Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Los poemas

Antes crecían distintos. Ni mejor, ni peor. Distintos.

Para los puristas, arrojar torrencialmente sentimientos sobre el blanco del papel es el noble arte de escribir con grafito, tachar y borrar. Es oxígeno para vivir que, ahora, se está haciendo añicos rodeado de teclas.

En el bullir de la pantalla aparecen y desaparecen palabras aun no sabiendo mover los dedos con ortodoxia.

Poco a poco todo se normaliza en esta sociedad. Nos engulle la revolución poética a través del ordenador donde no terminas antes los poemas, tampoco mejor, pero sí más limpios.
2
1comentarios 66 lecturas relato karma: 30
#1   Buen escrito Te felicito
votos: 0    karma: 16