   
5
1comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 63

La Realidad

Espero soñar esta noche contigo,
sentir como ayer que me besas
y tu mirada en mí.

Todo el día espero la noche
para caer en tu recuerdo
y escapar de la realidad.

Quizá es mejor no hacer nada
y dejar que el tiempo destruya,
que el olvido cierre el telón.

Cambiar todo lo que fui
y dejar de fantasear
para vivir la fantasía
para que la realidad no destruya
lo que queda de mí.
leer más   
4
1comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 52

Dulce el agua es

Dulce el agua es
cuando baja de la colina
cuando es limpia y cristalina
cuando de pura, depura heridas.

Dulce el agua es
cuando cae como la lluvia
cuando riega, nutre y fecunda
lo árido de la vida.



Claudia Viviana Molina
7
4comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 92

Soledad con la que carga un niño

El instante cuando la escuela
celebraba bellos momentos,
Aquel lugar donde un niño siempre
Apartaba 3 asientos,
Donde el niño anhelaba poder
Presentar los padres a sus amigos.

En este lugar para mi
el momento más tranquilo ,
Era cuando le preguntaba a la maestra
Si ya puedo retirarme de este sitio.

Siempre que salía de estas reuniones
Me daba cuenta que era él primero.
El que se retiraba para no ver el abrazo
Ni escuchar el te quiero que recibían sus compañeros.

Prefería iniciar mi largo recorrido,
Mirando al cielo e imaginando que mis padres van de la mano conmigo.
leer más   
3
sin comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 35

No es algo terrible, pero dejaste fuera la guerra ¿Dónde están los fantasmas? ¿Dónde está la mierda?

Las historias no tienen moraleja, tampoco salvación. No hay lugar a dónde ir cuando te has perdido. Solo asumir el final, sin final. Sin camino qué seguir. Sin sitio a dónde ir. Solo dar vueltas y vueltas a los recuerdos, tratando de aferrarnos al paso del tiempo, como si así todo cobrase algún sucio sentido.

¿Qué es lo que anda mal?

Nada, sencillamente nada.

Simplemente la vida se escurre entre los dedos como reloj que ha perdido la noción de su propio ritmo interno. Solo soledad. Sin alma. Solo. Soledad.

Nuestros fantasmas se arrastran en la oscuridad de la noche susurrándonos todos nuestros miedos, todos nuestros temores. Es difícil lograr espantarlos cuando tu propia mente te engaña. Ahí, en esa soledad exterior, la selva se te mete dentro, taladrándote poco a poco la mente, hundiéndote más y más en la mierda, hasta ahogarte. Como un río de estiércol que se lo lleva todo. A ninguna parte.

Desperdicios. Eso somos.

Desperdicios, buscando desperdicios para dejar de desperdiciar nuestro día a día.


En las noches más oscuras, cuando nuestros propios demonios nos atormentan, dejamos entrar a los fantasmas que nos susurran la magia de la noche y su hechizo se arremolina a nuestro alrededor. Espectrales mantos de brumas se yerguen y el silencio hace desfilar su sinfonía de sonidos. Los grillos y su transmisión de coordenadas en morse, los estridentes graznidos de las aves, el viento enloqueciéndote poco a poco. La oscuridad abre sus fauces y los pozos te dejan caer lentamente, hasta precipitarte en la suave muerte de la guerra.

¿Cómo está la guerra?

Suave. Se avecina un suave día de guerra.

Te susurra alguien al oído mientras el napalm descarga toda su carga incendiaria arrasando kilómetros y kilómetros de selva ante tus ojos. Y ante el horror de la carne quemada y la madera incandescente, tú no puedes dejar de mirar. En una febril éxtasis que te invita a martillear las letras del teclado como una repiqueteante campanilla que llama al adiós final. La belleza del horror, de la mierda, de la auténtica y rastrera ceniza que queda cuando ya toda la pólvora ha explotado en el lodazal de las caídas con las que patinamos una y otra vez. Hasta rompernos la crisma y quedar tendidos en el suelo. Inertes. Ausentes.

Cantos de espectros que vienen a visitarte cuando la soledad es la única invitada a abrazarte.

Todos escribimos por algo.
Por algún motivo.
Huyendo de nuestros fantasmas.
Dando caza a nuestros demonios.
Poniendo coto a la atronadora hélice en que nuestra mente se convierte cuando la demencia se ha apoderado de nuestras ausencias. De nuestro dolor.
De nuestro triste y patético intento de sobrevivir
a la barbarie
de nuestro destrozado interior.

Nuestra alma está rota.
Nuestra vida no tiene destino.
Lo real y lo ficticio se han dado la mano
y ahora son imposibles de discernir.

Da igual.
Todo da igual.
Y parece que nadie quiere comprenderlo.

