Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El océano de mi cabeza

¿Han sentido como la piel se pone fría, los labios tiemblan, los dedos se sumergen en el pantalón y tu mente te reclama? Pero a pesar de eso no puedes entrar a tu cama, no por falta de sueño sino porque las estrellas son mejores que cualquier pesadilla. Es un hermoso mar de emociones y preguntas sin respuesta.

Cada día a partir de la misma hora, salgo a gatas de mi casa y busco donde las luces no rosen mis mayores anhelos, donde el inmenso firmamento se aprecie a todas sus anchas. La noche es apremiante, pero tiene ese toque de frialdad que a veces asusta. Un rechinido se convierte en las voces de un demonio y el cantar de un ave es el cielo abriendo sus puertas.

No es insomnio, más bien fuerza de voluntad. Mi cafeína no cabe en una taza, así que todas las noches a la misma hora lleno este vacío con más vacío. Pero lleno de luz por doquier y me siento completo.

Es como ver el océano, pero en este no se nadar. Así que solo me queda reclinar mi cabeza hasta que duela el cuello o recostarme en lo frió hasta que mi espalda se congele. No me arrepiento de sacrificar mi descanso, es mejor tener ojeras por el cielo que por mi computadora..
2
sin comentarios 26 lecturas relato karma: 17