Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Reflexiones

Adonde va,

El aliento de pena

del pecado.

Adonde la luz del desolado.

Adonde van

Las huellas

del deseperado.

El caos del ordenado.

Adonde va,

La vida del que renuncia.

El consuelo

del que no sabe llorar.

Adonde los colores,

de aquel

que ama

sin forma ni convenio.


....Sueños.....
leer más   
17
16comentarios 117 lecturas prosapoetica karma: 84

Aquella que mi alma ha de encontrar

Hoy caminamos con poder, con poder otorgado por nuestro deber.
Hoy bebemos tragos de miedo y ayer lo perdimos todo.
Ayer llorábamos lagrimas azulejas, hoy secamos nuestras mejillas y mañana curamos nuestras heridas.

Promiscuidad del alma rechazada, llantos ocultos a la mayoría salidos en una melodía, pura poesía.
Caminar del solitario en un mundo de opiniones, lloro del débil en medio de la agonía, el hombre no nació para estar solo pero tampoco para ser infeliz.
Viaje a través de ese valle, el valle del alma y la verdad, de la completa sinceridad, de saber amar.

Amigo mío al otro lado de mi espejo, que miras con pasión el reflejo de tu llanto. Tu que escuchas estos versos prohibidos, a ti te tengo una historia que contar, aquella que a mi alma ha de encontrar.
leer más   
13
6comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 74

Igual nunca vas a poder saber si tengo consciencia o no

El plan del universo desde el principio era confabular para que a nadie le importara nuestro destino.
Juntar moléculas y convertirlas en rocas o en cuadernos, o en autos o en montañas que luego se rompen; juntar personas y convertirlas en familias, que luego también se rompen.
Darle al planeta naturaleza y a los humanos libertad para acabar con ella y con ellos mismos.
Acumular carbono y oxígeno en un globo de 510,1 millones de Km² que de lejos se ve azul, y de cerca se siente solo.
Lanzar cometas vigilantes hacia todas las galaxias a velocidades altísimas para stalkear todo lo que…
6
sin comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 67

Son solo sueños

Con vívidos colores son mis sueño; algunos tan claros como la más pura de las aguas, otros tan extraños, difíciles de interpretar.
Me gustan mis sueños, los quiero, por eso los escribo para volverlos a soñar, solo los aromas no los puedo recoger.
Y cuando arranca el día y vuelve a mi la conciencia sigo soñando y lo mismo me gustan y quiero esos sueños, A ellos los llamo „Mis Pensamientos“.

Sueños y pensamientos los escribo así: exactos, sencillos, sin acomodo de palabras o ideas. Son expresiones de mi alma, que ama a la luna y el mar, la pinta de color, que el canto de los pájaros trata de imitar; que ríe, pero también teme y nunca está sola, la acompaña la siempre soledad y tiene dos grandes amigos: El Cielo y La Noche.
leer más   
14
4comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 77

Espacios de Libertad

La música celestial es un canto al destino
que siempre está por llegar y se le ofrece
al caminante que tiene pasos del camino
que tiene que encontrar, pues se carece
de ellos si creemos que está, y se convino
que todos “llegan a Roma”, pero merece
la pena saber ¿cómo llegar?, y ese divino
cuadro hallado marca lo real, que mece
el contraste si está a modo parcial y vino
el creador de pasos a decir, “si endurece
la vida el horizonte terrenal” y el espino
debe superar, y dice el poeta, “enderece
siempre el rumbo, y aunque sea cansino
o por muy duro que pueda ser”, parece
que…
leer más   
9
2comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 84

Yatziri

En el centro, una gran mesa arqueada iluminaba el recital. Los doce candelabros de oro y rubí, empotrados en la pared, simbolizaban los doce reyes del séptimo cielo, al igual que las doce sillas finamente decoradas, situadas a lado y lado de la mesa.

Delicados golpes se oyeron en el umbral de la eternidad. Un guía vestido de blanco rebosando juventud, se hizo visible.

Depositó sobre la mesa una jarra de vidrio cincelado y flores doradas, dejando caer sobre la misma, esferas de purificación de cuyos colores difuminaba paz y sanación. Sin más, dando vuelta, desapareció.

Aun…

6
2comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 72

El cuarto azul

Era una casa antigua, con un patio extenso y largo. En el centro de dicho patio, se encontraba una alberca con acabado de ladrillo y una pequeña fuente, la cual cumplía doble función: por un lado, era ornamental y ambiental, y por el otro, lugar de reunión de las mujeres del hogar para lavado de la ropa. Vivía en esa casona, una niña de cuatro años de edad.


