Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Octubre Tres

Bueno si eso paso en el pasado
en el pasado que quede
el presente es que nos conocemos y ¡ya!

La curiosidad que me resultaras conocida al verte
y saber como estabas
hizo que sacara conclusiones
que no veía ni sentía hace mucho tiempo.
Sumada a esta intención de conocerte.

No podría decirte si es un hilo rojo
porque no se como sientas tu esta situación
a como me siento yo..

Me vas a sonrojar ¿sabes?
Ya habrá el momento de volvernos a ver
me has caído bien Fabian ¿verdad?

Eso me alegra mucho
y si se da la ocasión estoy encantado.
Igualmente Mafer me has caído bien
y no desde ahora, sino desde aquel Octubre tres.
leer más   
4
sin comentarios 29 lecturas relato karma: 51

Adagio No. 11

"Las lágrimas, no caen, cuando no sentimos dolor"
leer más   
6
2comentarios 36 lecturas relato karma: 49

Y la vi

Me encontraba sentado sobre una acera mojada, mis ropas estaban roídas y desgastadas por el tiempo, una mochila con los pocos recuerdos de una vida y un cartón donde ponía “No tengo nada si le sobra algo se lo agradezco”. Siempre tenia mi mirada perdida, resignado a las circunstancias que me llevaron a vivir en la calle, un despido, un desahucio, la mala suerte y un hambre sin fondo. Ese día la lluvia no dejaba paso a la esperanza de comer caliente, no había mucha gente por la calle y me estaba ganando un resfriado al estar empapado de arriba a abajo pero necesitaba alguna limosna…
4
sin comentarios 43 lecturas relato karma: 51

Itzayana: regalo de Dios

—Tienes que ir ver a Ezra lo más pronto posible, Itzayana —le dijo Tsavaniha encaminándose rápido hacia ella.

—¿Qué pasa, Tsavaniha? —preguntó Itzayana con un suave tono de voz y un ligero temblor en sus manos —. ¿Por qué me pides eso ahora y con tanta agitación? Sabes que no puedo salir del castillo a esta hora sin que le digan a nuestro padre. Las sombras hablan.

—Lo sé, Itzayana, pero si no lo intentas Ezra… Ezra… y tú… —dijo Tsavaniha tartamudeando y con los ojos húmedos —. ¡Vete ahora! Geraldine y yo hemos preparado todo para que se vaya del reino y…
leer más   
4
2comentarios 60 lecturas relato karma: 43

El chico de la silla de ruedas

Iba la chica rumbo al trabajo, sobre su auto, cuando a lo lejos vislumbra algo sobre el asfalto y ahí en medio de la carretera, se encuentra un chico moreno y delgado, inmóvil en su artefacto con ruedas, bajó la chica del auto para ver si podía ayudar a aquella persona que parecía indefensa.

El chico acababa de tener un accidente y permanecía inmóvil, todo era confuso... cuando ante sus ojos, se detuvo un auto, bajando de el una linda chica de cabellos negros, tes blanca, ojos penetrantes, expresivos y bellos, labios color carmín que se acercaba a él, preguntando:

— ¿Qué te ha…
leer más   
5
6comentarios 95 lecturas relato karma: 43

Ella siempre será París

Todavía no se por qué elegí ese lugar. Seguramente, estudié las diversas opciones y me acabé decantando porqué era el que se encontraba mejor comunicado, o muy posible, porqué era el más económico. De todas maneras, la elección fue un acierto dolorosamente casual.
Regresaba de dar una vuelta por la ciudad, y me disponía a descansar un rato en la vieja pero acogedora habitación de mi tranquilo hostel parisino. La ciudad de París me había resultado interesante, aunque un poco oscura y vacía del encanto romántico que tanto acentuaban las películas y la…
leer más   
6
sin comentarios 52 lecturas relato karma: 49

El profeta

No tenía ojos. En su lugar, dos cuencas vacías y oscuras como la noche sin Luna ni estrellas ocupaban su arrugada cara. Era tal su poder, que aún privado del sentido de la vista, su visión alcanzaba cualquier lugar existente. Él era quien todo lo veía y conocía, pues su nacimiento, había sido bendecido por el mismísimo Padre de todos.
Al viejo adivino, siempre lo acompañaba una bella muchacha. Una chica de unos dieciséis años que se ocupaba de las necesidades más terrenales del hombre. Algunos aseguraban que era una esclava, otros, que era su aprendiz,…
leer más   
4
sin comentarios 31 lecturas relato karma: 43

Yo iré a Madrid

Ya sé que no irás a Madrid. A Madrid solo para encontrarte conmigo y que hagamos el amor así sea una vez en esta vida.

