Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Estoy cansado...

Estoy cansado de los muchos debates que a diario se llevan a cabo, que siempre buscan tergiversar la verdad y lamentablemente lo logran callando a quienes tienen argumentos de gran poder que pueden poner en peligro esa "verdad".

Estoy cansado de que el patrón erróneo de vida se imponga, lo adoptemos y éste nos la destruya viviendo situaciones para las cuáles no estamos preparados, o para las cuáles no fuimos hechos, o simplemente para aquellas que no queremos vivir. es increíble la repulsión que causa ver nuestro ser sumergido en aquellos entornos pero aun así nuestras familias, nuestros padres, las religiones, la educación y hasta las tendencias políticas nos llevan por aquellos senderos ahuecados. La biblia con su más explícito mensaje de pórtate bien y entrarás al cielo, con las interpretaciones a cargo de la iglesia ya cansan porque se rebajan a la ridiculez, un gran cuento de hadas en el cuál supuestamente el bien triunfa.

Casi todos pensamos al estar pequeños y un poco más grandes que encontraremos a la persona perfecta, tendremos la boda perfecta, los hijos perfectos que no tendremos crisis y que no estaremos desempleados desafiando y asqueando así a la teoría del caos sin saber o más allá sin querer entender que gracias a ella estamos aquí y estamos vivos. Le tememos al desafío, al cambio brusco del arriba hacia abajo y aún peor que eso tememos no tener la capacidad suficiente para lograr vencer ese desafío y volver a voltear el Poseidón de nuestra vida o al menos a poder salir por la propela en el casco.

La gran mentira de la vida es pensar que todo eso ocurrirá así sin contratiempos, sin engaños, sin traiciones, sin falsas amistades o falsos amores, vivir acompañados levantádonos a diferentes horas y de distintos modos molestando al otro para que se levante también si aún está dormido, queriendo almorzar lo que nos provoque y tener que preguntarle al otro a ver que opina o si se le antoja lo mismo, tener que conversar con familiares porque al fin y al cabo eso son y no dejarán de serlo pero adaptando tal hipocresía a nuestra personalidad que nos hace convertirnos en maestros de un disfraz que se vuelve vitalicio, inextinto porque llega a formar parte, a ser tradición de una vida y no de una época.

Estoy cansado de que no veamos lo rápido que el mundo avanza y no podamos aceptar que haya individuos tan versátiles que pueden ir a su velocidad, sin miedos y sin ataduras, de que se convierta en un hecho envidiable el que no podamos ir a su velocidad, con su característico esplendor y con su habilidad de ser indiferentes a las criticas y comentarios que hace la sociedad que son mil veces peor que los que hace la prensa del artista más famoso del momento, esquivando de ese modo todo obstáculo con el que se crucen.

Yo desde detrás de la pantalla me pregunto ¿por qué criticamos a quienes lo hacen bien mientras vemos a quienes lo hacen mal y no hacemos nada? A veces pienso que para vivir en estos mundos lleno de tomas y dames, de polémicas, de comentarios ofensivos, de radicales sin limites es mejor no estar presente aquella filosofía que dice que mientras más te caigas más rápido te levantas no digo que no sea cierta pero es demasiado injusta, demasiado temperamental pero bueno, ese es el mundo para el cual nos han destinado vivir.

etiquetas: juventud, rebeldia, cansancio, hipocresia, mundo, problemas, vision, relato
2
sin comentarios 23 lecturas relato karma: 28