Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Ladrón nocturno

.
Cada noche cuando quiere asomar la luna tras alguna nube, se arrincona para que no lo vea en mi ventana, para velar por mis sueños y robarse alguno, del que se crea dueño aquel ladrón nocturno, y llevarlo consigo, a su mundo, y en su cama abrazarlo sonriendo de entrar conmigo, y acabarlo juntos despertando a la mañana, con la humedad nuestra de otro día… #microcuento

soundcloud.com/lola-bracco/cada-noche-microcuento (Lola)
4
sin comentarios 20 lecturas relato karma: 64

Infinito

Nuestro pedacito de alma común será infinito...aunque sólo tardé 9 meses en crearlo.
10
2comentarios 27 lecturas relato karma: 65

Signaux

Su nombre versa por todos lados,
no puede considerarse normal:
se escucha entre los versos de una canción
y se graba en la tela del paraguas;
lo tiene el amigo de unos amigos,
lo nombra el sacerdote en el templo,
lo grita la madre en el velatorio.
lo reseña la noticia por las mañanas frescas,
el cantante favorito se tilda como él,
el alma de esa alma se pronuncia como él.

El nombre de la casa se deletrea como él.
El hijo del vecino se denomina del mismo modo.
El colibrí que se posa en el marco
de las ventanas floreadas reacciona con su nombre.
Los grafitis reseñan su…
leer más   
5
2comentarios 31 lecturas relato karma: 53

Ladrones (microcuento)

Ella era ladrona, ladrona de profesión, robaba todo a su paso sin nublarse ni un poco la razón, la razón la sostenía, la coherencia la olvidaba hasta llegar a la puerta de su casa…
Ladrona que roba a ladrón tiene 100 años de perdón, asi que robaba a ladrones esos sin corazón, esos que por la noches roban coches o suben por un balcón… pero la noche de una anoche, que al fin pudo dormir soñando como gastarse lo robado la mañana del día anterior, un ladrón entró en su casa, y mientras dormía la miraba y miraba, y tanto le había gustado que se iba sin robar (sin robar más…

7
sin comentarios 45 lecturas relato karma: 66

Bypass

Cuando su corazón enfermó, optó por un marcabesos a un marcapasos. Él sabía que viviría menos, pero amaría más.
leer más   
18
6comentarios 89 lecturas relato karma: 60

El mágico violín de Malikian

Con delicadeza y perseverancia consiguió tejer junto a las notas musicales, una corriente de empatía que se trasmitía desde la tenue luz del escenario. Nada ni nadie se movía. Hasta el oxígeno se tornaba pesado y la respiración quedaba suspendida dentro del Alma. Girando y girando sobre sí mismo, rasgaba con su arco un recuerdo que iba despertando de entre las cuerdas de su violín. El sonido de las sirenas llamaba al refugio, alertando una vez más a la familia en el hogar. Envolvente espiral anunciando desastres, dolor y quizá la muerte, se hizo presente y pesó en el aire.



Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/10/14/escribe-tu-relato-de-octubre-iii-la-canta
5
4comentarios 33 lecturas relato karma: 58

La despedida (Relato)

Al cerrar mis ojos, un momento nada mas que uno, pienso en lo pasado
Aquellos buenos días que no volverán
Polvo en el viento polvo somos y en polvo nos uniremos.
Polvo en el Viento ( Dust in the wind)
Kansas

Querida Malu
tu presencia en mi vida, en el campo del pensamiento y la emoción tiene un gran valor.
Cuando sufro, tus palabras me dan valor e inspiración para luchar.
Nadie podría impulsarme como tú, realmente, siento lo que dice tu corazón,
estoy impresionado, abrumado y realmente conmovido.
¡Lucharé como dijiste! Parece que puedo escucharte, verte,
sentirte y…
leer más   
18
13comentarios 126 lecturas relato karma: 74

Domingo

Se escribe con más calma, se sabe que no habrá prisas, con un poco de suerte lloverá y tendrás la melodía perfecta.