Yo iré. Como fui a varios lugares tan solo a respirar tu ausencia.

Iré a Madrid, a esperarte. Y como no estarás ni pensarás en mí, y en ti solo seré un insignificante pedazo de nada, me revolcaré borracho con putas madrileñas que me robarán y me dirán con desprecio "no me beses en la boca, asqueroso viejo sudaca". Mas no les haré caso e igual intentaré besarlas, hediondo a vómito y a alcohol, preso en el delirio de que es a ti a quien beso. Hasta que alguno de sus chulos me apuñale los riñones, el estomago, el hígado, los pulmones, y me ayude así a escapar de este maldito mundo en el que no puedo tenerte.

Yo sí iré a Madrid...

Allá está el origen de tus ojos.
leer más   
11
8comentarios 81 lecturas relato karma: 50

Amores

Tengo múltiples amores,
si, reflejados por el sol,
conjugandose en su rol
en sus mares de colores...
al percibir sus olores
suspirando sin sentirlos,
y aunque creo percibirlos
mi corazón lo prohíbe,
tanto así, que me cohibe
y no puedo resistirlos.
leer más   
3
3comentarios 40 lecturas relato karma: 44

El trino del Diablo

De la frialdad de la celda de castigo aprendí a olvidar las expectativas; y de la calidez de un día de verano en el parque, a valorar la realidad. Ojalá hubiera entendido antes las palabras de mi padre. Ojalá hubiera aprendido antes las lecciones de mi madre. Sin disciplina el talento es sordo. Mi padre me decía que el talento no basta sin práctica. Mi madre me enseñaba a tocar el violín todas las noches. A los doce años ya sabía lo básico. Me emocionaba ver la sonrisa de mi padre y de mi madre, era como percibir un tercer sonido. Ojalá que todas las variaciones de nuestra vida…
leer más   
14
4comentarios 73 lecturas relato karma: 39

Voluntad alada

Cada día le parece más extraño que sus padres no atiendan a su llamado. Apenas tiene unas cuantas sobras de alimento. Lo último que le dejó su padre fue un murciélago; su madre, una pequeña rata. Vive en una copa de uno de los árboles más grandes de los bosques húmedos de Borneo. Tiene un año y el mismo tamaño que su padre y que su madre. La necesidad posibilita la madurez, el vuelo. La caída de setenta metros sería fatal. Todas las mañanas salta, aletea, a pesar de la lluvia y los fuertes vientos. Se sostiene de las ramas con sus garras. Salto, agarre; así es su rutina. A…
leer más   
3
1comentarios 42 lecturas relato karma: 43

Mientras no sea demasiado tarde

Virgil McKullog había decidido cambiar de vida inmediatamente, pues temía que fuese demasiado tarde. Arto de dedicarse al tedioso y aburrido, a la par que mal pagado trabajo en la Factoría Weller, donde fabricaban estructuras para maquinaria industrial, se dirigió, dispuesto a la aventura, al 142 de la calle Edelwood, donde residía su mejor y único amigo, Oliver Parrot. El señor Parrot, era un prestigioso y reputado abogado, amigo de la familia McKullog desde hacía años, el cual había sacado a Virgil de más de un lio con las autoridades durante su adolescencia.
Cuando…
leer más   
4
2comentarios 52 lecturas relato karma: 47

Sobrevivir

Sobrevivo diariamente con un nudo en la garganta caminando entre medias de la gente sin dirección, cansada del mundo, de ser siempre un simple peón en este chiste malo llamado vida donde todo el mundo al final, siempre busca una salida.

Pensar que estamos vivos, pero no estar viviendo de verdad, pero yo he encontrado el secreto.

Sobrevivir a todas las caídas.

