Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

La norma, la palabra y el producto

Hoy hablaré de mi madre. Consciente de que en este fragmento, diré muy poco de lo mucho que se puede escribir de ella.
Era una asidua lectora,nos enseñó a leer antes de ir a la escuela. Al resplandor azafranado de una lámpara de querosen nos leía cuentos cada noche antes de dormir , de algún modo se las arregló para conservar una pequeña colección de cuentos latinoamericanos y un ejemplar del diccionario larousse ilustrado, al que ella apodaba «el gordo» ambas publicaciones muy ajetreado por los factores climáticos que se ensañan contra las precarias posesiones de los pobres, por tanto no ignoraba (por desconocimiento) las normas y protocolos donde rígidamente se desarrolla el lenguaje culto.
¿Su forma de hablar? su hablar era el propio de una mujer campesina nacida en el año 26 del siglo XX , con los modismos propios empleados en las faenas del campo, afines a su tiempo y a su contexto. Sin presunciones de ningún tipo,sin rebuscar en su Larusse (ilustrado) para hacerse pasar por erudita. La más atrevida de sus inmodestias , quizás recurrir a aliteraciones, (de vez en cuando) de una moraleja más que otra para enseñar las conductas a seguir. ! Pero sus manos¡ —sus manos tenían la virtud de curar el dolor— y reproducir formas y sabores. Era artista sin invocar las normas que encierran las artes, nos vestía con la misma normalidad de sus palabras y nos educó dentro de una actitud normalizada.
De los muchos productos que manaban de sus manos,obtuvimos el primer contacto con lo posible, de lo posible ascendió nuestra atención por la palabra y de la palabra, el equilibrio regulador de lo posible como remedio del producto

etiquetas: normas, palabras, producto, búsqueda
25
30comentarios 325 lecturas relato karma: 52
  1. #3   Que buen producto salió de esas manos!! Un relato que conmueve. Muy bien contado. Gracias por compartirlo.
    votos: 1    karma: 40
  2. #4   Qué conmovedor y hermoso. Es lindo conocer a tu madre con un relato que llega al alma y enternece.Abrazos cariñosos.
    votos: 1    karma: 40
  3. #5   Puedes estar orgulloso de tu madre, que seguro ella lo está de vosotros, esté donde esté. {0x1f60a}
    Bravo.... {0x1f44f} {0x1f44f} {0x1f44f} {0x1f44f}
    votos: 1    karma: 40
  4. #7   Qué belleza de relato querido Ludico. Gracias. Fue una mujer auténtica y maravillosa que sembró, sin darse cuenta tu amor por la palabra. Hoy goza de una feliz eternidad. Un abrazo amigo. Recordé tanto a mi madre.
    votos: 1    karma: 40
  5. #12   #5 Salvador Amigo muchas gracias por tu visita u tu comentario tan generoso.
    votos: 1    karma: 40
  6. #15   Una historia muy conmovedora, una de esas que llegan al corazón del lector. Me gustó mucho tanto que es uno de mis favoritas un abrazo compañero en la vida todo se aprende
    votos: 1    karma: 40
  7. #17   Hermoso relato, Ludico, me ha emocionado porque también he recordado mi infancia, pero en ella fue mi padre, también nacido en los 20, el que nos enseñó a leer antes de ir a la escuela, el que nos contaba mil cuentos habidos y por haber y nos despertaba la curiosidad por los libros y la lectura, aunque tuvieran pocos medios, como una familia campesina que era. Su madre, mi abuela, procedente de una familia más acomodada, había sido una lectora impenitente de los novelones y la literatura del siglo XIX, prima segunda del gran poeta León Felipe. Ella reunía a las vecinas en su casa del pequeño pueblecito y se los leía por capítulos como si de una tertulia literaria se tratara, casi todas eran analfabetas. Sus libros se conservaban en un baúl del desván de nuestra casa del pueblo y a mí me encantaba descubrirlos y leerlos allá arriba con la luz de la pequeña ventana. En cierto modo, esos libros nos metieron a mi hermana mayor y a mí en la senda de la lectura. Libros que con el tiempo y las mudanzas se perdieron. De ellos, solo conservo dos tomos como un tesoro.
    El Quijote que leí por vez primera estaba entre esos libros, una edición del siglo XIX que se perdió también, una pena...
    Gracias por hacerme recordar todo esto con tu hermoso relato, amigo.
    Una cosa, dices que tu madre nació en el año 26 de siglo XIX y sería del XX. Creo que ahí hay un lapsus de memoria... jejeje
    Un abrazo fuerte, Ludico!
    votos: 1    karma: 40
     *   mariaprieto mariaprieto
  8. #22   #17 Es correcto la corrección del siglo bella María, fue en el siglo XX , me sonaba XIX , por un toque romántico impulsado por el subconsciente, de algún extraño modo tiendo a sentir que provengo de mucho tiempo atrás, en más de un escrito mío, encontrareis, la frase «infnitamente viejo’» o «de otro tiempo» y siento en ciertas músicas una modernidad " actual" (sí vale la redundancia) como en las sonatas de Debussy o en el mismo danzón. Muchas gracias por tu intervención y aguda percepción.
    Esa anécdota que refieres de tu infancia, es muy emotiva, creo que hay un motivo allí capaz de generar una obra literaria que sería de alto significado histórico y artístico. Gracias por tu visita Maria, agradecido por tu corrección valiosa y oportuna.
    votos: 1    karma: 40
     *   Ludico Ludico
  9. #25   El cielo fue hecho para las madres, y son ellas las que nos llevan a ese sueño infinito. Felicidades Domingo por tan extraordinaria Madre.
    votos: 1    karma: 40
     *   cosechaTDP cosechaTDP
  10. #27   Sólo una infancia que nos tocó, reconoce el tesoro que una madre nos dio como el más preciado regalo.

