Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Aunque ya

No te bese no te acaricie
No te vea, no te escuche
Tu siempre inspiras mis mas
Bellos pensamientos
convertidos en poesía.
leer más   
10
4comentarios 124 lecturas prosapoetica karma: 99

Luz y sombra ( Octubre mes de la prevención del cáncer)

La luz del amanecer
penetró hasta las tinieblas de la habitación
le encontró despierta y pensativa,
lo más difícil ya había pasado
las lágrimas ya había secado
ya estaba de pie, lista y fortalecida,
y con las armas que trajo al nacer.

Le habían declarado la guerra
enemigo silencioso que no da tregua,
al combate salió, no había tiempo que perder,
y sin desearlo de la noche a la mañana
en guerrera se convirtió

Ni siquiera pensaba cuántas veces iba a caer
ni cuantas veces intentaría respirar para sobrevivir,
pero tenía la seguridad que fuerzas no le faltarían
pues la fortaleza estaba enraizada a su ser...
se abrazaba a quienes le amaban
y celebraría la vida hasta el final

no valía la pena ni quería detenerse
a escuchar voces extrañas
que clamaban por su vida,
o caso eran demonios habitantes
de esta vida que piensan que ellos
nunca jamás les pasará... más no les oía

Sólo escuchaba lo que su mente decía
haciendo eco en sus entrañas,
una y otra vez repetía
apoderándose de todo su ser ...

No sé cuanto tiempo tenga que luchar
no sé cuantos días o años viviré
no sé cuantas veces tenga que sonreír
ante la adversidad,
no sé cuántas veces más tenga que caer.

Pero lo que sí sé,
es que cada que suceda,
tan sólo por su amor .....
¡Me levantaré!

MMM
Malu Mora
leer más   
14
9comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 104

Sin libertad...

Lejos de la vida que
Ausente el silencio
A gritos de la muerte
A pasos del universo
Fronteras en soledad,....
Los días infinitos, bajo la utopía del tiempo
La naturaleza hambrienta...

Las lágrimas bajo las tumbas...
leer más   
16
5comentarios 88 lecturas prosapoetica karma: 101

La Daga en la Espalda

*

Y a veces, con la punta filosa de la espada en mi espalda, vuelvo la mirada al firmamento.



¡Dulce sabor del alma!
¡Aire cristalino de las pupilas!
¡Vid de la existencia humana!



Me atestiguo en la luz que florece sobre mi cuerpo y vivifico en sus palabras, cúal suave vaivén, danzan sobre la inquieta hojarasca.

El alma oprime al corazón y viceversa y las manos ansiosas buscan la pluma.


¡Se siente la magia incorpórea que divaga inquieta!


Y de pronto, florecen los versos, que en forma de lamentos abandonan el cuerpo, dejando un corazón hecho tormento.

Y retornan los sueños que creí inservibles, y la sombra oscura se torna cristalina, y la luz florece desde el socavón de mis pupilas.

Y se comprende...


Que los ángeles no son aves que vuelan
Que la luz de la mirada es el reflejo del alma
Y el llanto que desencaja el rostro, no es más
Que la daga clavada en la espalda



* Imagen tomada del muro de Islam Gamal.

Luz Marina Méndez Carrillo/12102019/Derechos de autor reservados.
8
3comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 94

El vuelo de la mantarraya

En nuestro taller
un poema,
su nuevo poema,
la creación del mundo:
«El Poema».
Ya estamos
deshojándote, otoño,
para que no se note
que de regalo traigo
ser discreto en público,
aprovechando los anuncios
que no se materializaron.
Un corazón nuevo
buscaba entre sus libros.
Mas desgastada, recuerdo,
un objetivo en mente portaba
en un agujero:
la herencia de sus ancestrales…
¡mi imposible!
Sigo caminando por tus esquinas,
en mi nivel más difícil,
al alimón:
independiente y poder;
pensar diferente
en el vuelo de la mantarraya,
colección de monografías
conforme a la ética del fracaso, un ideal.
De aquel hechizo:
evolución,
un oscuro lado
amanecido, transformado,
llueven en los ojos
por la majestuosidad de la misma,
el contenido es mucho
al final de esta línea discontinua.
Qué gracioso, parece,
de una repetición baldía
el león rojo de la danza
conoce la realidad;
la vida no debería ser
el sueño de mi muerte,
para cruzar la puerta secreta.
El primer juicio,
oh, la noche,
el infinito en un junco,
en una noche lluviosa.
La… ¡eternidad!... acaba al principio,
termina al final, comienza
contra la inveterada costumbre:
memorias,
confesiones,
un esbozo de su personalidad.
¡Ay, las prisas! ¿Y los prejuicios?
No es casualidad
esta simulación:
sentido,
el fantasma de mis años
ebrio de victoria;
y falta que me hacía.
Buenos días, desafío.
4
4comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 55

