Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Hablando con la vida

Una mujer le pregunta la vida porque es tan cruel con ella y con la gente buena? A lo que la vida le respondió...
Me pediste amor,te di un hombre fiel y lo traicionaste,me pediste que te alejara de la gente falsa,tu madre te llamo mil veces para saber cómo estabas y tú la ignorabas,preferías salir con tus amigas antes que pasar una tarde con ella,me pediste trabajo y te di salud para que puedas encontrarlo;
Cansada ella le dice a la vida:
Bueno la voy a hacer corta,QUIERO LO QUE MEREZCO!! Y solo te pido tener a las personas que amo a mi lado.
La vida le hace caso a su pedido,le da al chico que tanto le gustaba,sus amigas preferidas y un trabajo muy bien pago.
Con el tiempo el chico que tanto le gustaba empezó a engañarla,a mentirle y hasta a maltratarla,el solo jugaba con ella pero tarde se dió cuenta.
Sus amigas se pusieron de novias y ya casi ni se veían,ni la llaman para saber cómo está y hasta una de ellas la traiciono con su novio.
Al trabajo lo perdió por haber faltado varios días inventando enfermedades que no tenia.
Una noche entre llanto y enojo gritaba...
Porque a mi?que mal hice para merecer esto?porque todo lo malo me pasa a mi?
Luego de escucharla,la vida prende un cigarro,se sienta a su lado y le dice:
Merecer... pero que es para ti merecer!! yo te di todo lo que te merecias,te di al chico que te gustaba,tus amigas y un gran trabajo!!
El ya no me gusta! Contesto ella y esas no son mis amigas para amigas así prefiero estar sola,y ese trabajo no era para mí,ya conseguiré otro.
Recuerdas al chico,al flaquito ese que tanto te quería?
Si... Contesto ella,lo extraño tanto
Llamaste a tu madre para saber cómo está?
No,pero ya la llamaré necesito hablar con ella
Todavía tienes vómitos,dolor de cabeza y fiebre?
Nooo... Porque dices eso? Yo siempre fui una persona sana!!
La vida sonríe y le dice:
Ahora lo ves? Ves como ya te di todo,sin que tú te lo merecieras...
3
sin comentarios 23 lecturas relato karma: 34