Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El viejo árbol de mango

La calle de las flores solía estar tapizada con el fruto de los ciruelos,
en aquel entonces la calle parecía estar tapizada con un amarillo tenue, todavía lo recuerdo.
Hace unos días volví y no vi más el fruto de los ciruelos que embellecía la calle, las personas que conocí se habían ido,
me dirigí a casa de mi madre y el pasado fugazmente se posó junto a mí, entonces a mi mente llegaron los días nublados en los que solía correr por el patio, trepaba el viejo árbol de mango que mi madre cuidaba como si fuese oro.
Asomé mi vista y por fortuna el árbol estaba allí,…
leer más   
6
2comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 56

Te capturo en letras

Me gustan tus fotos. Sin mesura las veo.
Me gusta tu cara, eres hermosa aunque salgas con un "no es cierto" que esconde una certeza interna de que así es y lo sabes.

Disfruto de tu belleza. Es una belleza urbana única, atractiva que se desborda hacia todas sus formas en tu cuerpo, y que son precisas; perfectas para tus veintitantos y que te hacen tan singular en medio de lo plural. Una belleza que pone de buenas, que hace que uno diga que la vida es bella.

Portas una belleza con personalidad que resalta de entre los demás asistentes en tus fotos, y que es capaz de robar el foco…
leer más   
5
sin comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 70

Casi perfecto

Cuando digo que algo es «casi perfecto», no desairo la intensidad con que palpita, ni resto las veces que logra sacudir las mareas de un cuerpo derrengado. Si digo que es «casi perfecto», cualquiera puede advertir sus bondades, saber que está cerca a lo sublime, pensar que es un puente y que, debajo, se encuentra a menudo la carencia, el humo, la sombra vacía del hueco que nada ocupa. Digo que es «casi perfecto» y el casi apenas se oye. Es un matiz anodino, como la pequeña raja que no sangra en la mano ni ofende, más allá del escozor que nos recordará su presencia, solo un par de…
15
3comentarios 123 lecturas prosapoetica karma: 86

La distancia

Segundos que se alargan al sentir que el alma se conecta con cada parte de tu cuerpo. Como espacio entre un cálido vibrar y el frío del viento cuando avecina una tormenta; el clímax, agitado respirar que enloquece los sentidos. Una ola que vuelca y nos arrastra al éxtasis interminable que eriza poco a poco cada rincón inexplorado.

El otoño es testigo del suceso, las hojas rompen el silencio. A que equivale la distancia cuando se revela frente a frente para coincidir en un aroma matizado de dulzura, plagado de placer que se tatúa en la piel.

El calor que recorre nuestros cuerpos,…

12
5comentarios 113 lecturas prosapoetica karma: 68

Sin título...

Siente sus
caricias,
que le
acarician
cada poro
de su piel...

Qué le
embriaga
todo su ser.

Con esos
besos
sabor a
miel,
que le
sacian
la sed...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
8
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 71

Mal vendió su libertad

Ella amaba los vientos, volar por encima de la montaña y planear por encima del valle. Pero el colectivo de la media sin aspiraciones superiores más allá que reproducirse como las palomas, y que no sirven para volar sin parvadas, se encargaron de que mal entendiera su libertad. No la soportaban volando sola por los cielos. La querían enjaulada y sometida. Decidieron hacerle creer que estaba sola, que tenía que tener crías y someterse a ellas.

Ella solo quería amar a los vientos, con libertad.

Terminó por mal vender su soledad por un plato de algo que le hicieron creer que era cariño; y que no era más que desperdicios, una pantomima futil; una copia mala del más alto de los sentimientos humanos... O al menos lo que dicta el entender colectivo idealizado en comedias televisivas.

Hoy ya no vuela. De hecho, odia a los vientos.

Lograron su cometido. Ahora ya no sabe volar.
leer más   
6
6comentarios 76 lecturas prosapoetica karma: 74

El rio de los recuerdos

Busco un rio en donde
Deshacerme de esta basura
Mental.

Basura cubierta por unas
Partes de apoyo y fuerza.
Pero la mayoría de la basura
Solo me provoca un mal de
Insistir a revivir tales recuerdos.