Una habitación de dicho inmueble, se había arrendado a una familia integrada por padre, madre y tres hijos varones. Ésta señora, sentía un amor casi maternal por la chiquilla, y en aquellos impulsos, decidió hacer para…
8
4comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 69

Párrafos, 2

Gotas de lluvia sobre el tejado, lágrimas de ventanal, mis manos al otro lado del cristal, mientras descienden sin poderlas tocar y fluctúan dubitativas y se preguntan si acaso se conocieron más arriba, antes del momento del impacto, cuando el dios de la lluvia decidió poner fin a su escapada (no debe ser un buen sitio para vivir, las nubes, creo) y ahora alimentan los almendros y los rododendros y el sicomoro o impregnan caracoles que asoman ebrios entre las hojas, ebrios como yo cuando tu mano en mi hombro afirma que al girarme te veré, te sonreiré, nos daremos la mano y pasearemos descalzos entre el musgo, las piedras y el riachuelo, el de tu bondad, digo, que fluye inmensa y desbordada entre tus ojos o mi boca.

Música sugerida: spoti.fi/2YskRid
leer más   
9
2comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 69

Los amaneceres saben a despedidas

Cuando imaginaba nuestra despedida
siempre había gritos ensordecedores,
lágrimas derramadas por todas partes,
tus camisetas saliendo por la ventana,
cien besos buscando tus labios,
y quizá no quinientas,
pero sí cuatrocientas noventa y nueve noches
buscando tu espalda entre mis sábanas.
Cuando pensé mi huida,
siempre la planeé con las verdades a la cara,
las mentiras destapadas,
portazos agrietando paredes,
las razones sobre la mesa.

Nunca imaginé que sería esto.
No contigo.
Nunca pensé que sería silencio,
vacío,
distancia,
olvido.
Nunca pensé que acabaríamos siendo una…
9
2comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 72

«Poesía»

Y ellos, les hablaban en un lenguaje extraño a los hombres: jamás escuchado.
Sus palabras eran hermosas melodías, que de sus bocas salían.
Acariciaban al viento y al oído que lo escuchaba.
Sus voces, eran entendidos solo por los sentidos.
Había palabras que erizaban la piel y agitaban el corazón.
Había frases, que hacían brotar el rocío de los ojos...
Producían belleza al ser escuchadas.
Uno de ellos, el más hermoso, enseño a pintar en letras los sentimientos...
Y los hombres narraron sus emociones y la llamaron: poesía.

Oskr Diaz
8
sin comentarios 41 lecturas prosapoetica karma: 90

Instrucciones

¿Ves mi casa? Cuélate. Dejo la puerta entre abierta, ¿la ves? Es blanca, está justo al fondo. Te estoy enseñando a abrir las demás, porque no solo hay una.
Quiero que entres, pero tócala antes de cruzar, por favor. Eso dirá mucho de ti.
Rózame las cerraduras, engrasa los engranajes. Pule los pomos. Pinta los marcos. Todo es mío, pero quiero que formes parte de esto.
Dame un detalle y yo te daré un pincel, para que pintes todo aquello que quieras ver. En mí. En ti. En los dos.
Sé cálido. Valora todas las habitaciones como si fuesen tuyas. Espero que algún día construyamos los…
leer más   
12
1comentarios 54 lecturas prosapoetica karma: 82

Recuerdos

Hay recuerdos que jamás se marchan,
siempre estarán allí para taladrar tu memoria.
Y a donde camines irán contigo.
leer más   
15
3comentarios 77 lecturas prosapoetica karma: 87

Amaneciendo

Amanece en mis manos
nido de palabras deshechas
de humilde plumaje la flecha
sembrando lo que versamos.
En la llanura blanca de la hoja
llora la tinta a sus hermanos
poemas que se nos antojan
vuelan y con ellos volamos
Alquimistas trocando penas
en la garganta del diablo
recita este, bellas poesías
sobre el fuego del escarnio.
El corazón hecho hilachas
los amores derrochados
poetas, semillas de estrellas
en un mundo financiado.
leer más   
16
10comentarios 101 lecturas prosapoetica karma: 84

Afortunado

Es la vida un ámbito para recibir
con agrado, pues es a la alegría
el elemento diferenciador, diría
incluso el poeta, que es el elixir
guardado en un frasco que sería
a semejanza de esencia y podría
descansar en el paraíso del sentir
del alma, pues quien lo recibiría
con mágica sapiencia de sabiduría,
tendría el contenido para distinguir
la naturaleza interna, que haría
brillar a tantas almas y animaría
al descontento, para así infringir
a las soledades gotas que pondría
al alma rota, armónica e impediría
tener el frasco seco y poder recibir
la gama de colores, que así pintaría
sonrisa a perpetuidad y completaría
la existencia de pasos, a compartir.
La Redondela 13/05/2019 20:07 h.
Fdo.- Juan Carlos González Rodríguez. Libre Pensador y Poeta.

