Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

NUNCA. PERO HOY SÍ, "fénix dieciséis"

Nunca he sido de admirar algo durante mucho tiempo. Quien me ha amado mal sabe que cuando cierro la puerta no miro atrás.

Sin embargo, nunca he sido de rendirme o conformarme rápidamente. Quien me conoce sabe que lo que verdaderamente me apasiona lo llevo en silencio, y que todo lo que suelto por la boca es mera verborrea dirigida a entretener pero jamás a decir verdades profundas. Ésas las oculto bien y a veces parezco fría o indiferente o mala o banal o simple o tonta. Solo quien no me conoce se queda en esos "a veces".

Nunca he sido de canciones lentas porque necesitaba ruido que acallase a cada demonio desesperado que me golpeaba la conciencia... ahora si mi interior se pudiera escuchar sería country o indie, ataraxia que no lucha contra mis infiernos: como si fueran cantos de sirena, los calman y el fuego se convierte en el cielo donde vuelan resilientes mis fénix.

Sin embargo, nunca he sido de café a medianoche o de huir de los problemas. Más bien al revés, solía enamorarme de las causas perdidas y de todo lo que me provocara dolor: a la tragedia me acostumbré. Quien me conoce sabe que llenaba los silencios con tristezas ajenas porque ayudarles me hacía apartar las mías por un segundo. Quizá he sido la persona más altruista y la más egoísta a la vez.

Y aunque nunca he sido de abrazar la belleza porque no la merezco, que quien me conoce sabe que huía del amor porque me convencí de que eso no existía..., y sin embargo aquí me tienes.
Aquí me tienes que cualquier poema que no es triste y cualquier pintura que me hace sentir algo me recuerda que una vez estuve viva, que luego estuve muerta, y que lo siguiente que son... tus ojos, ayudándome a entender de qué pupila hablaba Bécquer, obligándome a dejar de ser la que podía escribir los versos más tristes esta noche.

Nunca he sido de admitir que amo. Quien me conoce sabe que no puedo evitar no amarme. Sin embargo aquí me tienes, luchando contra los demonios de mi pasado que a veces siguen provocándome agonía cuando todo va bien, porque aunque nunca he sido nada de lo que hoy soy: he encontrado lo que amo y me ama, y voy a dejar que me mate.

etiquetas: amor, cambio, introspección, riesgo
4
2comentarios 43 lecturas relato karma: 62
#1   Es decir que guardas tus cosas en en un rincón estanco pero no esta de mas abrir una pequeña válvula para que el río fluya. Felicidades y te deseo mucho éxitos. Me gustan los relatos, me apasionan. Saludos
votos: 1    karma: 36
#2   #1 ¡Muchísimas gracias! Me alegro de que te gusten :') ¡Igualmente y un saludo!
votos: 0    karma: 16