Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Hadas y unicornios

En el fondo del bosque luminoso
pude dar de comer a un unicornio.
Hadas enredaron con mi pelo
y al sonido de las flautas de Pan
me sumi en el más profundo de los sueños.
Desperté en un bosque,
recostado en un viejo roble y
entre sus raices,
de una madriguera,
un conejo apareció.
-No creas en fantasticos animales. - Me susurró.
10
2comentarios 104 lecturas relato karma: 45
#1   Atrapa!!!

saludos
votos: 0    karma: 18
#2   #1 No podría negarle a nadie la dicha de que un conejo le hablase. Gracias por leer y escribir.
votos: 1    karma: 38