Siempre he creído que el domingo es el día en donde las almas descansan, en donde nos tomamos un descanso del tiempo y de las sombras del desamor, el domingo encuentro la paz que en los otros días no, el domingo me sabe a que todo estará bien. Me abrazo a él para sentir que será eterno el descanso, me siento segura con él del brazo.

Los domingos me hacen escritora por el simple hecho de serlo, no necesito café ni tabaco, solo necesito la calma del día sin…
5
sin comentarios 38 lecturas relato karma: 44

Descontado... (Pseudoanticuento)

DESCONTADO...
((((Pseudoanticuento)))

____ ¡ Largo de aquí, cuento infeliz !.
La tristeza en maceta ya se siente jardín. Bien sabemos que carga el mar,
con las pestañas en las alas, y las noches frente al espejo quebrado.
Y a lo lejos está el cielo que cuelga como el milagroso ungüento... Más las
espadas blandas son ante las cósmicas entrañas hurañas como las noches
sin marido, en la luna enloquecida con el fervor espumoso del piélago ligero.
¡ Ah, cuento sin principio, historia inexistente, fraude vil a conveniencia !

___ ¡ Ondas ingenuas que entre sus muecas perece…

leer más   
15
12comentarios 95 lecturas relato karma: 72

Cuento corto: Canario

Nuestra historia comienza en un pequeño pueblito donde una dama tenía como mascota un pequeño canario. Como a ella le encantaba el canto de las aves prefirió tomar la decisión de tener su propia ave que le cantara en las mañanas.



El canario a pesar de ser pequeño sentía vergüenza de cantar ya que contaba con una voz desafinada.



En las mañanas la dama trataba de que su canario cantara para ella. Pero todo era inútil. Ella no se quería deshacer de su mascota porque aun así ella lo quería. Pero lo que más le daría felicidad seria que su propia ave le diera bellas…
5
2comentarios 40 lecturas relato karma: 77

En la diana

Le compré a Cupido una mira telescópica. Para rectificar mis desatinos de corazón.
leer más   
7
sin comentarios 19 lecturas relato karma: 70

Desoír

Bendíceme, de andar por tus caminos
y estropearlo todo cuando llegue a casa;

sólo que, tengas escupiéndote desde una roca,
me darás alas por error:
te prometo traer santos a tu arena.

Y te dije mentiras mejor que nunca,

también, el arte (insurrecto) tiene algo de ti,
como prueba a ello
atisbaré a escondidas, el salmo que más odio.

Siempre,
siempre el rayo cayendo hasta convertirte
en un milagro;
no lo dudes rodaré a ti para no desaparecer,

mientras observo como duermes
me salto cada sueño que no soñaste.
Suicidamente en mi edad te maldigo
como recuerdo de estar en una oración…
leer más   
9
2comentarios 50 lecturas relato karma: 78

Ocaso de los ochenta

El ocaso y el mar, espacio escénico de un otoño eterno:
caminaban por la playa tomados de la mano del tiempo,
(aproximadamente como a los 80 años de edad)
mientras la memoria desdibujaba la furia de un mar platino.
Ella, mantenía su misma larga cabellera de las promesas incumplidas;
él, cargaba el mismo pantalón kaki con el ruedo recogido.

Los trapecistas de un sueño realizaban malabares
sobre las expresivas líneas imaginarias del meridiano cero,
para empezar de (a)cero y desde uno (01)
y dado el calor de la luna a medianoche,
las arrugadas marinas fueron alisadas todas
y del…
leer más   
8
2comentarios 31 lecturas relato karma: 78

Descrismarse Evanescente... (Cuento Experimental Neosurrealista)

DESCRISMARSE EVANESCENTE
_(Cuento experimental neosurrealista)_

Subió al lomo del viejo libro y rodeó la mesa,
de camino hacia el librero. Le acarició suavemente
con los dedos temblorosos. No tardó en llegar al
rincón por la cadena de penumbras que separaban
las sombreadas paredes por la moribunda flama
de aquella lámpara agotada. Una cabeza de lagartija
pálida salió suavemente como las plumas del gallo
declinando cantar de noche a la luna a medias entre
las piedras sobre las hojas más qué otra cosa...