Guasón

Las circunstancias son importantes, pero pocos son capaces de entenderlas, solo fluyen con ellas. Pocas veces giran la cabeza a sus espaldas, solo importa que hay al frente.
Un pasado de mentira. Te engañaron por tu propio bien. ¿Por tu propio bien?
El sistema, atento solo de tener bien aceitada la máquina. Un engrane roto se podrá reemplazar, se podrá desechar.
Incapaces siquiera de disponer de tu vida apropiadamente, si alguna vez serviste, eso no importa. Ya no generas beneficio para "la sociedad".
Te quebraste, más no dejaste de ser funcional. Has sido asignado a una tarea que no será para la idea original.
Ahora encontraste que sirves para otra finalidad, pero deberás mutar, te tienes que transformar.
Él tomará el control, y tú deberás esconderte, llorar tu pena en silencio. Sufrir oculto tras el maquillaje. Lo sabes, no sirves así como estás.
Desarrollaste tu propio ritual a través de un singular baile. Y esta vez será el último para ya nunca regresar.
No entiendo tu demencia y espero jamás afrontar las circunstancias que te llevaron a ella.
Algunos te devuelven la sonrisa porque se identifican así mismos, te esperaban como la confirmación de lo que sabían. Otros huyen porque odian distinguirse en un reflejo de tu imagen. Son conscientes que existes en ellos.
Arthur, la jaula rota e irreparable te dejo salir. Los demás aún te contenemos.
La fortaleza personal es importante y cada uno hará su mejor esfuerzo con la esperanza de que las circunstancias jueguen a favor y no en contra.
Tendremos la oportunidad de actuar a tiempo y una respuesta específica a las circunstancias podría ser clave:
Yo sé que lo saben y les pregunto ¿Qué tan fuerte ríe ahora su joker interno? Ese que vive al lado de su tristeza.
4
1comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 45

Dejo

Dejo atrás aquella aurora y su crepúsculo acechante

Dejo atrás mis pasos que no hicieron marca de regreso.

Dejo la sombra viva de los pájaros y las nubes, también la mía.

Dejo atrás el tiempo perdido y encontrado, el bálsamo de tristezas,
el corazón partido en tres sobre durmientes.

Dejo un sueño esparcido y ceniciento, mezclado con la lluvia de este otoño sin lealtad.

Dejo también una conquista que fue en vano, y el sereno esplendor de mis palabras.

Dejo las incógnitas liturgias del olvido, y una esquirla fugitiva, que es un semi abrazo que no alivia.

Dejo los estériles rencores de bolsillo, un botón huérfano de ojal, una esperanza bastarda ojalá.

Dejo atrás las mínimas ausencias, y los grandes desamparos. La gloria esquiva y onerosa.

Dejo el relampagueo de mis ojos, el ladrido del silencio; ese estruendo que espantó a Zeus.

Dejo atrás la cobardía y su consecuencia, también la osadía y su imprudencia.

Dejo los despojos de la muerte, la ochava del recuerdo gris con su nostalgia trepidatoria.

Dejo los hombros que sostuvieron la corpulenta noche, desmayada en la avenida.

Dejo, además, todo eso que nunca pude ser, para recobrarme en mi revancha de fantasma.
leer más   
3
1comentarios 38 lecturas prosapoetica karma: 34

Mi ausencia...

Duele el alma
Agua bendita corre por el silencio de mi espalda
Llora la vida
Caen pétalos de papel del olvido de las palabras
La habitación vacía
Gusanos comiéndose mi corazón
Ladridos del pastor, al olvido de las olas.
leer más   
6
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 89

...

