Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

En medio del dolor

Cuando el silencio se manifiesta, con ella refleja la ausencia de las personas. Donde la obscuridad viste el cuerpo, y las lágrimas riegan el rostro.
Donde un sitio vacío es el mejor lugar para desahogar el alma lleno de dolor.
Donde la soledad se manifiesta fuera de la sociedad.
Donde los recuerdos alimentan
los pensamientos, alimentos que envenenan el corazón y la mente, dejando un dolor latente.
Ahí, donde se manifiestan pequeñas
sensaciones de cosquilleos escalofriantes,
recorriendo todo el cuerpo, hasta llegar en lo más profundo del corazón y penetrar como una espina venenosa, las heridas abiertas.
Ahí, donde el silencio es la voz más potente del dolor.
Donde la depresión toma posesión, dejando el cuerpo sin deseos ni motivación.
Ahí, enmedio del sufrimiento, se escucha una voz, susurrando a mi corazón.
Una voz que que nutre el alma y alimenta el espíritu.
Aquella dulce voz que emerge de los labios de un salvador. diciendo; con amor eterno te he amado, que te prolongue mí misericordia.
En una cruz clavé tus pecados, y a precio de sangre te he comprado.

Hoy puedo llenar tu vacío y perdonar tus pecados.

Hoy puedo sanar las heridas de tu corazón agobiado.

Hoy puedo motivarte para que dejes atrás el pasado, que cautiva tu alma por causa del pecado.

Hoy puedo ser la inspiración de tus poesías, aquellas poesías que con dolor y tristeza escribes, tratando de sanar tus heridas.

Es aquella voz que impulsa mi corazón para hablar de su amor, y de su gran misericordia sin comparación.
Es aquella voz que como fuerza motriz
Levanta el ánimo para seguir.
Es aquella voz que cicatriza el corazón, con tanto amor y misericordia sin razón.
¡¡Aquella voz!!
No procede de cualquiera,
Sino de un solo salvador; "Jesús de Nazaret".
5
sin comentarios 17 lecturas relato karma: 50