Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Comienzo

Me puse unos jean viejos y una remera cualquiera, sin saber que esa noche te volvería a encontrar. Sin saber que esa noche, renacerían todos los sentimientos que una vez, de joven, guardé solo para mí.
Seis años habían pasado desde la última vez que te vi. Recordaba detalladamente a la muchacha con la que había pasado toda mi infancia, pero los nervios de un nuevo encuentro se estaban apoderando de mí. No imaginaba que después de aquella noche, cambiaría la vida de los dos para siempre.
Y llegó el momento. Entré en la fiesta de cumpleaños disimulando los nervios. Sonriendo a…
leer más   
7
2comentarios 32 lecturas relato karma: 47

Ellas cantan («Riders on the storm»)

Como un relato
al estilo de Zaratrusta
salgo de la tormenta
y de la vieja caverna,
sacudo los archivos
muertos de mi cerebro
y solo mantengo
los registro de mi identidad,
(« aspecto no tan importante »)
la canción del buen Morrison
(« Jinetes en la tormenta. »)
Ah y algunos vicios, difícil
de abandonar.

Vaciada mi cavidad craneal
casi por completo
me adentro en un paraíso
de valles perfumados
y dulces pájaros alegran la tarde
con sus cromáticos colores.

El humo del cigarro
y un sorbo de licor guardado
me sostiene
y mis botas de vaquero
pisan la húmeda hierba.

Casi…
leer más   
14
7comentarios 62 lecturas relato karma: 64

En el marco de la vida

Desde el balcón, tomando un café,
en su silla con arcos en los pies, se balanceaba ella:
acaecía la tarde y su mirada absorta en la pared.
Toda la vida morando frente al mar Muerto.
En un castillo de arena hasta más allá de la adolescencia;
luego, en un museo, donde exhiben los momentos sin fotografiar.
Sobrevivió tsunamis, mar de leva, heladas y calimas.

Dado el sonido de las olas caía en trance:
delirio onírico, éxtasis al escuchar su voz.
Dialogaba con ellas: le formulaba preguntas
y el oleaje se levantaba con resaca
y retrocedía y la corriente de retorno
con las respuestas…
leer más   
6
sin comentarios 51 lecturas relato karma: 58

Maldito poeta

Acaricio la intimidad de la noche e intento abrir aquellos grandes ventanales de mi inconsciencia. Miro hacia los lados buscando alguna actividad inconclusa de la cual pueda ser capaz de continuar en aquellos momentos de ocio y desosiego. Paginas blancas esparcidas por toda la habitación buscando el despertar de una palabra desenfrenada que me inspire a seguir desangrándome en la más delicada poesía.

Poesía que penetra en lo más insondable del sentir.

Me inspiro en lo que siento.
En lo que brota de mí.
En esas palabras que matan,
que aciertan en vislumbrar lo majestuoso del amor.…
leer más   
14
4comentarios 86 lecturas relato karma: 61

O labirinto do caos e da agonia da razão. (Ensayo)

O labirinto do caos e da agonia da razão.

Tudo isso existiu e, depois, deixou de existir, sem que seja motivo de vergonha nem de ofensa para ninguém.
Não projectemos as nossas concepções e avaliações modernas sobre os tempos idos, e sobre as pessoas que neles viveram,
porque o anacronismo é o maior pecado que se pode fazer quando se lida com o passado…
as expressões de nossos pensamentos são condicionadas e limitadas pelos vocábulos existentes em nosso idioma.

Só que hoje parece que entrámos num mundo surrealista, onde os responsáveis fazem as declarações mais…

leer más   
8
2comentarios 43 lecturas relato karma: 70

No hizo caso

Podría haber sido un gran jugador de fútbol, estrella en la cancha de baloncesto o campeón en las carreras de motos. Sentado en el jardín de su casa, cerraba los ojos y soñaba escuchando el sonido relajante de las hojas del chopo.
Se lo advirtieron, debería haber plantado otro tipo de árbol, pero no hizo caso, y ahora, sus raíces empujaban la tapia que, no tardaría mucho tiempo en venirse abajo. Entonces, se imaginaba escapando de su prisión. Dejaría atrás la silla de ruedas y saldría a cumplir sus sueños.
Siete años ya, desde el accidente en el que olvidó abrochar su casco.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/10/07/escribe-tu-relato-de-octubre-ii-javiergar
20
15comentarios 97 lecturas relato karma: 52