Todavía me hundo
en pretenciones
... preciosas .

Cerca del derrumbe
... te adentro . Hondo .
En mi rumbo ...

canahlla
5
sin comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 93

No sé cómo describirlo

Después de hacer el amor contigo, ahora estoy aquí, sentada en un banco viendo a la gente pasar y me pregunto ¿Cuántos como yo, vienen de pecar? Sí, de estar con alguien que no sabes qué papel juega en tu vida, y lo único que está claro es que, quiero que el tiempo contigo pase lento, pero mira, hasta temprano me has dejado en casa hoy. Es un lío, de esos difíciles de resolver, porque tu sonrisa me llena lentamente de ternura, de amor y pasión por tenerte hasta siempre a mi lado. Pienso en ti y mi mundo se llena de magia, y qué daría yo porque se llenara de mi realidad soñada, que me despertaras con un «buenos días», aunque fuese en el móvil o que yo me sintiera a gusto dándotelos a ti, pero ni eso, cuando cojo el móvil para escribirte, me tiemblan las manos y lo dejo a un lado, por el temor de obtener una respuesta que sé, va a doler o quizás no, pero no me atrevo, porque no quiero dejar de verte y sé que si me dices que entre tú y yo es solo sexo me iré, sí, me iré hacia donde no debí haber salido...
4
3comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 58

"Melodías"

Cómo vivir sin ti
si eres la misma melodía
que de tu piano mana,
me transportas,
cada tecla que tocas
resuenan en mí alma,
cómo paisaje de un
infinito azul.

Y abrazo la luna
bailó y mis pies
acarician el suelo
tan mágica es tu música.

Dibujo tu nombre y el mío
en el piano de nuestro encuentro.
El telón cae, el público aplaude.
Nosotros seguimos
nuestra melodía
en sonetos de amor...
leer más   
9
3comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 97

usted que sabe

Usted que sabe del hambre que sienten mis ojos por ya no mirarle.
De la sed que los marchita por tantas lagrimas que se han ido en llorarle.

Usted que sabe de mis manos que tiemblan con tanto frío por su ausencia
De la enfermedad de mi mente de tanto extrañarle su adorada presencia

Usted que sabe de mis días de poco sol, de mi sonrisa de farol apagada
De mis noches solitarias, de mi café que se enfría, de mi alma cada día más acabada.

Usted que sabe de mi nombre, de mis recuerdos, de mis delitos y pecados
De mi manía a la soledad, de mi colección de libros viejos, de mis sueños truncados

Usted que sabe de mis lugares favoritos, de mi ansiedad que me angustia por las noches
Solo sabe que le escribo, con poca o tal vez mucha melancolía prendida a sus desprecios y derroches.

Y ahora solo se que me lee igual que a un libro en blanco, como un recuerdo que ya no sucede
Ahora se que tengo que marcharme con mis manos pobres, con mi cariño torpe, con mis melodías de medianoche
leer más   
5
1comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 63

La cordura de un loco de atar

La cordura de un loco de atar
Quien ató su cuerda a un cabo y navegó el mundo sin ella
leer más   
2
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 12

No te vayas todavía

No te vayas todavía, aún no sueltes mi mano.

Te necesito más que de ñiña y te solía confiar mi cometa para hacerle cosquillas a las nubes en esas tardes de siesta donde me enseñaste lo que es soñar.

No te vayas todavía, aún precisó tu abrazo .
No sé decirlo en palabras pero por más malo que sea mi día, no hay guerra que se resista a la paz que tu me das.

No te vayas todavía, aún me salva tu escudo y así poder enfrentar el lado oscuro del mundo, lleno de miseria y crueldad.
Fuiste sos y serás mi héroe incondicional.

No te vayas todavía, aún preciso tu guía, libre de pose y maldad .
No hay oscuridad que no se apague si sé que a mi lado estás.

No te vayas todavía, aún déjame retener el barullo en la mesa ;el café en tu falda, los domingos de misa, tu amor incondicional.

No te vayas todavía ,quédate un poco más, déjame ser egoísta que el cielo puede esperar.



