Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Aquella Tarde Final

Un abrazo fuerte y sincero de tu Profesora del segundo semestre de 2017, quien aspira haber dejado cosas positivas en ti.
Le contó a su amigo pancho, un psicólogo, enigmático, gocho, por si fuera poco, y este le dijo: ¡Usted si tiene bolas! Típico de los gochos decirle a usted a la gente, pero Cheo, triste, con miedo, le dijo: ¡Me sentí libre marico! Fue como romper con todas las cadenas y complejos que sentía por ser distinto, creo que con esto aprendí que hay reconocerse distinto y aceptarlo para dar ese paso de decirle a alguien que le gusta su diferencia también.
Pancho, como típico gocho, lo escucho con atención, y lo miro profundamente y le dijo: no siempre se tiene suerte ¡toche! Luego le dijo: Vamos unas birras por ese guayabo y la memoria y tiempo hagan lo suyo.
Cheo esa tarde lloró, maldijo al amor, y bebió hasta perder la razón, pero aun, la recuerda y ríe como un pillo y siente una adrenalina liberadora que lo hace sentirse vivo.
Y cuenta a sus amigos que enamoró de ella y sigue contando diciendo al son de cervezas o ron: Todo comenzó aquella tarde…
Fin.
4
2comentarios 51 lecturas relato karma: 30
#1   Buena descripción con un final bien traído. Sigue escribiendo.
votos: 1    karma: 14
#2   #1 Gracias!!
votos: 0    karma: 6