La selva se lo ha tragado todo
y ahora solo quedan fantasmas,
demonios
y muertos.


Ahora nos marcharemos
y dentro de muchos años volveremos,
echaremos la vista atrás
y lloraremos
por lo que fuimos
y por quienes dejamos de ser.

Hasta entonces
solo podemos dar vueltas alrededor de un lago
de un pueblo perdido
como una hélice
huyendo de la oscuridad que emana la selva.

Tratando de volver
algún día
de esa guerra
sin salvación
ni moraleja.
3
sin comentarios 41 lecturas prosapoetica karma: 39

Eres

Admitir que lo deseo no es cosa tan sencilla
pero el tiempo nos consume esperando en el anden
soy un vil chubasco mendigando su semilla
como un par de serpientes arrastrándose al edén.

Me consumes lentamente como un último cigarro
Navegando por tus curvas como el viaje del haldeando
los días nos recuerdan que morimos como el barro
Nuestros cuerpos se extravían del laberinto en tus manos.

El furor que nos atrapa nos protege en la neblina
Vuelve a repetir el beso que deseas defender
Aunque sé que me consumes eso ya no me lastima
Eres el único vicio que si da gusto tener.

No te obligo a lo que no, tu controlas la marea
Encontrarte en otra vida me resulta interesante
Cuida bien tu alma que se va en la chimenea
Somos ese par de rosas con los pétalos flotantes.
leer más   
3
sin comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 28

Traición…

Cuando aparezca el velo de la vergüenza opacando la belleza de tu ser mujer, y muestres inquieta con tu mirada lo que ya no quieras en ti ocultar.
Vivirás radiante con mil impulsos por lo que ya no puedas gritar o hablar, sufriendo ingrata la tortura de la ansiedad por vencer la angustia de calmar perdida, el deseo malsano de tu pasión.
Dirás tal vez que me amas obligada por nuestra unión, y aunque tú no pretendas decir te ignoro, yo lo presienta y me dé cuenta del desamor.
Entonces, habrás matado eternamente el alma mía… ¡por tu traición!
leer más   
8
1comentarios 38 lecturas prosapoetica karma: 72

Luna mía

Déjame ser tu sol
Amada luna

Déjame secar el rocio
Sonre tus mejillas de pétalo de flor,
Y encender de nuevo
La tibia chimenea en tu corazón.

Déjame amada luna mia
Iluminar el maravilloso espíritu de tu ser.

Déjame por vez primera contemplar tu rostro
de luba nueva, niña risueña.

Déjame renacer
Perderme en la oscuridad
De tus ojos negros
Recorrer con mia labios
Los volcanes de Venus
Que Dios te regaló.
1
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 6

Lascivia léxica

¿Quién como yo? para levantarte a las 2 de la mañana,
y observar como bailas desnuda entre los robles.
Te molestas conmigo a las 4 y a las 9 volvemos al patio,
a fumar en las pipas que condensan nuestro odio y que se exhalan.
Por lo que, no puedes evitar la voz de la knismolagnia.
Yo soy Apodyopsis y tú eres Gymnophoria, hasta que,
te precipitas y exhibes tu odaxelagnia, moldeando mi carne con pasión,
adjuntándola en las insignias indelebles de nuestro ritual tántrico.
Osas una vez más al recodar mi asíntota, burlándote de cuando
me dejabas en tensión, figurándome una aversión.
Me castigas con faenas, sintiendo desdicha al no percibir una solución,
quedando exangüe, tras jugar ajedrez con el dolor.
Se perturba mi psicología, mi filosofía, por traicionar
mi falta de argot, sustituyendo el placer léxico por el placer lascivo.
Vuelve la noche y otra vez insisto en desnudar, en escudriñar tu poesía,
pero la cubres con prosa y celo, protagonizando la esencia de un oasis.
¡Has de recorrer océanos de tiempo para leerme! Dices
Pero lo que no sabes, es que he leído tus manuscritos antiguos desde hace 69 años.
4
1comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 63

De Soleá, Bulería y Fandango

Me amarga no dominar su armonía.
Ya sin soleá, ni gracia, ni bulerías,
Me falta pasión, es lo que yo concluía.

Estuve buscando, tal vez esperando,
esa nota, esa letra que le dé un tono de afinación perfecta,
pues aunque sea a letra inconexa,
el cantaor no sentía capricho, ni sentimiento por ella.

Así mi alma sin talento y con decisión,
no supo entender cuál era su rango.
Y ella irritada exigiendo una solución,
a mi indigna historia de letra fandango.

Me duele, mi versos no tiene estilo.
No inspiran las palmas, el olé o el arza,
y bailan al son del fracaso en un hilo.

Ya se ha roto la sexta y primera cuerda
de mi guitarra barata y de mi garganta deshecha,
mas ahora no hay estrofa en la que yo pierda,
porque mi pulgar y jondo no me fallan a la fecha.

