Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Don Olegario "un señor de bien"

*


PREÁMBULO




Como mandada por el diablo o por Dios, qué sé yo. Ahí estaba, con su pelo chuto, la gallardía que traspasaba los hombros, la piel morena, propia de la gente de su región, ubicada lejos, muy lejos de la tierra donde escribo.


Era un día cualquiera, la miré pasar, ondeando sus caderas y ventilando la blusa, en su mano derecha, una bandeja de plata y en la izquierda, una jarra con agua, directo a la sala de juntas. A veces demoraba en salir, otras no.


El día de la entrevista la vi sonriendo, como a muchos y muchas a quienes la vida ofrece nueva oportunidad. ¿Imagina acaso la travesía que le espera? Elucubración que ipso facto llegó a mi intelecto.


Innumerables lunas contadas en años, caminé en dirección a dichas oficinas. Guarda mi mente un bagaje de recuerdos impresionantes, deliciosos y denigrantes, soportados por muchos en ese lugar, a consecuencia de la necesidad o masoquismo. Igual, el karma colgado a la espalda, que bendice o maldice el destino de su autor.


Albergaba mi mente, la imagen de lo que hoy llamamos y ponemos entre comillas “gente de bien”. Eran ellos, eso creí, la mejor representación de educación, cultura, hermandad y solidaridad propia de su clase. La cual esperé, extendiera a quienes en su andar, hallarán en el camino. ¡Esperé en vano!


Con el transcurrir del tiempo, dicha imagen, fue rodando de mi mente al piso, hasta hacerse añicos, más allá de un área de cemento y lodo.



Y la luz que perlaba mi firmamento se hizo pedazos
Sembrando un hilo de desesperanza que traspasó mi cielo




Imagen tomada del muro de آلعآبث آلآخير.
Luz Marina Méndez Carrillo/100520202/ Derechos de autor reservados.

etiquetas: proyectos, de, novela
3
2comentarios 72 lecturas relato karma: 40
#1   Avasallante
votos: 0    karma: 20
#2   #1 Agustín me alegra tu visita. Saludos.
votos: 0    karma: 12