Había qué pensar no solo en el dinero de la renta,
sino en la comida…

leer más   
12
6comentarios 47 lecturas relato karma: 58

Liberado

Dios me libre!!

De los amigos sabios
Las lentejas sin chorizo
Una ostia a destiempo
La cerveza sin alcohol
Del sombrero de playa
Del otoño sin lluvia
La hamburguesa de pavo
Los Santos sin pecado
La blanca navidad
La razón de ser
Los halagos con cuento
La bicis a motor
Los grupos de wsp
La sobremesa sin siesta
La radio del vecino
Cien años sin soledad
La jaula de oro
La poesía prestada
La foto borrada
Él verso versado
El dedo acusador.
Pensar para existir
El cuento con final
Él banquero a la puerta
La camisa de rayas
Él cumpleaños feliz
Él pan de los chinos
La verdad del barquero
Mi mentira cobarde
Las cuarenta cantadas
Un te quiero sin amor
Un siempre nos quedará París
Un Oporto sin ti
Y de a ratos de mi...
leer más   
7
4comentarios 50 lecturas relato karma: 48

Por Vitrificarse... (Anticuento Dadaísta)

POR VITRIFICARSE
((( Anticuento Dadaísta )))

El apetito, en la cama, no ha sido vendido regularmente.
Se le encuentra a veces hablando solo, escondido bajo
la mesa o en el patio callado... Entusiasta del reposo.
Entre los árboles, estaba la comida fría.
El horno estaba de vacaciones y el café era de colores
brillantes, incómodo al tacto en su profunda vida interior.
La noche no despertaba, pero salía por la nariz de esa mañana.
Los párpados nunca escuchaban la luna del espejo, y se
complacían levantando unas zapatillas del cajón de las
pestañas. Las sombras al franquear los…

leer más   
13
2comentarios 41 lecturas relato karma: 65

Comienzo

Me puse unos jean viejos y una remera cualquiera, sin saber que esa noche te volvería a encontrar. Sin saber que esa noche, renacerían todos los sentimientos que una vez, de joven, guardé solo para mí.
Seis años habían pasado desde la última vez que te vi. Recordaba detalladamente a la muchacha con la que había pasado toda mi infancia, pero los nervios de un nuevo encuentro se estaban apoderando de mí. No imaginaba que después de aquella noche, cambiaría la vida de los dos para siempre.
Y llegó el momento. Entré en la fiesta de cumpleaños disimulando los nervios. Sonriendo a…
leer más   
5
2comentarios 28 lecturas relato karma: 47

Ellas cantan («Riders on the storm»)

Como un relato
al estilo de Zaratrusta
salgo de la tormenta
y de la vieja caverna,
sacudo los archivos
muertos de mi cerebro
y solo mantengo
los registro de mi identidad,
<<aspecto no tan importante>>,
la canción del buen Morrison
(« Jinetes en la tormenta. »)
Ah y algunos vicios, difícil
de abandonar.

Vaciada mi cavidad craneal
casi por completo
me adentro en un paraíso
de valles perfumados
y dulces pájaros alegran la tarde
con sus cromáticos colores.

El humo del cigarro
y un sorbo de licor guardado
me sostiene
y mis botas de vaquero
pisan la húmeda hierba.…
leer más   
14
7comentarios 59 lecturas relato karma: 64

Pasos

Su frialdad en la despedida, le dejaría para siempre, el corazón mutilado por hipotermia. Él entendió que era el momento de volar. Y se alejó caminando, como se alejan las aves que caminan con un ala rota...
leer más   
6
sin comentarios 44 lecturas relato karma: 49

All in

Se jugaron la noche a una sola mano.
Ella mostró un poker de damas, y él ganó la partida con una escalera de corazones directa hacia sus caderas....
leer más   
6
sin comentarios 33 lecturas relato karma: 45
« anterior1234549