Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Ultimátum

Es desesperante la situación en la que nos encontramos, en medio del dolor de nuestra separación. Es una tortura el tenerte así, tú viviendo en otro lado y yo aquí, privandome de ti, anhelando siempre el obtener tu amor, suplicando que me brindes al menos un poco de tu tiempo y vivir contandonos los besos, limitando las caricias, conteniendo la pasión tan grande que a nuestro cuerpo invade.
Ya no pienso volver a pedirte que dejes todo y te decidas a ser mía por completo. Esta será la última vez que lo hago. Pues han sido tantas ya las ocasiones en que te he pedido y suplicado que te entregues a mi amor. Y no podré ya más a esperar.
Y tal parece corazón que tú no sufres tanto como yo. Que no te desespera el aguantar de un día a otro para vernos. No sabes tú como detesto llegar todas las noches a mi casa y al ocupar mi cama, sentir que me haces falta. Y mirar muy grande mi pequeño cuarto, sentirlo inmensamente frío. Y mencionar tu nombre en mis adentros. Y de tanto recordarte, materializar mi pensamiento, obtener todo tu amor y aprovechar tu tiempo.
No esperes más, cariño mío, esta es la hora y el momento de vivir juntos, de darnos todo, pues ni tú ni yo somos dos niños, nuestro destino es el mismo. Tú me amas y yo a ti. Y no creo que sea justo que tengamos que sufrir.
Confía en mí, amor, créeme que estoy dispuesto a darte la seguridad y el calor que tú esperes y además podré satisfacer lo que anheles.
Si tú deseas, lo podemos intentar ... Ahora y ya.
3
sin comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 32