Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

El pasado

.
He vuelto a la vida, a la mala por perfecta,
a la que no se olvida, al derrumbe de recuerdos que fueron felices,
donde bailaron enamorados y deseándose indecentes nuestros cuerpos,
he vuelto, pero nada es igual, que en ese entonces…

soundcloud.com/lola-bracco/nada-es-igual-corto (Lola)
22
2comentarios 116 lecturas relato karma: 52

Como un Tigre

Caminaba sigilosamente por los pastizales, fingiendo una severidad, que no era del todo propia de su carácter, era un gordo grandulón y buena gente que se hizo capataz, presumiendo de unas concepciones del saber, del poder y la responsabilidad dignos de un ilustrado en filosofía. Haciendo justicia, había que catalogar sus oficios de capataz como muy eficientes, muy buenos, lindando con la excelencia. Sus virtudes naturales eran potenciadas por una aptitud auditiva y visual más allá de los índices comunes; era capaz de oír y ver lo que cualquier otro no podía. Esto le habría…
3
4comentarios 35 lecturas relato karma: 48

Mujeres & Botellas

Era invierno del dosmil y pico,
fui en busca de una buena compañía,
la noche lo a meritaba.
A meritaba unos tragos y acabar follando hasta el quedar inconsciente.
Salí en busca de ti...
Estuve borracho buscándote entre esquina y esquina
Nunca va a parecer -Me dije-
Fue entonces, justo cuando el cigarro dejo de estar vivo, te vi.
Estabas detrás de una señora gorda que tenia un buen trasero,
Justo detrás de esa señora grotescamente gorda con buenos senos...
¡La encontré! -Dije en tono de borrachera-
Eras una dama hermosa, con grandes ojos verdes, un vestido blanco,
el universo en tus…
leer más   
4
sin comentarios 37 lecturas relato karma: 35

El color de la vida

Se encaminó contenta hacia su nuevo trabajo. Por fin entraría un sueldo en casa y se sentía feliz.
Condujo su coche entre el denso tráfico de una ciudad que despertaba y luchaba un día más por salir adelante.
El recepcionista le saludó gentil, y ella correspondió sin dejar de sonreír.
Su primer cliente le estaba esperando. Se cubrió con una bata blanca y unos guantes, al tiempo que lo examinaba detenidamente. La palidez de su rostro era evidente, y su maravillosa misión consistía en transmitir, a esa piel inerte, el color de la vida que la muerte le había robado.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/10/28/escribe-tu-relato-de-noviembre-i-hermana-
21
15comentarios 108 lecturas relato karma: 52

Que hago aquí?

Hoy estoy aquí!

Esperando en el carro antes de entrar
a una habitación con otro hombre.
Como me siento? No se!
No se que pensar, ni que decir,
ni que hacer, ni si estoy haciendo
lo que debería hacer,
no se que esperar,
siento miedo y humillación por un lado,
siento que este viejo motel y ordinario no me representa,
ya no puedo huir,
ya no puedo cambiar de opinión,
o quizas si?
Porque no solo di la vuelta?
El tiempo es corto para hacer el amor
así que tendré solo sexo
y que me haría pensar que haría el amor
con alguien que conozco hace tres meses,
no…
leer más   
5
sin comentarios 33 lecturas relato karma: 38

Día Lluvioso

El inicio para toda

Lluvia son esos suspiros

De aire fresco.

Después el cielo se

Hace gris, a causa

Del complot de las

Nubes por cubrir

Al sol.

En acto siguiente

Los demonios bajan

Con tambores y

Lanzando relámpagos

Para asustar a la gente.

Por último el cielo empieza

A llorar por perder la batalla

Ante los demonios.

Ya que no puede ser

El vencedor en todas las batallas.

Ahora siento esas gotas

Derramándose en mi cara,

Mojando mi cabello y a la

Vez mi ropa.

Es momento de encontrar

Un refugio.

Corro, corro con mis

Fuerza, evitando caer.

Llego a una pequeña…
4
sin comentarios 46 lecturas relato karma: 57

• efímero setenta y uno •

Es increíble cómo te encuentras en un lugar determinado en un tiempo concreto y no puedes llegar a imaginar qué circunstancias contextualizarán tu vida la próxima vez que vayas.
Así es cómo me he sentido cuando he vuelto a ese lugar después de algo más de un año y he recordado la manera que tuviste de prometerme que me llevarías a esa cafetería donde dejaban a los gatos del barrio entrar y se formaba un ambiente muy acogedor e inspirador, por lo que, aseguraste, me encantaría.
Sin embargo, un año más tarde, es absurdo informarte que estoy en tu ciudad para, por fin, acceder a…
4
sin comentarios 30 lecturas relato karma: 55

Linterna

Cuando entro en la habitación, la observó en su desnudez, hermosa y distante como las dos últimas noches que había estado con ella.

