Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Mis sueños

Una noche cualquiera, estaba acostado durmiendo junto a ella, cuando entre sueño ella tomó mi mano, lo cual yo sentí y entre dormido y depierto, escuché una voz entre nuestras cabezas que dijo con acento tenebroso: ¿porqué le agarras la mano al muerto? Preguntándole a ella pues tenía mi mano en la suya. Eso me hizo despertar y verla dormida como sin nada. Me estremecí de pánico y no pude dormir más esa noche. Pasaron las noches y en una de tantas a plena madrugada comencé a soñar que llegaba tarde a casa y me encontré con mucho bullicio de gente fuera de mi casa como conviviendo, justo al pleno estilo de un velorio de provincia. Entonces fui acercandome poco a poco y vi muchos conocidos entre ellos mis hermanos llorando. Y me acerque a un sobrino y le pregunté: ¿Qué esta pasando? ¿Quién se murió? A lo que me contesto "falleció Adrian" y lo estamos velando, era mi propio velorio. Desperte inmediatamente y no pude conciliar mas el sueño, fue una experiencia muy vívida y muy tétrica. Pasaron más noches, nose cuantas, quizá pasaron meses y de repente una de tantas, soñé que iba por un camino lleno de árboles por donde yo transitaba todas las mañanas en aquéllos tiempos. Y caminando empezó a oscurecer y me dije: 《dare vuelta para regresar a casa》. Cuando de repente entre los árboles vi uno que estaba secándose por el otoño que se estaba apoderando de todas sus hojas y entre penumbras logré mirar a una persona, colgando de una rama. Me avalance de inmediato con la esperanza de encontrarla con vida, cuando llegué a ella, estaba completamente inerte sin vida. Entonces reconocí a alguien familiar, lo que me animó a bajarlo y al momento de caer al suelo y mirar su rostro, cual fue mi enorme sorpresa que era yo mismo el que estaba ahí tirado sin vida. Desperté por demas espantado y sudando frio, todo en la casa era silencio y yo pase una de las noches mas espantosas. Despues de un tiempo que no conté, sucedió que entrando el amancer antes de despertar para mis labores. Soñé que el sol me pegaba fuertemente en el rostro, la sensación era demasiado real y el sol en esta zona es muy intenso, hasta entre sueño llegué a pensar que estaba durmiendo en la calle y que el sol golpeaba mi cara. Entonces dentro del sueño, empecé a sentir que me movía como si me llevarán acostado, cargando, lo que me hizo despertar dentro del mismo sueño y vi la luz intensa del sol lastimar mi vista, pues iba en la calle y algo me llevaba cargado. Me incorpore y miré que estaba dentro de un féretro, eso me lleno de angustia y temor, no me habia dado cuenta de cuando había fallecido, ni siquiera sabia si lo estaba. Miré hacia abajo, para ver quien me llevaba, esperando mirar algun familiar cercano, pero los cuatro seres que cargaban el ataud, eran cuatro entes humanoides con cabeza de perro, tal cual un Anubis mismo. Eso hizo que despertara aterrado en mi cama casi enmudecido. El ultimo sueño fue donde me dispuse a caminar, llegando ante un panteón, que debía atravesar para poder llegar a casa. Estaba muy cansado lleno de temor, pues ya era tarde de la noche y entre tumbas, unas muy finas otras muy humildes, logré ver una, que llamo de inmediato mi atención. Entonces como si tuviera iman, me comenzó a ganar la curiosidad de averiguar quien yacía en esa cripta y miré que en las letras de esa tumba, se podia leer claramente mi nombre. Era mi propia tumba, fue terrible la impresión. Hoy me pregunto, ¿estoy muerto? ¿Acaso siempre he estado sin vida? O mi vida pronto acabara, a caso son mis muertes en otras vidas pasadas, alguna de esas formas sera mi final, seran simples sueños de terror o son mis temores que me atormentan como en tantas noches, que paso con parálisis del sueño, No se cual sea la respuesta de tan espantosos sueños.
2
sin comentarios 35 lecturas relato karma: 13