    Conmovedor!!!

    saludos Domingo
    votos: 1    karma: 40
  11. #23   Muy emotivas letras que llegan hasta el fondo del alma!! Tu madre, un ser bello, que os ha enseñado lo mejor de este mundo.....Las madres deberían ser Eternas!! Mil abrazooos...
    votos: 1    karma: 39
  12. #24   #23 Emoción sale de mí corazón por tus palabras Violeta... abrazos.
    votos: 1    karma: 39
  13. #20   Emotivo relato y más que merecida dedicatoria. Gracias por compartirnos ese fragmento de tus recuerdos exponiendo tus raíces. Le va dando forma al porqué de esa creatividad e ingenio en las líneas. Aplaudo ese reconocimiento y aplaudo el hecho de que haya forjado esa enseñanza a tan extraordinario escritor.

    Enhorabuena Domingo.
    Abrazos fuertes
    votos: 1    karma: 38
  14. #21   #20 agradecido por tu presencia Mucio y por la exposición de motivos cargadas de afecto lo cual es también conmovedor. gracias Mucio.
    votos: 1    karma: 38
     *   Ludico Ludico
  15. #29   Qué hermoso escrito y que bonito todo lo que cuentas de tu madre. {0x1f60d}
    votos: 1    karma: 38
  16. #30   #29 Gracias Galilea, por interpretar de este modesto sentimiento...gracias,
    votos: 1    karma: 38
  17. #6   Impresionante texto Ludico. Felicidades.
    votos: 1    karma: 34
  18. #8   #1 Tenía varios días dando vueltas en la computadora y aproveché estos dos días libres para hacer algunos rescates ...
    votos: 0    karma: 20
  19. #9   #2 Gracias Fran, muy grato contar con tu presencia amigo....
    votos: 0    karma: 20
  20. #10   #3 Gracias Raffa , dejé a un poema sin título, para trasladar el título a este relato que tiene un significado especial para mi
    votos: 0    karma: 20
  21. #11   #4 Gracias Sinmi, que afortunado me siento de contar contigo para lo que sea.
    votos: 0    karma: 20
  22. #13   #6 Aprecio mucho tu presencia joven poeta en este espacio...es tu casa , puedes wntrary cuando quieras.
    votos: 0    karma: 20
  23. #14   #7 ooh Yaneth Gracias por venir, emocionado por tu comentario. Saludos.
    votos: 0    karma: 20
  24. #18   #12 Un placer, Lúdico... {0x1f44d} {0x1f609} {0x1f603}
    votos: 0    karma: 20
  25. #26   #25 Gracias TDP por presentarte en esta tribuna.
    votos: 0    karma: 20
  26. #28   que bello escrito dedicado a una madre

    muy loable

    muchas felicidades buen amigo poeta !
    votos: 0    karma: 20
  27. #1   Es un emotivo relato, impregnado de verdades, de buenas vivencias y de enseñanzas que supieron aprovechar a cabalidad entre ellas la de la lectura y escritura, sus manos moldearon a dos buenos e inigualables escritores y su modesta enseñanza tuvo como resultado una familia de hombres y mujeres trabajadores y honrados.
    A mí me dió su amor, su comprensión y el título de hija el cual me concedió cuando me casé con. Su hijo. Una mujer sabia con manos labriegas prodigiosas que nos abandonó con prontitud y que siempre extrañaremos. Un abrazo para ti con mi agradecimiento por éste verídico y amoroso relato, todo lo que digamos siempre será pocoo para describir a ésta maravillosa mujer.
    votos: 0    karma: 19
     *   Varimar Varimar
  28. #19   #8 Un hermoso relato conmovedor, tienes que seguir rescatando, fue un excelente domingo de buenas lecturas, sigue en tu rescate que tienes escritos de gran valor
    votos: 0    karma: 19
  29. #2   Tu madre tiene que estar radiante de felicidad, donde quiera ande... Seguro que superaste todo lo que un día soñó sobre tí, amigo.. Y te envía millones de estrellas de agradecimiento... Abrazos!!
    votos: 0    karma: 18
  30. #16   Gracias Ludico.
    votos: 0    karma: 14