Espero que el rio sea tan hondo
Porque es mucha basura...
Basura como:
-¡Ríndete!
-¡Olvídalo y confórmate!
-¡Solo quédate callad@!
-¡A ti que te importa!
-¡Jamás pasara en tu vida!
Y toda acompañada de lagrimas y
Lamentos.

Pero de la misma forma
Busco otro rio para dejar
Ir a las personas que ya
No se encuentran conmigo.

Poderlos dejar descansar
En paz y que mi egoísta corazón…
4
1comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 73

Sin título...

Cada día
intentaba
arrancarse
del pecho
aquellos
recuerdos,
acechando
en su pecho...

Se
olvidaba
de él,
en otros
besos, otros
abrazos...

Pero era
inevitable,
no podía,...

Pues su
corazón
estaba
destinado,
a ese amor
de por vida...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
6
sin comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 76

A tu Lado

Dicen que el Karma no pude cruzar por tu puerta una segunda vez, que las olas del mar no todas son iguales, ningún color se parece al otro y claro todos los corazones laten en un ritmo distinto. No pienso quedarme aquí en una espera eterna tratando de descifrar tu cariño hacia mí. No cabe la menor duda que la vida nos unió, pero el destino no quiere ver que nuestro amor florezca, que nuestras miradas se extrañen, que nuestras manos se deseen; el amor a permanecido estático pensando en quien tomaría la iniciativa. Creo que nuestra historia tendrá un final valientemente estúpido al…
leer más   
4
1comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 65

Cada cierto tiempo

Cada cierto tiempo un cuervo me atraviesa
dejando tras de sí un graznido sordo,
su voz ronca, reverbera en la vasija que es mi cuerpo,
hasta instalarse en un quebrado.

La fragilidad me define.
Es sólo cuestión de tiempo, sibila alguien tras mi oreja.
Pero nunca hay nadie.
Solo manchas que bailan ante mis pupilas.
Una llama azul de azufre se consume en la palma de mi mano.
Es sólo cuestión de tiempo,
me susurra el oído, todo tiene su tiempo.
Hasta la muerte tiene el suyo,
sólo que ella no lo sabe.
No hay nada tan mal valorado como la vida.

Se la maldice muchas veces.…
leer más   
21
23comentarios 123 lecturas prosapoetica karma: 81

Al Mirarte

Porque me miras así si sabes que
al mirarte me pierdo en ese
complemento de tu corazón
que deja reflejar tus ojos.

No me veas así porque
al mirarte tus ojos me revelan
latidos de un sentimiento que
vive y persiste en tu esencia.

Mi ser te brinda un amor que
no lo expresa en palabras sino
en respiros y suspiros que mi
alma te dejó conocer cuando
acaricié tu rostro y besé tus labios.
leer más   
4
sin comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 59

Compromiso

Escribamos para, y en la calle.
No es el portal ideal si calentamos el sofá.
El mundo se desangra en nuestras manos
Y hasta creemos que la mierda de nuestros versos huelen a flores.
leer más   
6
sin comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 66

Sin preludios

Sexualidad primigenia
Sin adornos,escalas ni preludios de taco.

Sexualidad desnudando horizonte,albas y ocasos.

Ojos de elixir,
Lugar de descanso.
Donde exhalar lo limitado.
Fuga de estructuras de antaño.

Se corren puertas de piedra maciza.
Sexualidad que invita por sí misma;
a surcar indómita belleza,
Pinceladas color de poeta
sin palabras explícitas.

Mágica rareza inquieta.

Sexualidad y alas de cielo y de tierra.

Perfume a alma selecta.
leer más   
15
8comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 111

Miradouro de los versos con sabor a no sé qué

Como no sabía lo que buscaba, tampoco sé si lo he encontrado.

