Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Por ello...

El escritor es el veneno que contamina la esencia con instantes a olvidar
en dedo en llaga las vuelve atormentar
dándoles vida eterna en letras de alta mar
y muestra de ello es lo que traigo en este puño:

Entre las manos capturando el agua de la lluvia
el alma se manifiesta y en aurora de gota en gota
deja regada en el tren vos permitió bajar
a la estación en convexa agonía esparciendo en vino por la piel.
No hablemos más de la falta de relámpagos
porque aún era de día y el sol lo sabía.

El veneno pasa por la faringe desgarrándole en trozos de metal
carcomiendo la nube del tabaco
el estigma dorsal,
y las venas en golpes de olas tripudiando a cada barco.

La esencia está estancada en el charco de la azotea
y un náufrago vigila el portal
de dos locuras invertidas
para en cada noche leer las huellas muertas.

El escritor es el veneno que contamina la esencia con instantes a olvidar
en dedo en llaga las vuelve atormentar
dándoles vida eterna en letras de alta mar
y muestra de ello es lo que traigo en este puño:

El universo me recoge a su abismo
por ello me despido
sin antes no dejar la esencia en cada instante
y plantar en el espacio una tarde sin aliento.

etiquetas: amor, besos, locura
5
sin comentarios 9 lecturas relato karma: 50