Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Frutos secos

Masticando un fruto seco me di un mordisco en la lengua que me recordó a ti. Al dolor de tu ausencia. ¿Existen los trasplantes de lengua? ¿Es posible esquivar una lengua herida entre la sal de unas almendras? ¿Alcanzará la ciencia a implantar lenguas en las bocas llenas de ausencia? Lógicamente, si tú hubieses estado aquí, nada habría sido lo mismo. Para empezar, en este momento oiría tu risa de bruja y de tus labios escaparía el aire que echo a faltar desde el primer minuto en que ya no estás. Luego te acercarías negando divertidamente con la cabeza, que a veces hace olvidar la cabeza mía. Y después me besarías de manera tan rutinaria que me sentiría el hombre más extraordinario del mundo. Pero con tu pelo recién pasado por la peluquería, con las uñas pintadas y algo de maquillaje en la cara, ahora estarás riendo como una bruja y negando divertidamente con la cabeza, junto a otras personas entre las que no estoy yo. Me pregunto si antes de la cena habrán servido frutos secos. Con un poco de suerte, a lo mejor te muerdes la lengua y el dolor te recuerda a mí. A mi ausencia.
11
sin comentarios 135 lecturas relato karma: 46