Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Un sofá

Rodeado de libros,
Acompañado de colillas de cigarro; botellas vacías de licor. Recuerdos y sueños rotos, estaba mi viejo sofá de aquella casita de alquiler en el viejo Guadalajara.

Era mi refugio predilecto.
Hartos sueños se fraguaron allí.
Penas se lloraron al calor de la botella,
Hojas y hojas de poemas, ensayos y catársis se escribieron en ese aposento.

Hoy extraño ese viejo sofá, o, ¿ será que extraño ser invisible para todos?
Poder estar solo con mis 10 voces al mismo tiempo; embriagado de mi pensamiento, sin pendientes de otros, ni libertades pintadas a medias.

Hoy es un día en el que hay que ser adultamente funcional y me niego a ello. Busco el silencio anacrónico y solemne de lo que es estar consigo mismo, en tu propia inmundicia, pero al fin, tu espacio.
9
1comentarios 51 lecturas relato karma: 77
#1   Muy bueno, me ha gustado leerlo
votos: 1    karma: 16