Es así. Me he pasado toda la vida —para qué voy a decir media, como quien acicala un deseo intentando que parezca realidad— procurando localizar esa cosa que me tiene hambrienta, carente, vacía, huérfana de ella. Fuera lo que fuese, lo necesitaba. Era valioso, era fantástico, era único, era... Ya ves, cómo de beneficioso no sería para insistir tantas veces y tantos días y tantos años. Toda la vida esperando de manos pegadas a la baranda de este miradouro, observando el contorno del abismo que era la vida…
8
sin comentarios 57 lecturas prosapoetica karma: 96

Funde tu espada en mi corazón

Trato de oprimir mis lágrimas en la poesía,
porque el viento no siempre está en mi protección y me pregunto cuál es la razón,
por favor quiero que penetres tu espada en mi corazón,
así voy a dejar de ser, este lugar no tiene respuestas, pero si tiene miles de bofetadas, listas para acomodarlas en el rostro.
Quiero sentir la cúspide de tu filo, espada mía, quiero que seas sumisa a mis deseos.
Los pétalos negros estarán junto a mi lecho y volarán junto a mí, fuera de este mundo,
donde existen las respuestas que he buscado,
en esta vida la soledad la he tomado como una forma de libertad,
pero en ocasiones no puedo más con la farsa que me muestran.
Vayamos y busquemos las respuestas que siempre se ocultan de mi vista, sé que están en algún lugar, o muy cerca de mí.
leer más   
5
1comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 72

Eras ese monstruo

Eras la sonrisa de cada mañana,
La charla de cada madrugada.
Eres el despertar que esperaba
Al abrir los ojos.
Eras la resaca de todas las noches
Y el olvido de la mañana.

Eras el puerto seguro que me guiaba
A través de la oscura noche.
Eras el silencio cómodo
Cuando la tranquilidad reinaba
O el obligado
Cuando el caos se desataba.

Eras el beso robado cuando nadie miraba,
Sonrisa escondida tras una mirada.
No eres el príncipe convertido en sapo
Ni el sapo esperando ser príncipe por un besazo.

Eras el sabor a fresas,
A menta que refresca
Y revitaliza mi cuerpo
Evitando que me mienta.

Eras ese abrazo escondido en la oscuridad
Que nadie ve, pero que vive en la ciudad.
Eras ese monstruo que vive en mí,
Y que siempre estará para ti.
leer más   
17
13comentarios 171 lecturas prosapoetica karma: 89

Has sido poesía

Has sido poesía, de la triste y de la alegre, la del verso y de la prosa, de la extensa y de la que ha tomado forma con apenas dos palabras, pero no por ello dejó de ser la más cierta, la más sentida, la que brotó desde lo más profundo de las entrañas.

Entiendo que no te atrae aquello que habla de aflicciones, pero debes saber, mi musa, que en el dolor también es poseedor de cosas tan hermosas como el júbilo.

Has sido letras hechas de carne y su erotismo, versos de melancolía, cantares de esperanza, historias de enseñanzas, composición surgida del suave toque de tu piel.

Has…
leer más   
7
1comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 70

Desde que te conocí.

No hay que querer nada ni a nadie para vivir sino a nosotros mismos...
Pero ¡ah! desde tiempos remotos te conocí y para quererme más, necesito imaginarte y amar-te para que mi vida siga teniendo sentido.
leer más   
5
sin comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 59

El mismo demonio

Aun veo los días quemarse entre mis dedos
esto es un tren que va directo a un abismo.
Te estuve hablando pero ya no me escuchas,
te busque porque trataba de salvarme.

Yo se que pude tocar tu alma,
pero también se que no quería dejarla maldita.
Era inevitable no pensar en un nuevo encuentro
aunque nuestro cielo ya no fuera el mismo.

Era un suicidio no intentarlo amor…
El presente nos trae con cada segundo una puñalada
y aun me pregunto si acaso alguna vez
has tocado el filo de sus hojas de plata.

El tiempo corre y se vuelve un juego perverso,
cada segundo evoca tu alma sin…
leer más   
6
2comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 59

La carreta de los sueños infantiles

La carreta de los sueños infantiles
Voy con mi carreta en busca de los sueños
que guardan en su inocente alma los niños
que espera ansiosos su regalo favorito para
jugar con sus amigos en la calle sin asfalto
sin autos que los puedan atropellar, sin bombillas
que alumbran la noche en calma, sin lujos en su casita
hecha de amores y sonrisas, donde papá y mamá luchan
como valientes para dar sustento a sus barriguitas vacías.
En ella también llevo el collar de esperanzas para una vida
mejor, el carro de ilusiones donde se puede ver el futuro
el cuaderno y el lápiz para pintar el arco…
leer más   
6
1comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 80