Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Recl/amor

Por más que la doy por perdida
salgo siempre a su encuentro.
afortunado en el amor, sí
pero indigente por sus besos.
leer más   
3
2comentarios 25 lecturas relato karma: 40

La princesa rubia

Realmente era una princesa, eso pensó Francisco cuando la vio por primera vez.Su pelo largo y rubio brillaba en la luz del sol, con un resplandor que el joven jamás había visto.Su andar gracioso y acompasado se parecía al desplazamiento de una bailarina de ballet en el escenario de la calle. Sus ojos, como cristales azules resaltaban en su bello rostro,un rostro que Francisco sólo había visto en algunos cuadros de Boticelli.

Se llamaba Angélica.Nunca un nombre había sido tan bien puesto, ella era como un ángel.

Desde ese día Francisco intentaba por todos los medios verla.La…
leer más   
3
sin comentarios 24 lecturas relato karma: 55

Alianza y Fuego

La noche era un manto oscuro ,
y el cielo, un inmenso mar de nubes .
Una furiosa tormenta se acercaba
cubriendo de lluvia y relámpagos la lejanía .

Estabamos solos, ella y yo .
Ella, la dama intensa de mis sueños,
reina de mis pensamientos,
y mi atracción constante.
Estaba allí ,
desnuda de cuerpo y alma .
Sedienta de amar, fogosa y sensual
como sólo ella lo es .

Estaba allí... parada frente a mí ,
yo, quedé paralizado .
La mágia de su encanto y el aroma de su piel
me hipnotizaron .

La primera noche juntos,
y el deseo gobernaba .
La pasión de nuestros besos
incendiaron…
leer más   
4
sin comentarios 39 lecturas relato karma: 46

La vida

Diecisiete, el diecisiete nunca se olvida, llegas a mi mundo y unas veces es bello y otras un desastre. Hay palabras que valen oro, no sabía que las palabras tuvieran valor ¿Qué clase de ser no lo sabe?. En mi mundo existe un ser que se conforma con poco y no se le quitó nada nunca. ¿Existen mundos justos? En el que mi ser habita no existe esa palabra, la vida juega y tu eres su juguete, te quita y te da conforme seas con los demás seres, unos tienen más suerte que otros. Mi ser estaba ocupado en su "universo perfecto " y se olvidó de su alrededor. Mundo justo, mundo…
leer más   
4
sin comentarios 65 lecturas relato karma: 32

La Conclusión

Una noche soñé que alguien se vivía justo aquí, en mi sangre, en mi carne y en el velo de mi mirada; mirada vagamente compartida.
¿Y si no es verdad que en mi casa ya no viven inquilinos ?... ¿y si es verdad que habito un castillo donde solo soy uno mas que alimenta fantasma?. Recuerdo haberme soñado dueño de una música legítima, extraña también por el ritmo y las palabra, donde versos relaciónados con poesía sacra, ofrecían un elixir en la muchedumbre allegada. Muchedumbre desconosida lejos de tal embaucarse. Poco se de eso otro que tambíen he sido yo, lo cierto es que al…
leer más   
10
3comentarios 75 lecturas relato karma: 63

Los zapatos con falla

(Dedicado al autismo de Ágata que inspiro esta historia)


Pero qué desgracia Señores! Que miserable y hostil desgracia!
Luego de unas horas de felicidad, se me acaba de despegar la suela del zapato. Hasta se me ha hecho un agujero en la punta y puedo ver asomado con evidente pudor mi dedo gordo.
Y eran nuevos, señores! nuevos!
Recién comprados...Hara cosa de unas horas que los acababa de comprar.
¿La boleta? La tire. Ya se, que sin boleta no tiene cambio. Ni rogándole a todos los santos me lo cambian o lo que seria mejor me devuelven mis pesos.
Pero querida, que iba yo a saber...Que…
leer más   
9
4comentarios 60 lecturas relato karma: 47

No Le Busque Sentido

Estoy ahora mismo que no me hallo. Pues resulta que un amigo, me acaba de mandar una foto por whatsapp, con las uñas de los pies pintadas de rojo y rosa, ¿Os lo podéis creer?. Mi amigo con las uñas de los pies, pintadas de rojo y rosa.

De verdad que no doy crédito, cuando todo el mundo sabe que esos dos colores no combinan para nada.

