Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El atardecer, letargo y ópticas

Cae el fuerte rayo solar, Surgen gotas de bebidas calientes en hogares, restaurantes nocturnos aledaños a plazas públicas que son acompañados en ocasiones por burbujeantes bebidas alcohólicas.

Un niño explica a su madre y padre, en un comedor redondo de cuatro puestos, como fue su dia, sus padres sonríen a pesar del agotamiento y las ganas de amarse, el niño no se inmuta solo quiere ver las caricaturas.

Un viejo, llega a su casa y abre el refrigerador, otro dia mas, latas de conserva con agua y pan.

Una mujer se prepara para su turno nocturno, ajusta su ropa y sonríe a un espejo, el labial rojo carmesí la hace ver bella, atrae las miradas de el salon cuando sale a escena. A pesar del dolor que le produce no ser amada por más que unos cuantos minutos en ocasiones horas, por esos hombres que la ven con deseo, se repite a si misma "El show tiene que continuar".

Una familia que vive de una panadería, atrae a paladares hambrientos gracias al aroma que invade el barrio obrero. Es la llamada de los hijos del pan.

Suena un teléfono al final de un pasillo de un hospital diciendo "Soy yo mamá, hoy saldré con Andrés, esperame dormiré en casa esta vez" la madre cuelga diciendo, "Que los santos te protejan hijita linda", y suelta de su boca cansada un tierno "te amo".

Una mujer de ropa de oficina, elegante, con tacones altos, bajándose de un auto último modelo, entra en una casa de un barrio bien parecido al norte de la ciudad, se lamenta que no pudo ir a la rebaja, se tienda sobre la cama y prende su televisor que paga a cuotas, es ella la dueña de su vida, no depende de nadie, solo de su autoestima y determinación, Es el canto de la libertad. Se entretiene viendo videos en una página web, luego se duerme y se levanta cansada, el cuello le duele.

Una adolescente y su novio, salen de clase de ocho de la noche de la facultad de estudios literarios, llegan al hotel de la esquina, pagan y brindan a las sábanas un ritual que se funde en amor, son dos amantes que forman un solo sol pero que gira en el mundo como un tal girasol.

Al despertar del letargo que deja la danza, le dice a su amante. Te amo hasta mañana.
8
sin comentarios 43 lecturas relato karma: 35