Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El Ultimo Poeta Maldito...

La oscuridad llegara a tu vida en forma de chiste decadente y vulgar;
cubrirá el cielo de un mar negro y pintara las nubes de truenos,
no existirá angulo al que puedas observar sin que la distorsión del sin sentido se exprese a vista y respiro de tu posición.
El suelo sera una eterna arena movediza con granos de aburrimiento tragándote.
Las personas no serán mas que maniquíes industriales
caminando en un rumbo preconcebido por la maquinaria de intereses terrenales que nos venden los medios codiciosos del ego,
los días se verán reducidos en un repeat de actos funestos
sin mayor trascendencia a la equivalencia de un ahora sin disfrute,
los segundos pasaran trotando a merced de la nada,
y las horas desapercibidas moldearan los días en ladrillos
que construirán muros de años disminuyendo la vida en martirios,
reconocerás la belleza estética como acto siniestro de la estupidez,
y todos los viejos que leíste se quemaran en la hoguera del aprendizaje desperdiciado.
La sabiduría corresponderá a la locura
que con vehemencia imprimirás
a tu filosofía nacidas de vísceras y alma.
y esa misma es la única que permitirás abrazarte.

El desgano se convertirá en un grillete pesado sobre tus canillas imponiéndote el avance,
los arcángeles de la muerte te rodearan y clavaran sus sables de fuego azul sobre tu pecho con dirección al corazón,
solo de ti y tus maniobras dependerá el daño que estos puedan causar.
Escucharas el eco de las lenguas en fuegos augurando tragedias
sobre tu dirección,
las flores de plata se marchitaran
buscando la herencia de tu rendición
y las pesadillas le ganaran la pelea a los sueños.
En este apocalipsis personal
Trent Reznor, John Frusciante, y Omar Rodríguez-López
tocaran el réquiem eterno como banda sonora;
procura tomarlos como ejemplo para salir de este vació:
todos perdidos en la desolacion y los extremos,
para luego reencontrarse en el arte y la vida haciendo lo que mejor saben. Cualquier duende oportunista
llegara con la ilusión de la salvación
aprovechándose de tu aflicción para ganarte en razón.
La depresión lloverá en forma de agujas hirviendo,
cavaras tu tumba y si eres ingenioso;
al mismo tiempo la salida de escape.
Si nada es suficiente el mismo Ares vendrá por ti practicando su demagogia para apoderarse de tu alma
te ofrecerá Aztlan con todo y el trono
aunque solo tenga Oceanía con todo y sus ministerios,
de ti dependerá resplandecer mas allá de la muerte
y pasar por sobre cada uno de los obstáculos,
sabrás que sin heridas nunca se sale de una lucha a muerte,
sabrás que si peleas con el corazón nada sera mas que tu.
En cuanto al amor seguirá siendo lo que siempre: La fuerza mas poderosa existente; tanto para crear, como para destruir...

A mi la luz no me alcanzo,
me convertí en la noche,
mis colores trasmutaron a blanco y negro
y ahora yo soy la maldita sombra de todo esto,
me rendí desde antes de comenzar
pero a mi no me hicieron esclavo, ni los deje salir en victoria.
Todos los días peleo con Ares y escojo la melodía que tocaran los músicos aquí.
Ya nunca volví a dormir
pero por lo menos mi insomnio titiritea las pesadillas,
absorbí las agujas hirviendo para usarlas de mondadientes,
y la arena movediza del aburrimiento
la convertí en una espesa alberca de porquería de mi propiedad.
Aquí no se ve la luz, quizás esa sera mi maldición; nunca pisar Aztlan.
Ahora mis manos solo conducen al infierno y tengo las letras de testigo resguardando mi verdad...

etiquetas: epopeya, narrativa, prosaico
7
sin comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 46