Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Ayer

He de recordarlo el primero de cada mes, cuando llega la madrugada de un nuevo día/mes juntos que ya ha dejado de ser.
Las mañanas de los que serían felices días se convertirían por siempre en un incesante dolor en el pecho, como si una aguja penetrara constantemente mi corazón y en mi garganta se hiciera un nudo gigante el cual no me deja respirar, se llenarían mis ojos de lágrimas por cada uno de los recuerdos vividos y durante cada hora de esos días, desearía decirle cuanto lo extraño y lo mucho que aún lo amo; y de cómo no olvido nada de él, desde cada parte de su cuerpo hasta sus gestos, forma de reaccionar o hablar y las pequeñas manías que no he dejado de amar y de admirar. Seguiré pensando en él por más tiempo aún cuando él ya no piense en mi nuevamente, porque fue él quien decidió sobre los dos y nuestra relación; y un día se dará cuenta que nuestro amor era único y sin condición. Y que si él no vuelve, yo querré a alguien más como a él o incluso un poco más, pero que jamás nadie nunca lo amará como lo hice yo.

etiquetas: desamor, tristeza, soledad
4
sin comentarios 34 lecturas relato karma: 45