No había acabado de besarla, de desnudarse, cuando el guardia de la morgue lo descubrió a la luz de la linterna.
leer más   
4
sin comentarios 50 lecturas relato karma: 39

Viejos Libros

Manipulo mis viejos libros, haciendo un titánico equilibrio en mi desarreglada biblioteca. Ideas desparramadas como fuegos artificiales que se desvanecen en la oscuridad, la tarde decidió apagar todo destello solar, por eso, la penumbra reina y todas las tardes no son lo mismo desde que no estás.
Mi banco de memorias no sustenta tantos recuerdos fugaces y mis libros se llenan de conceptos extemporáneos. ¡Qué incomodidad! ¡En el mundo ya no se puede vivir sin agua!. Creo hallar la razón de tanta metáfora en contra de los desiertos, Sin embargo, me levanto con aplomo, intento…
leer más   
5
sin comentarios 32 lecturas relato karma: 67

Esa chica

Eres esa chica.
La que dice que tiene mil defectos, pero la única que entró a mi corazón.
La que se mira al espejo y frunce el ceño, pero que a mí me vuelve loco de amor.
La que le preocupa perderme, y me tiene con ella hasta el fin de los tiempos.
Eres esa chica especial que con solo mirarme me alegra el día.
La que con una caricia me quita todo el dolor.
La que me arropa en sus brazos, brindándome el lugar más seguro del mundo.
Eres la chica que me abrió su corazón y me regala día a día todo lo que necesito, sin pedirme nada a cambio.
Eres la chica que se adueñó de mi corazón y lo guardó en sus sentimientos cuidando de él todos los días.
Eres la chica por la que mato y muero.
Eres la chica con los mejores sentimientos.
Eres esa chica...
Mi chica.
leer más   
5
2comentarios 30 lecturas relato karma: 41

Sociedad

Adios amor fueron sus últimas palabras
antes de recorrer el trayecto
que la lleva a la hipocresía.
A ese amor espurio y rutinario
que envuelve a la sociedad.

La sociedad está enferma.
¡qué digo la sociedad, el amor es el que está enfermo!

Está enfermo desde que existe la propiedad privada.
Esa propiedad egoísta que utilizamos
porque las partes no son conscientes.
Pero mientras tanto satisfacemos el ego
a cambio de lo material.

¡Ay el día que el inconsciente
nos lleve a la realidad!
Para entonces,
el amor habrá triunfado;
el amor, motor principal de la vida,
muy por encima de la salud y el dinero;
en definitiva, lo material.

Posdata.

Si la veis, hacedle saber que la quiero;
no para mi, conmigo.
leer más   
6
sin comentarios 43 lecturas relato karma: 64

Ladrones (microcuento)

Ella era ladrona, ladrona de profesión, robaba todo a su paso sin nublarse ni un poco la razón, la razón la sostenía, la coherencia la olvidaba hasta llegar a la puerta de su casa…
Ladrona que roba a ladrón tiene 100 años de perdón, asi que robaba a ladrones esos sin corazón, esos que por la noches roban coches o suben por un balcón… pero la noche de una anoche, que al fin pudo dormir soñando como gastarse lo robado la mañana del día anterior, un ladrón entró en su casa, y mientras dormía la miraba y miraba, y tanto le había gustado que se iba sin robar (sin robar más…

16
sin comentarios 114 lecturas relato karma: 66

Tus labios

Qué si alguna vez te escribí???

Pensé ahora sola en mi cuarto. Había papeles arrugados por el piso, y algunos escritos desordenados sobre la cama y todos tenían tu nombre, incluso la pequeña servilleta en la que te escribí aquella misma tarde en la cafetería.

