Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Diferenciarse

Crece mi vida, crece;
Que el tiempo se cansa
y tu sol se oscurece.
Vuela mi cielo, vuela;
Que el cometa se esfuma
y tu rostro se duerme.
Fluye mi amor, fluye;
Que tu río se estanca
y en laguna te conviertes.
leer más   
15
3comentarios 98 lecturas prosapoetica karma: 78

Error

No existe el error. El error está, precisamente, en pensar que éste existe.

La vida es una bifurcación continua. Un camino de sabiduría interior. Un camino que sin haberlo empezado, se conoce el recorrido.

Unas raíces profundas, que se entrelazan en el tiempo.

Una transformación de dentro hacia fuera, allí donde la manzana y la serpiente se reencuentren en la belleza del paisaje de la consciencia.
leer más   
5
2comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 66

Hay que saber buscar las razones

Estoy tecleando las letras al son de la música electrónica, sin saber muy bien qué pinto aquí a estas horas de la madrugada cuando no sé ni qué hacer con mi vida. Apuro el cigarro mientras el humo se escapa por la ventana. Sopla viento. Fuerte. De este que hace que te coja el frío pronto, y resulta incluso, en ocasiones, desagradable. Pero bueno, es lo que hay. Me digo mientras miro a través del reflejo sucio que el cristal me devuelve de mí mismo.

Aquí estoy. Tecleando, a las tantas de la madrugada. Mientras escucho a Basshunter a todo volumen en los cascos y dejo que la música…
8
3comentarios 92 lecturas prosapoetica karma: 82

Soy el flautista mágico del cuento...

UN TROPEL de emociones
invaden mi corazón.
Soy el flautista mágico del cuento
que en la densa madrugada
entona notas musicales
persuasivas y encantadas,
líneas de estrofas blancas y oscuras.
Ah, el fuego fatuo del deseo carnal...
La trova medieval se cuela por el sendero
del morichal ¡Ortiga primaveral!...
De hinojo y onoto es tu aliento abrazador.

En esta tibieza y lúgubre soledad
un enjambre de soles en pleno ocaso
penetran con listónes de sueños
el hangar de susurros de los amantes sin rostros,
que juramos ante el altar del bosque tropical amarnos…

leer más   
20
5comentarios 85 lecturas prosapoetica karma: 77

recuerdo

Tu perfume es la esencia,
Del amor que Ella tendrá,
Ya que tú la desesperas,
En un tibio manantial.
Pero luego con sus ojos,
No percibe tu mirar,
Ya que Ella se da cuenta,
Del fantasma de Julián.
Y por eso suspirando,
Se recuesta en el diván,
Con los ojos bien abiertos,
Sin parar ya de llorar.
Una cosa te aferra,
A su vida una vez más,
Un pequeño formalismo,
Que le diste en navidad.
Es tu ausencia la que Ella,
Con tu anillo una vez más,
Revivencia con paciencia,
Y así poder pasar,
A un Mi en su vivencia,
Ya que Sol no estará,
En ese juego de cuerdas,
Que admiraba al escuchar.
4
sin comentarios 50 lecturas prosapoetica karma: 72

Falsos silencios

Falsos silencios
que tambalean el alma
y con ello,
la calma...

Salvador Periz Nogueras
leer más   
18
16comentarios 145 lecturas prosapoetica karma: 92

Estar enamorado

Estar enamorado

Enamorarme hasta que se me sequen los huesos,y el corazón estalle en una fiesta de alegría,que no pueda dormir, desvelado por sólo uno de tus besos,que no coma,se me quite la sed, eso en pocas líneas es estar enamorado....
leer más   
12
2comentarios 115 lecturas prosapoetica karma: 67

Peces

Tal vez somos peces en un desierto de palabras
Un tierno río que se muerde los talones del tiempo
Una mariposa de piedra en la llama de los deseos
Una luna roja bajo las pestañas de la noche
Cuando los colmillos de un amor nos arranca suavemente el corazón del centro
No ladramos en vano al silencio para no estar solos?
Levemos anclas que arrecian los miedos y nos sentimos más seguros en los brazos del pasado.

PD. Imagen copiada de internet, no se quién es el autor.
leer más   
14
6comentarios 96 lecturas prosapoetica karma: 82

El Palomo

Un palomo,
que había puesto su morada
en el alto campanario,
y era testigo de todo cuanto
en nuestro pueblo sucedía;
decidió un día
convertirse en escribano
y puso alas a la obra:
Se hincó el pico en el pecho
y arrancó una pluma,
y al amanecer,
cuando un niño betunero,
dormidito,
se estremecía por el frío,
descendió el palomo
al parque de los mil recuerdos;
con sus alas calentó, al menos,
las manitos del pequeño,
y consiguió prestada
una tapita con tinta negralagua.
Con pluma y tinta,
al reverso de una carta de amor
traída por el viento,
comenzó el palomo
la crónica del día:
"Amaneció el amor
fragante, bella flor;
la gente se levanta,
la luz renace y canta"
leer más   
24
14comentarios 118 lecturas prosapoetica karma: 82

Bullying

Observo la frágil mirada oscura de la asustadiza niña y comprendo:
Debo reconciliarme con su verdad para poder vivir mi vida en plenitud; debo viajar a través de sus miedos infantiles y escucharlos con atención; debo acariciar su brillante pelo mientras ella expresa sus emociones y las llora; debo protegerla, acompañarla, decirle que todo estará bien, que no escuche las siniestras voces que le repiten que no vale, que es fea, que es rara...
Debo comprenderla, ayudarla, enseñarle a tejer una reluciente armadura con sus antiguos miedos.
Esa débil niña que me habita se ha convertido en una auténtica guerrera que espera el golpe de pie; nunca más, de rodillas.
De rodillas, nunca más.
leer más   
5
2comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 78

Frío y calor:

(Doble Shadorma)

Invierno
Contradicción…
Gusta a unos
Y a otros no
Cuando tú estás conmigo
¿Qué importa el frío?