Todos los derechos reservados.
leer más   
11
6comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 85

Infantería

Troté y caminé el desierto,
bajo un sol abrasador.
Busqué el norte y el sur sin brújula ni mapa,
solo guiado por la sombra de los cactus.
La sed me vió casi extinguirme
¡Pero no me vió rendirme!
¡Montañas amigas!
Que anduve cansado, equipado,
siempre uno con el pelotón,
siempre en vigía bajo un manto de
millones de estrellas que nos orientaron.
Fusil en mano, mochila de equipamiento en la espalda, cargadores, y un miedo acallado
que no dejábamos se notará debajo de el casco acerado que cubría casi nuestra mirada.
Balas y trincheras,
enemigos de la tranquilidad frente a…
leer más   
14
5comentarios 97 lecturas prosapoetica karma: 86

Estoy cansado...

Estoy cansado y la niebla
atenaza los sentidos.
Qusiera poder gritar,
correr, huír del mundo
y caminar por los senderos de antaño.

Me gustaría tener unos ojos esperándome
y unos labios musitando mi nombre,
en un suspiro.

Pero lo más importante sería,
poder sentir la sangre alborotada,
(mi sangre),
el corazón a punto de explotar
por esas ganas locas
de llegar al lado de la persona amada
y poder escuchar, allí,
su voz y sus latidos
en el poema más hermoso
que nadie pudo escribir jamás.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/04/19
12
8comentarios 77 lecturas prosapoetica karma: 81

Perdonar

Perdonar es tener un borrador en los bolsillos para borrar la ofensa que recibimos, dar borrón y cuenta nueva para no permitir que se apodere el odio de nuestro corazón porque una vez allí se puede dificultar sacarlo.

Perdonar es el arte labrado en el corazón a fuerza de borrar, se perdona y se hace lo posible por olvidar dando hasta una segunda o tercera oportunidad.

El perdón es un regalo que le damos a quien lo recibe, pero también es un regalo para nosotros mismos, perdonando estas liberando la rabia y la soberbia que tienen presa a tu alma y te impide ser feliz.

Perdonar…
leer más   
10
7comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 93

Hoy siento la noche

A lo lejos se divisa el sonido lejano de la carretera. Debería estar dentro de casa lo se pero por alguna razón necesito de la inmensidad del cielo nocturno, en cual hoy no se asoman estrellas, tan solo este misterio que produce en mi.

Al mismo tiempo tema estar más expuesto, pero debo superarlo.
Ya fue suficiente de regreso a mi cama otra vez.

Hay algo que me produce dolor pero no puedo enfocarlo y darme cuenta que es.
Al fin llego el momento, el momento de esa soltura de labios incontrolable,
Te dije cuanto te amaba y tuve que disimularlo un poco, lo disimule porque tu nunca me has…
leer más   
13
8comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 60

La cuna cóncava de madera

Como si fuese otoño, las hojas de los árboles caían sobre la cuna cóncava de madera. El viento soplaba como lo hace en la noche: dulce, apasionado, y a la vez , salvaje.


Dentro de la cuna, la chiquilla gemía en un tono lastimero y casi que silencioso. El rostro de la madre, se había reemplazado por uno desconocido, que generaba a su alma y pequeño cuerpo, temor e inseguridad.


¡El velo traslúcido que cubría la cuna ahogaba el alma!



Envolvió su cabellera en una pashmina oscura. Su bata larga e igualmente negra, le daba extraña apariencia.…
5
2comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 61

El mar guardó todos sus recuerdos

Tenía pupilas pero buscaba afanosamente
el color del alma.

Se fusionaba con las enredaderas del aire
y los bejucos de ensueño.

Vivía en un mundo sucio con los humanos,
compartía sus mismos anhelos.

Quería tener pies de niño y cabello de anciano.
…pero era sólo una GAVIOTA.

Su plumaje era la púrpura de un rosal,
sus ojos, un umbral oscuro. Sólo las luciérnagas
Iluminaban su andar por la playa.

La abierta arena era su ruta,
Camina, camina, camina.
Se preguntaba: ¿Seré un consuelo del ayer
o un amor del mañana?

El mar, que siempre espera a sus hijos,
hablaba con las…
leer más   
6
2comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 68