Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La Sirena Samurái

Ella es inquieta y luchadora. Se mantiene atenta por si necesita de su ayuda. Pero jamás interviene porque sabe que los procesos son personales y únicos. No tolera el dolor, ni físico ni mental, pero eso en vez de ser una debilidad es una de sus mayores fortalezas. Le permite sentir empatía por quienes sufren. De sus ojos sinceros emana toda la fuerza con la que se puede comenzar el día. Son como fuente de Castalia. Si se la consigue, puede arreglarle la jornada. No hay oídos mas amables que los suyos, siempre dispuesta a calmar las aguas que no pueden contenerse dentro. No desperdicia palabras, así que, si decide regalarle algunas, aprécielo. Seguro servirán para traerlo de regreso a tierra. Locuaz y silente, monje y samurái. Ella puede serlo todo a la vez.
Una mañana, despertó con la sensación de ser el Monte Fuji. Le gustó tanto que sus cabellos empezaron a transformarse en un hermoso arcoíris que devino en azul rey. No hubo argumento que le hiciera cambiar su apariencia de sirena citadina. Es tan mágica que a veces parece irreal, pero sus clavículas emergen de su cuerpo para recordar lo humana que es.

Su tozudez es otra de sus fortalezas. Si decide creer en algo, cree. Si decide dejar algo, lo deja. No carga lastre. Deja que cada quien se hunda con su saco de piedras o flote con su cannabis mental. Puede ir por la vida haciendo amigos pero no se enclava en ningún afecto. Respeta las elecciones ajenas y espera que respeten las suyas. Quien la conoce, sabe que es afortunado en tenerla entre sus afectos, ella es como talismán que guinda de los corazones.

Ella va transformándose en su andar. Pero no se equivoque; es una sirena samurái, muy leal a sus ideales. A veces puede caer por las escamas que sobresalen de sus talones, pero cada caída, la hace mas fuerte y ligera. Como sus escamas son hermosas y tornasoles la gente quiere verlas. Cuando las personas se agachan para admirar esas hermosas escamas multicolores, pareciera que la reverenciaran. Por eso muchas veces la confunde con alguien de la realeza ¡Y quizás ella lo sea!

Hemos caminado juntas. Pero a medida que pasa el tiempo siento que ella apura el paso. No se si es porque me he vuelto lenta. Lo cierto es que pronto se me adelantará demasiado y cuando eso suceda, me quedaré con su holograma. Porque no me atrevería, ni siquiera pensarlo, en colocar plomos en sus extremidades. Ella es como esas criaturas que se ven flotando, apacibles y encantadoras, como las medusas en la fosa abisal. Esas que lo hacen a uno suspenderse entre nubes de emociones.

Será interesante ver a la sirena de este relato terminar su transformación camino al océano infinito de oportunidades. Quizás en algunos años usted se la pueda conseguir. Y, en lo que la mire a esos expresivos ojos, sabrá que ya la conocía. Querrá sumergirse en esas fuentes pardas de Castalia para conocer el futuro; pero ella no lo permitirá. Probablemente no lo dejará ser indiferente tampoco. Y cuando usted menos lo espere, caerá postrado ante sus talones lleno de escamas multicolores en una elegante reverencia.

etiquetas: relato fantástico, sirena, otaku
4
sin comentarios 27 lecturas relato karma: 38