Ese es el secreto de los supervivientes.
leer más   
3
sin comentarios 66 lecturas relato karma: 36

Poeta

El que escribe una poesía
Escudriña más su mente,
Obsequiandole a la gente
Frases dulces, bien diría...
Cual si fuese una porfía
De manera muy cordial,
Cabalgando al natural
Los caminos de su tinta,
Empuñando versos pinta
A éste mundo, terrenal.
leer más   
3
2comentarios 31 lecturas relato karma: 46

Todo

Llegas a un punto donde quieres olvidarte de todo por un momento, ves el cielo, ves las estrellas, ves la luna y empiezas a crear tu propia teoría del universo, tu forma de pensar sobre el TODO. Después de dar tu punto de vista sobre el tema sales de ese estado y eso te da la fuerza para seguir y luchar por lo que quieres, te impulsa a cumplir tus metas para llegar a un punto de FELICIDAD.


Nicolas anzola.
leer más   
3
1comentarios 35 lecturas relato karma: 37

Mi hermoso cometa

El final se acerca, ahí viene la serpiente

Cabalgando una estrella de fuego.

Con su larga cola dirigiéndose hacia mí.

Yo sigo aquí a la espera de angustia sin saber

si esa serpiente caerá en mi cama de agua

que la relaje,

o pronto caerá sobre mi frágil corazón,

Eso causaría una gran explosión

después de eso nada sería igual

No sé qué pensar que va a pasar.

Ella me confunde con esos diamantes.

Cubiertos de miel.

Con esa sonrisa que ocultan sus dos espadas,

Pero sigue siendo una linda serpiente,

Cabalgando una estrella de fuego mortal.
leer más   
3
sin comentarios 104 lecturas relato karma: 42

Nostalgia

Soy feliz al recordarte;
pero, si me ven llorando,
ha de ser, estoy lavando
mis ojos, para olvidarte...
mejor dicho arrancarte
de mi pecho y pensamiento,
aunque triste así me siento
reconozco que te quiero,
de nostalgia vasta muero
agridulce es mi tormento.
leer más   
16
7comentarios 107 lecturas relato karma: 51

Justicia sin justicia

Me llamé Alexander,
Tenía 16 años de edad
Era jugador profesional de tercera división
Era un joven de casa, sin vicios, ni problemas
Tenía, sueños, metas y ambiciones
Todas limpias.
Era un joven inocente, sin malicia
Un día iba por la calle con mis amigos
Y una “autoridad” de mi país me disparó
Me arrebató la vida,
No tenía justificación,
No estaba cometiendo ningún delito,
No tenía antecedentes penales.
Pero el mal manejó del poder,
La ignorancia y desconocimiento
Lo llevó a quitarme la vida.
Ninguna autoridad en mi Estado ha respondido
Los medios de comunicación se…
leer más   
5
2comentarios 35 lecturas relato karma: 59

Mujer de coraje

Era primavera
Las rosas adornaban los hermosos jardines,
Las mariposas revoloteaban,
El ambiente se prestaba para una ocasión especial, una hermosa vista por lo alto de la montaña, con una manta de cuadros rojos y blancos sobre el cesped, en ella yace una deliciosa comida,
Acompañada de vino,
Los dos enamorados brindaban,
Eran una pareja común,
Sin embargo ese día él planeaba algo distinto, quería que ambos dieran lo que se dice "el próximo paso", él estaba dispuesto a conquistarla y convenserla, era un hombre astuto, con mucha experiencia,
Ella era diferente,
Ella soñaba…
leer más   
6
2comentarios 81 lecturas relato karma: 44

Humanidad sin corona

Cantan las sirenas de noche y de día, ¿Quién podrá resonar sus tambores en plena avenida?,

algo tan pequeño ata ciudades, les pone cadenas, sí...y también grilletes ¿Donde está todo el dinero del mundo, y donde sus jinetes?,

ya no hay cárceles para unos pocos, lo que no hay es libertad, pues ha sido condicionada por algo tan pequeño, sí...¡así es! y que miles de vidas puede quitar,

ya nadie abraza, ni saluda a sus seres amados, pués como pájaros inocentes viven cada uno encarcelados,
¿dime ahora que se siente ahora estar encarcelado?

¡Ay humanidad!, que pequeña eres,…
leer más   
4
2comentarios 98 lecturas relato karma: 63