En nuestro
Nido de amor
Sin corchas
La piel
Tu y yo vientre con vientre…
¡Horno y calor!
@Saltamontes (15/01/2020)
17
13comentarios 139 lecturas prosapoetica karma: 78

Los últimos momentos

Los últimos momentos de un moribundo

Son como libros abiertos, leídos sin leer.


Pueden los moribundos ver a sus seres

Fenecidos y hablar con ellos sin hablarles de verdad.


Es que hablan en el presente y gozar de su compañía,
Sin que nadie les reproche o diga que están dementes.


Es que se debe disimular para no atormentarlos,

Es mejor que se vayan en paz y actuar para ellos

Como si fueran verdad que los espectros les han

Venido a ver.



Copyritgh Milye Florian 130120
leer más   
16
4comentarios 108 lecturas prosapoetica karma: 70

Días de suburbia

Cuando te veo no te conozco, pero te recorro y me arropo.

No sé quién eres, ni que pretendes.

Aunque si te exploro, no me acongojo.

Pero me aparto y te añoro.

Adónde vas querida ciudad, que de pequeño por tus calles, me viste pasar.
No obstante, me fui un tiempo, y no te reconozco ya.
5
sin comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 72

Dos Shadormas para un te quiero

(Shadorma)

¡Te quiero!...
Me susurraste
Al oído
Tan tierna
Como un amanecer
De sol sin nubes…
Tu voz
Fue tan sublime
Y suave
Cual plumas
De deslumbrantes aves
Haciendo el nido
*
@Saltamontes. (14/01/2020)
14
6comentarios 103 lecturas prosapoetica karma: 92

Respira hondo...

RESPIRA hondo y sin prisa
exhala cómo lo hace el mar azul
cuando agita el murmullo de las olas
en la cima de un cielo ceniza.

Escucha las voces del más allá
aquellas voces que hace tiempo
cuando niño disfrutabas
y te empujaban a continuar...
A no desfallecer....

Relájate, controla tu mente...
Las gotas de sudor delatan dolor
y lo único que puedes hacer...
Es envenenar tu espina dorsal.
Que revienta en llantos desesperados
somnífero del recuerdo ...
>>>>>>>infernal momento
pintando las paredes del pensamiento.
leer más   
20
4comentarios 110 lecturas prosapoetica karma: 71

Espinas en el alma

He visto tantas veces llorar la luna
Me he reflejado en la luz del silencio
Como si fuera un cuerpo inerte he pegado mis pies a los recuerdos
Y me he de perder, bajo las lágrimas del tiempo.
Y me he de encontrar bajo la mar.
Cuando el corazón ladra, la mar es alta. Cuando el alma empuja, el infierno es anchó. El cielo se cierra.


Ivka Mendoza.
leer más   
22
6comentarios 142 lecturas prosapoetica karma: 81

Comentario:

(A Piedrocidad maldita (de @ChaneGarcia)
Los pensadores se petrifican pensando, y petrificados ya, no quitarán nunca más su dedo de la barbilla; continuarán perennemente pensando; siendo huella de sus pensamientos también petrificados porque, en ellos está Él, que es la piedra y lo es todo, creado y creador a su imagen y semejanza; visible y no, pero siempre haciendose sentir en todas partes... y escuchado... como el viento, la lluvia, el mar... el rayo, el trueno... los temblores... y el eco de las piedras.
Tu poema me ha encantado, Chane.
Un fuerte abrazo petrificado.
@Sltamontes
12
sin comentarios 124 lecturas prosapoetica karma: 79

¿Nada que ganar?

Recinto de silencios vivos o mejor conocidos como bibliotecas.

Suelen ser la morada de los ausentes sociales, que a menudo, suelen ser cuestionados por ser diferentes. No sé qué quieren, pero sí sé que pretenden. Porque más que desear o querer, solo piensan en saber.

Pero para otros que saben que querer; Ha estos ausentes,

Les da igual perder.
6
sin comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 85

¡A la Brisa de la Noche!

*

Se abren las pupilas a la brisa de la noche, a la luz de la aurora boreal, a la furia del cenit.


¿Qué puedo esperar? ¿Qué alegría o tristeza esconde cada amanecer?


Apareció el eterno interrogante. La sed del alma, la angustia del corazón. Busco dentro de mí, y la luz de las palmas de mis manos se extiende al infinito.

Invade mi ser gratificante sensación, y entonces, el fruto de los sueños, la gloria de los días, y al unísono, penumbra de recuerdos y amargas sensaciones, aflora cual llama ardiente, cual alma penitente.

Retrocediendo en mi memoria y detenida…
10
4comentarios 114 lecturas prosapoetica karma: 73

¡Abnegación!

*

El llanto que inocente rueda por las mejillas, cumple a cabalidad su vocación. Dulcifica la tersura y tibieza en el rostro y sana la piel ajada del alma.

Se abre en consecuencia, gloriosa ramificación de perfumados pétalos, que en suave vaivén, esparcen sobre la red venosa del orbe, dichosa gratificación, y al unísono, adheridos quedan, en el ímpetu del aire.

Es delgada la línea que mirándose bifurcada, nos arrastra por senderos equivocados. Bueno es, y panacea del alma, ayudar a quien lo necesite, y en nuestras manos, lograrlo. Muy distinto, sacrificar la propia esencia,…
10
sin comentarios 122 lecturas prosapoetica karma: 69