He de contar del once al diez, pero a mí no me culpes,
Todos seguimos la regla del cante, la música y baile.
De base, la frase al remate ya esperan los 12 tiempos,
pero nadie te cuenta que no cuentan, el arte de su fluidez.

Dale pista al ritmo, con tappin' y clappin',
la melodía se ajusta al jaleo y toque airoso,
pa' crea alegría, sin mutar el acorde al fin.

Me complace y alarde el tono rojo de su vestido pal' baile.
Ese tacón que rompe madera y sus manos con las castañuelas.
No reprimo el instinto sensual pero he de esperar hasta que jubile.

Deja que te estremezca el arpegio y el tango,
para que así nos corteje la musa gitana,
de Jerez que seduce con ritmo y encanto.

Tu palmeas el tiempo y yo te canto las nanas.
El romance me recuerda que tiene que ser con pureza,
solo así el violín revela el misterio y mis ganas.

Yo te lo digo en bulería solo a ti Lucía.
Que sin tu baile y tu belleza cautiva.
Mi alma ya vagaría fuera de Andalucía.

Como le digo a la soleá que la silaba no es adecuada.
Y ofenderte con ripios no expresa mi limerencia.
Por lo que, solo me queda hacerle el amor a mi amada,
mientras desnudo su alma con copla y decencia.
leer más   
4
3comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 68

Restos de un amor aún con vida

De día o de noche
su mirada me atrapa,
aunque los días son malos
confío en su amor,
la espero con ansias
no sé que pasó,
¡Sólo apelo a su voz!
Recuerdo bien lo que dijo,
que me ama.
¡Cómo la extraño!, aún
podría correr hacia ella,
podría amarla por siempre,
pero me desprecia,
se aleja
y no se porque.

Te extraño mucho que todos los días me la paso pensando pensando en ti, en tu sonrisa, en tu hablar, tu voz, te quiero de vuelta, te quiero en mi vida estaré siempre solo, esperando a tu amor.
leer más   
1
sin comentarios 32 lecturas prosapoetica karma: 6

Leer

Son los mares que resurgen, con su forma habitual, armoniosos pero intensos, en el fondo se verán...esas cosas que confluyen...meditando en su interior...en un tiempo que resuena...al compás del corazón.

Emily Tiscornia©
leer más   
2
sin comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 32

Sin ti...

Está lloviendo y hace frío, se acerca la noche y continua el acuartelamiento obligado, no estás cerca y eso hace que mis deseos de verte se acrecienten, no puedo angustiarme pues con ello no solucionaría nada, bonitos recuerdos y una foto me llevan a ti, mágicamente el agua cristalina que cae de las nubes se convierte en música que relaja mi mente, la niebla en el horizonte dibuja tu rostro, tu silueta y tú sonrisa, suficiente para tranquilizarme...
leer más   
2
sin comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 18

Ojitos bonitos

Ojitos bonitos

Dos luceros que brillan al abrirse
Se oscurecen con alegría al cerrarse
Dos ojitos bonitos no hay quien los acaricié
Dos cenderos no hay quien los aprecié

Eres bonita con tu sonrisa, natural
Eres bella con tu mirada, sensual
Eres preciosa con tu voz, así tal cual
Eres hermosa con tu cabello, natural

Las notas musicales salen de ti
En una canción pienso por ti
En una oración te convierto a ti
Mis letras hablan para ti

Por las tardes aprecio tu belleza
En tus ojos miro delicadeza
En tu sonrisa sale la naturaleza
En tu voz siento grandeza
leer más   
6
1comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 67

Amor versus Covid

Qué es el amor sino un sentimiento hermoso que nace de lo profundo del corazón para embellecer el Alma de quien lo da así como de quien lo recibe.

En cambio el Covid es un virus maligno que exige que el o los seres que amas se alejen de ti y te abandonen como perro sarnoso.

Pero yo, tengo la dicha de haber recibido tantos cuidados, a pesar de tener en mi cuerpo ese maligno virus.Absolutamente nadie huyó a mi alrededor sino que tuve los cuidados de mis seres queridos a sabiendas que ellos podían infectarse.

Mi amor, estuvo conmigo desde siempre sin importarle mi condición, lavó mi ropa, estuvo cerca de mí y hasta bebía de mi propia taza. Aunque yo no estaba de acuerdo con esa acción porque sabía que podía perjudicarle, sin embargo el amor fue siempre más fuerte que el infeliz Covid. No repitan esa acción porque no todos tenemos los mismos organismos, unos como fuertes, otros débiles y otros más débiles como grillos.

Tomado de mi diario.
Mga. 250520
Milye Florian
leer más   
1
sin comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 11
« anterior1234