"Tus labios me sonreían, tu piel me llamaba, tus ojos me hablaban.." Así comenzaba diciendo la servilleta, escrito con tinta rosa que me había prestado la camarera. Tomaba de a sorbos mi café, sola con una porción de Cheesecake y la lapicera corría sobre el papel

"...y yo aqui, encadenada, presa de mis…
4
1comentarios 31 lecturas relato karma: 54

Cien palabras

Ella no entendía mis razones para obrar por la libertad, la despedida, aunque incontrovertible, fue un acto impío bajo aluviones de llanto. El tiempo era escaso para reconstruir un futuro sin juventud; las fuerzas inmensas aun, las convicciones intactas, grande el dolor prefacio del destierro.
Así perdí el espectro vital de su placida mirada, la abandoné yaciente en los desiertos de la incertidumbre, opté por sumarme a las huestes indómitas que proponen la redención en una patria infectada en inopia.
Cien palabras son suficientes para confesar el fallo de mi conciencia en favor de una doble abominación.

6/8/2017
leer más   
6
2comentarios 26 lecturas relato karma: 56

La Maleta

Se me va la vida.
En una maleta apretujada de tantos recuerdos inmensurables.
La arrastro por todo ese pasillo que conduce a la autopista perdida de cualquier aeropuerto
de tan apesadumbrada ciudad.
Se me ahoga la garganta ante las impotentes lágrimas del peso desbordado de la injusticia de partir a un lugar recóndito.

En esa maleta no hay espacio para tantas emociones desbordantes,
como ese primer beso en la torre oeste de Parque Central con las ganas agigantadas entre mis piernas,
teniendo la mirada fija en esa enorme valla publicitaria de la última presentación de Madame Butterfly…
leer más   
14
7comentarios 76 lecturas relato karma: 70

Fail Generation

Te entiendo varios chicos que no han madurado lo suficiente son así y por culpa de uno pagamos todos....
Es simple es una de las peores generaciones y de apoco la fidelidad se vuelve por así decirlo un tesoro difícil de encontrar como alguien dijo una vez el amor es difícil de encontrar desde que el sexo se volvió fácil de conseguir y puede que esa persona tenga razón pero todo en está vida tiene excepciones incluso los chicos, es una realidad que la mayoría son patanes ególatra e infieles pero la mayoría no representa a un todo y esa pequeña cantidad de chicos que aún…

leer más   
3
sin comentarios 27 lecturas relato karma: 46

El ahogado

-Tras la lectura de un cuento de G.García Márquez-

Las gaviotas se posaban en algo que flotaba para descansar. Eso extrañó a los habitantes del pueblo y se sorprendieron al ver cómo una cosa extraña asomaba entre las olas. Los primeros que se refirieron a ese islote flotante decían: ¡Es un cocodrilo!, ¡no, es una tortuga!, ¡no tenéis ni idea, es un tronco flotando a la deriva! Los niños jugaban con la idea de que fuera un barco pirata que se iba acercando. Los comentarios cesaron cuando quedó varado en la arena de la playa, entre piedras y algas.

 Se acercaron…
6
3comentarios 116 lecturas relato karma: 62

Queriendo el dolor olvidar

Esta era una noche muy peculiar
toda la gente hacia su altar
recordando a sus seres queridos
y queriendo el dolor olvidar.

Yo era una niña muy especial
que recordando a mis seres
mis lagrimas comenzaron a rodar
cuando un ruido muy especial
se empezó a escuchar.

Pues era una anciana
que comenzó a cantar,
tocaba la guitarra con gran emoción
y lleno de alegría mi corazón.

mis lagrimas dejaron de rodar
y con gran alegría comencé a cantar
caminando al panteón
de nuevo empece a llorar.

Recordando a mi madre
empece a disfrutar
la vida que ella me decidió brindar
con el canto empece a superar
ya que mis seres no me podrán consolar
y con el canto el dolor podre superar.
leer más   
9
5comentarios 49 lecturas relato karma: 47

Del capullo sale una mariposa

Una pregunta muy frecuente: ¿Cómo comienza a formarse un amor?

Adolescentes, adultos, niños y ancianos se preguntan lo mismo en algún momento de su vida. Muchos se dejan convencer con ideas similares, pero que ni de cerca se asemejan a la realidad. Otros se jactan de profetas del amor, cuando en su vida solo hay migajas de algún cariño pasado. Pero pocos, muy pocos, pueden contar historias de amor puras y verdaderas. Historias que llenan de alegría y de sentimientos hermosos su corazón, e incluso, el corazón de otros.

Yo, tengo la suerte de pertenecer a estos últimos. A los pocos…
leer más   
7
sin comentarios 35 lecturas relato karma: 73