Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El Último Beso

Inventó la excusa perfecta para verlo por última vez;
Le llevaba la sudadera que él le dio en su primera ida al cine.
La olió un par de veces antes de devolvérsela,
Algunas lágrimas se quedaron impregnadas en ella.

El Ego era denso, tan pesado; lo sentían en los hombros.
Les dolía la garganta de las palabras que querían salir.
La charla fue breve.
Tantas preguntas, tantos te quiero, tantos besos, tantas explicaciones;
Se quedaron en el aire y se esfumaron con la suave brisa;
Y el café se enfrío.

Las peores despedidas son las involuntarias;
Porque impera la impotencia,
En este caso, decidió la distancia;
Los miles de kilómetros que pronto los dividirían.

Ella observó cada detalle trazado en su rostro por última vez,
Al menos la última dentro de mucho tiempo;
Los rizos despeinados, su lunar en el labio,
La cicatriz de la niñez, sus ojeras.

La garganta le dolía más,
Y sentía que se ahogaba de palabras que ansiaban salir,
Algunas lágrimas se asomaron en los ojos de ambos,
Pero ninguno se dio cuenta, evitaban verse a los ojos.

Intercambiaron algunas sonrisas forzadas,
Unos cuantos chistes malos,
Las anécdotas de siempre.
No se hicieron promesas,
Las rompieron todas desde antes,
Cuando se dijeron adiós.

Usaban disfraces de tranquilidad
Pero por dentro lloraban.
Vestían máscaras de cordura,
Pero estaban locos de amor.

El Amor no es suficiente cuando comparte habitación con el Ego;
Era un pulso interno,
Una verdadera batalla,
Y el Amor no llevaba ventaja.

Se retiraron del lugar y después de algunos metros
El cielo lloró con ellos y su vestido rosa se empapó,
En silencio dieron gracias a Dios,
Porque la lluvia se mezclaba con sus lágrimas.

La acompañó a su casa,
No cruzaron palabra en el camino.
Si hablaban romperían en más llanto,
Y el Ego se los tenía prohibido.

Se despidieron con un último beso,
Y en aquel beso iban todas las palabras que habían callado;
Se enjugaron las lágrimas,
Y finalmente se soltaron las manos.
18
15comentarios 114 lecturas relato karma: 64
#1   Muy bonito. Bienvenida a poémame. Saludos .
votos: 1    karma: 27
#4   #1 ¡Muchas gracias! Un abrazo.
votos: 1    karma: 26
#2   Hermoso poema, muy vívido! Expresa muy bien esos grises momentos donde los corazones llueven su distancia... Saludos cordiales!!
votos: 1    karma: 25
#3   #2 ¡Muchas gracias! Que bueno que te gustó, un abrazo.
votos: 1    karma: 25
#5   #3 Sin duda...
votos: 0    karma: 19
#6   Qué bien descrito ese adiós...
Muy bueno {0x1f44f}
votos: 1    karma: 24
#8   #6 Me alegra que te haya gustado, un abrazo!!
votos: 1    karma: 24
#7   Hermoso!
votos: 1    karma: 27
#9   #7 Muchas gracias Carmen, abrazos!!
votos: 0    karma: 7
#10   Hermoso!
votos: 1    karma: 27
#12   #10 ¡Muchas gracias! Un abrazo.
votos: 0    karma: 7
#11   Precioso. Saludos poéticos.
votos: 1    karma: 27
#13   #11 Me alegra que te guste, un abrazo!
votos: 0    karma: 7
#14   Es la primera vez que te leo y debo decir que tu poema es increíblemente bello
votos: 1    karma: 16
#15   #14 ¡Muchas gracias! Me alegra mucho que lo hayas disfrutado, saludos.
votos: 0    karma: 9