Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El dia que nos hicimos solidarios

Cuando la creciente de 1981 nos aisló, por unos días nos olvidamos de las clases y del fútbol, incorporandonos a diversas tareas de apoyo: cargar las cajas de enlatados que llegaban, seleccionar ropa y zapatos usados, y repartirlos por los campos. Creo que eso nos hizo más solidarios, y nos permitió ver con una óptica mas real, las necesidades humanas. Al principio éramos los de El Recodo: Pablo, Ricardo, Daniel, Gumer, Taboto, Mario, Alexis y yo; luego todo el grupo de “panas” del Liceo.
Fueron días muy duros para nosotros. Mas para unos que para otros. Recuerdo el trabajo de apoyo voluntario, llevando alimentos a los campos y encontramos casas tapiadas, animales muertos, y mucha gente con hambre y necesidades. Fuimos a Vega Abajo, bordeamos las lomas. Fue más de un mes aislados por las tres entradas al pueblo, con los tres puentes caídos, y usando carruchas para pasar de lado a lado la gente, los alimentos, medicamentos, e incluso agua potable, ya que el acueducto fue totalmente deteriorado. Supimos de familias que murieron tapiadas por los barrancos que cubrieron totalmente sus casas, e irónicamente, mientras más pobres masa afectados. Por fin entendía, para que servían esos cursos de primeros auxilios que nos daban eventualmente los bomberos y esos “chamos” vestidos con bragas naranjas de los grupos de rescate y Protección Civil.
A los dos o tres meses, poco a poco, la tragedia se iba convirtiendo en un mal recuerdo, en la medida en que los puentes de guerra colocados de emergencia daban paso a nuevos puentes fijos, con bases mas firmes que las anteriores, asi como por la limpieza de los barrancos, la construcción de un muro altísimo que frenara el caudal violento por el caso del bravo rio, de viviendas para los damnificados, y arreglo de toda la infraestructura afectada.

2018
1
sin comentarios 30 lecturas relato karma: 15