En fin, bueno el sabrá. Yo desde luego no he podido callarme y se lo he dicho bien clarito. Que va a ir haciendo el ridículo. Pero mira, allá cada cual y es que además no me extrañaría, porque éste es muy sentimental y delicado y basta con que le…
3
2comentarios 30 lecturas relato karma: 39

Arborescencia asolada... (Anticuento Neosurrealista)

Arborescencia asolada
((Anticuento Neosurrealista))

Fue aquel día, uno mucho de tantos, casi piedra, rama,
tronco o fruto, flor a cada paso, fue aquel día... Quedando
en un aullido de duda, cómplice del miedo al morir de
hambre dónde el vientre camina...
No sé si me comprenda... Déjeme explicarle, aquí dónde
la silla se sienta y espera darle vuelta a las piernas...

Todo sucede a cierta distancia de la selva, por los edificios
qué gritan, en la cama qué espía las pesadillas asustadas
con evidente interés, si no... ¿Qué sería del bosque empeñado
en extinguirse ?... Y de la…

leer más   
13
3comentarios 59 lecturas relato karma: 71

La fuerza de la naturaleza

El espectáculo de las erupciones del volcán Popocatépetl le mantenían extasiado. Una emoción comparable a la que experimentaba cuando, por enésima vez, asistía a la representación de Aída, su ópera favorita.
De nuevo la fuerza de la naturaleza despertaba y frente a ella se evidenciaba toda la debilidad humana.
La tierra escupía fuego, gases y cenizas; quizá indignada ante una humanidad que desoyendo su propio latido, se olvida de sembrar la sostenibilidad necesaria para que ese admirable, único y casi mágico corazón siga vivo.
Desde la Estación Espacial, un conmovido…
16
15comentarios 98 lecturas relato karma: 65

Es grande

.
.
. Es grande, pero no hablamos de tamaño, ni de edades, ni de espacios, ni fronteras
porque hay grandezas que son etéreas, que no se miden, ni se tocan, y como explicar
entonces su humildad de corazón, cuando hay que seguirle despacio y corriendo sus pasos
porque su alma inquieta no se detiene, porque no puede dejar de abrazar a la gente
y le sobra arte, sabiduría, calle, por donde se escurre leyendo nuestra poesía
para hacernos vida caminando con él, extrañando sus olas… Quizás un #microcuento

. soundcloud.com/lola-bracco/le-sobra-arte-poesianomada-1 (Lola)
.
11
sin comentarios 88 lecturas relato karma: 70

El Poema del Silencio

Un poema del bardo mexicano J P Hernández Oliva, titulado “Poema en Silencio”, me remontó unas cuantas décadas atrás, por allá a mediados de los ochenta del pasado siglo, a una tarde de tertulia en el viejo café del frente de la Facultad, en la sede vieja del norte de la ciudad. Entre cervezas, humo de cigarro y la cadencia de Rubén Blades y algo de Nueva Trova Cubana, las horas transcurrían en un corral de conversaciones trashumantes, que iban y venian desordenadamente de la diatriba historiográfica a los resultados dominicales del futbol para pasar a la última película de Al…
leer más   
10
4comentarios 46 lecturas relato karma: 75

REFLEJOS, "fénix veintidós"

La mujer intenta huir del reino utópico fingiendo ser mortal y se coloca, sentada con una pierna flexionada bajo la otra, a leer mientras coge un ramillete de flores que adornan el paisaje casi onírico en el que se encuentra. Se obliga a sentirse mal, o a sentir algo en absoluto, pero las huele y su sonrisa es despreocupada.

Mete una elegante mano en la cesta de mimbre que dejó con cuidado al lado del manuscrito, y saca una cereza color rojo sangre. La saborea entre sus labios mientras sigue leyendo y mientras las flores se mecen con el, para ella, imperceptible viento.

Su pelo color…
4
sin comentarios 16 lecturas relato karma: 44

Vestigios de amarillentas hojas

Después de contemplar el ocaso, se me vino a la mente tu imagen, pequeña amiga mia. Y dormí con tu recuerdo al aire libre para esperar la llegada del amanecer y sorprenderlo in fraganti.
Desenredé una maraña de pensamientos camino a casa por la veridita arrebolada por el sol.
Una vez en casa, me senté en mi mecedora de algarrobo y dejé que el viento me meciera a su gusto o disgusto. En ese vaivén me pregunté si el ocaso tambíen llegaría a nosotros de esa forma cruel como lo hace el tiempo con los libros. Si con el pasar del tiempo, tan malicioso con la edad del hombre, nos…
leer más   
4
sin comentarios 30 lecturas relato karma: 42

