Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Piedad

Aquella Madrugada
Deje que durmieras en mis piernas
Mientras pedía permiso a la eternidad
Para tenerte una vida entera.
Dijo que a veces eres todo y luego nada
Que llenas mis días con alegrías y sonrisas
Después vacías mis noches con lejanías y silencios.

El notario dice que estoy libre de quererte
Que te regale mi aliento más agitado
para que dejes de ser sólo una canción
Que soy un pedazo de cielo con nubes negras orbitando por tu cuerpo sereno .
Que serás mi vida,mi ser
Y mi utopía
Que te reconocere mío
Te reclamare mío
Entre lujuria de besos
Entre angustias y sollozos .

Mi corazón dice que quiere dejar besos
regados en el sudor de tus hombros
Que le gustaría posarse en tu pensamiento
como candado de tus sonrisas inoportunas
Que quiere tu perfume impregnado
en las sábanas de aquel ayer.
Dice que tiene miedo
Que no soportaría volver a guardar luto
donde no habrá ni funeral.


Que tus besos son sed


Que no me falles cambiando la dirección de tus ojos aún lugar que posiblemente conozco.
Y yo..
Yo no se si este amor es dorado
Pero se que todo refulge brillante y eterno
cuando te veo a ti.
Se que quiero aprender amar tus cicatrices ,
instalar la primavera en mi pecho.

Tú,la obra de un autor desconocido que tiene mis respetos desde el día que leí por primera vez.






6
sin comentarios 24 lecturas relato karma: 49