Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Fábulas pugilísticas (primera parte)

Mi cuerpo ya no es el mismo. Experimentó algunos cambios morfológicos, algunos son mutaciones naturales ocurridas desde el alumbramiento hasta hoy; carácter común en seres de la misma especie.
A mi favor, hoy pienso conocer algunas cosas que ignoré antes. Y en mi contra, hoy no puedo ejecutar algunas de las acrobacias físicas que en su momento dieron más placer, que la cándida creencia de saber.
Aunque todavía suelo correr treinta kilómetros, a mis espaldas, el cronometro burlesco se desparpaja de la risa al comparar los tiempos que hacía años atrás y los que a duras penas, logro alcanzar hoy.
Mi cuerpo cambió. Creo que el cambio más notable tuvo su origen en el sub campeonato estatal de boxeo aficionado del 81; después del Nocaut.
Fue mi última pelea y entablamos el careo por nocaut simultáneo finalizando el primer asalto. ¿Han visto antes algo similar?
También —desde esa vez— quedé inhabilitado para algunas otras disciplinas deportivas. Según el médico de turno, atrofiada alguna de las terminaciones nerviosas del carpo, causaba la ingrata sensación del transitar de una corriente eléctrica desde la muñeca derecha, hasta el codo izquierdo pasando por ambos antebrazos a modo de calambre. Otra aptitud anómala heredada de aquel combate, es la propiedad de magnetizar pequeños objetos ferrosos con mis manos, con lo cual, suelo ganar apuestas en las barras de los bares haciendo levitar monedas de níquel y pequeños tornillos de acero carbonado.
Al parecer, todo este cambio en mi cuerpo, fue producto del fuerte impacto con el rostro de mi contrincante. Impacto que lo mandó directo y sin pasaje a la lona, pero de un modo inexplicable yo también caí al suelo permaneciendo inconsciente el tiempo que duró el conteo del árbitro.
A mi oponente lo apodaban el eléctrico, yo ingenuamente, pensaba que tal seudónimo se debía a su oficio como ayudante de electricista en la industria de la construcción, y en realidad era porque generaba alto voltaje al golpearle la nariz.

etiquetas: cuento, breve
16
19comentarios 94 lecturas relato karma: 81
#1   Muy, muy buen relato, con sus pizcas de humor, con tu permiso mientras leía se me ha escapado alguna sonrisa, gracias por deleitarnos con tus vivencias tan pintorescas, un fuerte abrazo amigo!!
votos: 0    karma: 20
#10   #1 Gracias Minada , logré mí objetivo reiste , era la primera misión propuesta, saludos cordiales y gracias por el honor de tu lectura.
votos: 1    karma: 38
#2   Como dice Minada, a mí también me asomaron las sonrisas, creo que es un texto con mucho humor implícito...
Buen relato y original, como tú acostumbras! {0x1f60a} {0x1f60a} {0x1f60a}
Un abrazo.
votos: 0    karma: 20
 *   mariaprieto mariaprieto
#9   #2 Gracias María me contenta saber que causó el efecto adecuado, gracias por el honor de tu lectura.
votos: 1    karma: 39
#3   Jejeje, a mi también me causó risa, pero al mismo tiempo pensaba en lo que inevitablemente nos ocurre con el paso del tiempo y es el cambio físico y mental que experimentamos en cada etapa de nuestra vida, ya no somos los mismos y todo nos lo dice. Muy buen relato. Abrazos.
votos: 0    karma: 20
#8   #3 Gracias Sinmi si logré una sonrisa tuya me doy por bien pagado. Un abrazo afectuoso.
votos: 0    karma: 19
#4   Excelente relato, entre la ficción y la realidad hay una delgada línea que creo que traspasaste, como siempre un impactante final
votos: 0    karma: 18
 *   Varimar Varimar
#7   #4 Muchas gracias por tu apoyo y cesecuencia, saludos.
votos: 0    karma: 19
#5   Un tono surrealista que supera todo en esta historia, teniendo un tono original destacable y atractivo de leer muy entretenido poema y bastante originalidad
votos: 0    karma: 20
#6   #5 Muchas gracias Agustín un honor contar contigo siempre en este espacio. Saludos.
votos: 1    karma: 38
#11   muy bien escrito
votos: 0    karma: 20
#16   #11 muchas gracias, contento de tenerte por aquí, saludos.
votos: 0    karma: 20
#12   Un relato super curioso y muy imaginativo. Su surrealismo y sus toques de irónico humor... una delicia.

Enhorabuena! Muchos aplausos {0x1f44f}
votos: 0    karma: 16
#15   #12 Muchas gracias por tu atención y por la generosidad implícita en tu comentario.
votos: 1    karma: 36
#13   Un relato magnífico... tiene la medida justa de surrealismo y de humor... y el final es genial!!! Mil aplausos electrizantes!
votos: 1    karma: 32
#14   #13 Gracias Carmen por tu luminosa presencia dando luz a este espacio, saludos.
votos: 0    karma: 20
#17   Solo tú, amigo Ludico, puedes escribir de esta forma alocada, a veces absurda, pero que logra atrapar en esas historias que crea tu mente privilegiada... Un abrazo y miles de estrellas.. A la espera de la segunda parte..
votos: 0    karma: 20
#18   Como aficionado al deporte de los guantes. Me queda ese sabor entrañable y dubitativo, a lo que sucede en su momento a los deportistas, después de cada combate. El relato tiene su humor y también guarda el dolor en este deporte.

saludos Domingo
votos: 1    karma: 39
#19   #18 Gracias Martín por tu visita, ya tengo lista otra entrega de esta saga, pronto la publicaré, saludos.
votos: 1    karma: 39