Sabes, si una luciérnaga es capaz

Sabes, si una luciérnaga es capaz
De emanar una luz que, indescrip-
Tiblemente, es una muestra sutil
De su belleza ya que, desde el
Fondo del interior se extiende ha-
Cia ese universo inalcanzable lle-
No de plenitud por su excelencia,
Así te expresas, con esa semejanza
Que hace que nuestras vidas confa-
Bulen a tu alrededor, con esa incur-
Sión hacia lo indistinto de tus en-
Cantos llenos de pasión y hermoso
Destello, deseando locamente el
Pertenecer por siempre a tu lado,
Regando cada minuto con agua
Bendita, así esta nueva aventura
Sublime de amor, además de bendeci-
Da, que nunca perezca y su rocío
Dure por la eternidad.
leer más   
5
sin comentarios 20 lecturas relato karma: 64

Somos Inmortales

Quizás no hemos comprendido que somos inmortales…

Puede que sea causa de nuestra adultez, donde las fantasías de niño comienzan a perder sus plumas, y con el paso del tiempo nuestro pensamiento desciende a la tierra, encadenándose así a lo palpable. Como consecuencia, enjaulamos incluso la propia vida a un cuerpo, limitando así su existencia a la duración de este último... Pero, ¿realmente esto marca nuestro tiempo aquí en la tierra?

He comprendido que permanece vivo lo que en la memoria se encuentra… Fíjese, que cuando conocemos a una persona, de manera directa o indirecta,…
11
6comentarios 78 lecturas relato karma: 172

Fue vislumbrado

Y fue que tras todo lo acontecido
un rayo de luz fue vislumbrado...
no pidió permiso, llegó sin avisar
y se instaló en los ojos de aquella mujer
que tanto lo había necesitado.
El búho sonrió satisfecho
al empaparse de tanta belleza...
y al fin levantó el vuelo.
leer más   
19
16comentarios 103 lecturas relato karma: 76

El poeta

Necesitaba espacios para la soledad,
pero no tan vacíos…, di/sin versos.
12
8comentarios 77 lecturas relato karma: 68

El piso número 8

Dormía, después de un largo viaje había llegado a mi destino. El piso número 8, ubicado antes del final del pasillo, donde pernoctaría por tiempo indefinido. Apresuradamente subí las escaleras, buscaba mi habitación. Abrí la puerta, al cruzar, inmediatamente cerré; un cristo grapado de un brazo se encontraba detrás. Atrajo mi atención debido a que estaba inclinado hacia mi derecha y sin la cruz. Frente a mí, ventanas sin sentir calor, un piso opaco sin limpiar, una cama cubierta con sabanas empolvadas. Aromas de un viejo lugar donde historias de más de seis lustros, fantasmas…

19
2comentarios 77 lecturas relato karma: 63

Aroma en mi pecho

Era una vez , una rosa sin aparente color , aunque abundante en belleza , sus pétalos se escondían ante el resplandor del firmamento.

Debido a la distancia , era imposible deleitarme con su fragancia , ciertamente es un misterio, si podré llevar su aroma en mi pecho.

Mientras callaba y observaba , un fuerte viento la sacudió , pero no la quebrantó , su raíz era fuerte como una roca.

Al finalizar los vientos se tornaron dóciles , convirtiéndose en silencio , y mi vista se llena de gozo
Sus pétalos estaban al descubierto.

Si en la distancia robaste mi palpitar , en mi pecho imaginar no puedo.

Así como el rocio duerme entre sus brazos , mi andar busca su sendero . Y pienso y pienso , si algún día podré llevar su aroma en mi pecho.
leer más   
4
sin comentarios 18 lecturas relato karma: 42

Entre Chupitos

Sentado en la barra. Frente a mi, un vaso de tubo. No sé que narices hago aquí. A veces, si que las sé. Otras, no tanto. Ya ni recuerdo que estoy bebiendo. Lo que si puedo acertar, es que no consigo adaptarme a este mundo. A sus locuras y desmadres.
Y para ser sincero, reparto mi vida con dos casas.
En una, como y duermo.
En la otra, paso las horas muertas bebiendo.
La primera está en pleno centro de la ciudad y la segunda, está en esta estación.
En este viejo bar.
¿Que porque aquí? Es sencillo.
Dicen que cada media hora, una nueva persona aparece por estas zonas. Y en parte, es…
5
sin comentarios 12 lecturas relato karma: 33