Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Valentina

Estabas ahí latiendo fuerte y sin saber cómo eras ya te amaba.
Te esperé con ansias, de aire nuevo te hiciste real y como suave caricia te acuné en mis brazos.
Te colmé de besos y canciones de cuna y tu llanto me inundó el alma, creciste tan rápido que apenas noté tus cuatro años, sin embargo tus besos me bastaban para seguir soñando.
Seguirás creciendo y un día tendrás tu propia vida, tus sueños e ilusiones y yo estaré ahí para abrazarte, para alimentar tus ganas, secar tus lágrimas, colmarte de besos, regalarte canciones de cuna y recordar en cada mirada, cada sonrisa toda esa magia que le diste a mi vida el día que llegaste a ella.
2
sin comentarios 25 lecturas relato karma: 15