© Soy Así. Todos los derechos reservados.
leer más   
4
2comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 59

Nada

NADA


En los altares del tiempo
Duermen deseos de plata
Son aquellos que, desde siempre,
A los hombres acompañan.

Son anhelos que en un tiempo
Tan próximos a nosotros estaban
Y con el pasar de los años
En quimeras infantiles
Se volvieron a cada paso más lejanas

Y queriendo abrazarlas,
Deseando que los deseos
Por fin se realizaran,
Seguimos viviendo en un cuento,
Seguimos esperando esperanzas

Y el tiempo que es dueño y señor de las ansias
Escribe con frases profundas
Que nos dicen en susurros
Que venimos de la nada

Y con la nada nacemos
Y con la nada luchamos,
Y es la nada, que lo es todo,
La triunfadora de esta chanza

Y queremos ser algo,
Y en ello nos afanamos,
Y al final todo es lo mismo,
Sólo un reflejo de nada

Y después, que todo pasa,
solo nos queda una baza
Una migaja de vida
Un sentimiento que brama
Los gemidos tan difusos
Con los que se queja el alma,
Y acaba por fin la vida
Y entonces sigue la nada

Y ya no tenemos nada
Sólo nos queda el recuerdo
De lo que quiso ser y no es nada
Y en la nada me disuelvo
Vuelvo por fin a la nada

He dejado mi camino
Lo he intentado con mis ansias
Sólo esperando que un soplo,
Soplo postrero de alma,
Recuerde cómo me fui
De mi tiempo y me fundí con la nada.
leer más   
2
sin comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 20

La alberca

LA ALBERCA


Yo no te ofrezco la Luna
Que se refleja en la alberca
Ni las estrellas curiosas
Que se contemplan en ella

Solo te ofrezco mis manos
Que no saben nada de estrellas,
Ni de lunas reflejadas
En refulgentes albercas

Son manos en las que apoyar tu cabeza
Son esas que te sujetarán con firmeza
Mientras reposas tus sueños
Junto a mí, si tú me dejas

Olvídate de la Luna
No pienses en las estrellas
Deja que mis manos hagan
Un cielo entero para ti, morena
leer más   
3
1comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 40

De soledades

Salió a la puerta, quiso saber de alguien
por si lo visitaba.
Solo advirtió el camino de la luz
el reflejo de la luna sobre el agua
Sintió al fin
una inmensa compañía
leer más   
5
1comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 57

Dolores

Dolores...
Te casas hoy...

Hoy emprendes un vuelo
más alto con el pájaro
de tu vida...

Juntos volaréis tan alto
como podáis,
esquivando vientos en contra,
temporales que os harán
temblar,
pero con las alas bien firmes
para continuar el vuelo juntos.

Feliz vuelo, Dolores,
con el pájaro de tu vida.

Salvador Periz Nogueras
leer más   
4
1comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 57

La pereza

Jamás existió el fracaso; sólo es “Pereza” al éxito.

Nunca existe el miedo; sólo es “Pereza” al riesgo.

No existe la soledad; sólo hay “Pereza” de aceptar la compañía de alguien o algo.

No existe la ansiedad o la angustia; sólo hay “Pereza” para desapegarse del pasado y el futuro.

No existe la mediocridad; existe “Pereza” de asumir el liderazgo y responsabilidad en algo.

No existe la independencia; sino “Pereza” de compartir las virtudes o cualidades que se ostenten.

Nunca existe la envidia; sólo existe “Pereza” de aceptar con humildad y generosidad el éxito ajeno.

Nunca existe la melancolía; sólo es “Pereza” de vivir con regocijo, ganándole la carrera a la depresión.

No existe el engaño; sólo es “Pereza” de aceptar la realidad.

No existe el temor a la muerte; sólo es “Pereza” al desapego material y a los pecados.

Jamás existe la timidez; simplemente, es “Pereza” de arriesgarse a hacer el ridículo y ganarse el respeto de los demás, por tener suficiente amor propio.

No existe el temor al infierno; sino “Pereza” para creer en deidades.

No existe la procrastinación; sino “Pereza” de actuar en el momento presente, para lograr al instante, lo que se tiene merecido ahora mismo.
leer más   
2
sin comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 14
« anterior1234