Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

De regreso al horror

La curiosidad le llevó hasta aquel antiguo hospital aglutinador de la historia y la cultura del horror de mediados del siglo pasado. Sus ocupantes fueron aquellos a los que negaron una mínima justicia humana. Hurtada la paz de sus cuerpos y de sus Almas, el futuro dejó de existir.
Un largo pasillo daba paso a las habitaciones. 111, 112… 114. "¡No estaba!" La temperatura bajó bruscamente y todo quedó en penumbra. La 113 apareció al fondo del pasillo. Era real. Un hedor reconocible y nunca olvidado lo invadió todo. Sintió una náusea y, maldijo a quien osara reabrir esa puerta.





Publicado en la Asociación Solidaria Cinco Palabras:
cincopalabras.com/2020/01/26/escribe-tu-relato-del-mes-de-enero-v-sol-
Causa del mes de Enero:
FUNDACIÓN @AENILCE
Organización dedicada a las personas con parálisis cerebral.

Imagen encontrada en Internet
15
9comentarios 77 lecturas relato karma: 68

Vacaciones a Holanda en verano de 1984

Año 1984. Yo tenía 17 años. Fui a pasar unas vacaciones de verano a casa de unos amigos holandeses desde mi infancia, a la localidad holandesa de Eindhoven. A los pocos días de estar allí, conocí a otras personas y entre ellas, había una chica rubia, con el pelo corto. Muy simpática. Se llama Nicole. Nunca le pregunté por su edad, pero creo que por aquel entonces, debía tener como mucho, dieciséis años. Rápido congeniamos y nos hicimos amigos. Solo había un problema. Que no sabía el idioma holandés apenas, solo algunas palabras que me habían enseñado mis amigos y muy poco de inglés, más o menos como ahora, aunque ahora, quizá un poquito más. A medida que pasaban los días, me gustaba más. Y me consta que preguntaba cosas de mí a mis amigos. Ella y yo, más o menos nos entendíamos, a veces con gestos y otras, con alguna que otra palabra suelta en holandés y inglés. Reímos mucho y reconozco que, cuando jugaba a fútbol en la calle con otros chicos del barrio, yo me esforzaba por jugar bien tácticamente. Estaba ella allí mirando. ¡Cómo no me iba a esforzar!
leer más   
5
6comentarios 44 lecturas relato karma: 60

El techo

Era un techo único.A través de sus múltiples agujeros, podía mirar el sol y mojarme con la lluvia.

Al Agus
leer más   
5
sin comentarios 11 lecturas relato karma: 56

Las extravagantes aventuras del Picueto andarin II (El perro pensador, filósofo e ideólogo)

Extrañado al ver mi sombrero del revés,
lo recogí y contemplé la campiña y al seguir el camino un setter irlandés me salió al paso.
- Buenos días caminante, pareces extraviado.
- Disculpe usted- Me dirigí sorprendido al perro que me salió al paso.
- No estoy acostumbrado a esta serie de encuentros.
- Usted perdone por no haberme presentado. Soy guardián, pensador, filósofo e ideólogo por estos lares.
Ante esto solo me quedó descubrirme ante el
y mostrarle mis respetos.
-Podría ser su guía en estas tierras.
El can mirándome fijamente me guiñó un ojo.
- Será un placer - contesté entre sorprendido y asombrado.
-Pues sigame pues, guau, guau, guauuu.
Asombrado por su ladrismo tuve que preguntar.
- Perdone usted, pensé que hablaba y no ladraba.
Giró su cabeza y frunciendo el ceño solo me respondió.
- Caballero, sin saber idiomas no se va a ningún sitio. Además, yo nací hablando no ladrando. Nunca juzgue lo que ve por su aspecto.
leer más   
4
1comentarios 23 lecturas relato karma: 61