Los sombreros viajan

Cuando yo era niño, allá por San Francisco del Rincón, Guanajuato., mi abuela aún tejía la trenza. Era de las pocas personas que recuerdo que lo hacían. Entrecruzaba las palmas como tejer historias con sus dedos, mientras platicaba con Sanjuana, una señora que vivía enfrente de su banqueta y a un par de casas hacia la derecha. Juntas tejían, cantaban, se contaban chistes, se peleaban y se contentaban en una misma exhibición. Con sus manos creaban de palmas secas e hirsutas sombreros que sabrá Dios hasta dónde irían a parar. Siempre me pregunté de manera interna: ¿Hasta dónde…
leer más   
6
4comentarios 55 lecturas relato karma: 45

Mis alas

Hace tiempo que el cielo se cayó del suelo y comenzó a subir dejándome aquí,
y al alejarse olvidaron llevarse mis alas, por si acaso lo quiera seguir,
y abrigada en sus plumas sigo respirando inmóvil, aquí…
#microcuento

soundcloud.com/lola-bracco/el-cielo-corto (Lola)
21
sin comentarios 89 lecturas relato karma: 77

Do tempo profano ao tempo sagrado. (Ensayo)

Do tempo profano ao tempo sagrado.
O caminho.

O indivíduo é o microcosmo ao lado do macrocosmo. Nele confinem poder criador, liberdade e espontaneidade e, assim, se torna um sujeito substancial com individualidade única e independente. Um mundo real em miniatura!. Mas porém como a multiplicidade das forças no macrocosmo é reduzida à unidade pela idéia única do Todo, assim também, acima da individualidade do particular, está a idéia do seu eu melhor, a fim de a vida, dispersa no espaço e no tempo, não desvanecer-se no acaso, no azar, no absurdo e no capricho. Deste modo o…

leer más   
8
sin comentarios 38 lecturas relato karma: 64

El miedo y yo

Y como saldré de tí?Pregunté al miedo.-Cuando dejes de mirarme a los ojos"-Me contestó.-Pero si yo no se donde estás?Le dije.-Justamente.Mis ojos habitan lo incierto.La duda-El vacío.

Osea que debo lanzarme y ya?
-Dejarte caer-Sí.Así te estarás acercando a los cielos que para mí son zona inhabitable de tí"....

.-Silencio que abre y habla en idiomas que hacen ruido.
Despierto....Respiro.
leer más   
17
4comentarios 103 lecturas relato karma: 66

Concierto desconcertante

Y camino derecho.Y mis emociones tuerzo.Sí, tuerzo.Hoy quiero desorientarte.Sacudirte en letras.No dejaré que termines ni aburrido ni elegante.

Te pongo en aviso.Mi final no será previsible.

Soy todo en esta noche.Payaso desteñido en grises.Luna menguante muriendo en matices.Mar plenilunio.
Lágrima sonrisa.

Ave fenix resurgiendo mas que de un mito.
De reales cenizas...

Soy tu susurro rebelde.Soy mas que tu visión crítica.
Lo imprevisible de tu sombra.
Soy tu mueca de tiniebla.

Tu beso ardiente.Tu brújula rota.

En esta noche,soy tu mas insondable ola, que surfea en lo profundo…
leer más   
10
2comentarios 82 lecturas relato karma: 78

Creacion

Principio y Fin.
Alfa y Omega.
Origen.

No es en el punto infinito.
No es en ese gran estallido que emerge de la nada.

Son las pinceladas del creador adornando en esa delicada pintura los colores de la vida.
Desde el más intenso azul que se ilusiona en el maravilloso cielo,
hasta las aguas impetuosas del océano indomable.

Y es allí,
En ese fuego ardiente de la poesía de la creación,
donde emerge la luz apartadas de las tinieblas,
se separan las aguas de las aguas,
se remueve la tierra,
y los abismos obedecen los latidos de esa voz resonante,
que ordena,
que señorea.
Que se deleita con…
leer más   
6
2comentarios 30 lecturas relato karma: 88

Marionetas del destino... (Experimental...Anticuento fauvista)

MARIONETAS DEL DESTINO
((( Anticuento Fauvista )))

Todos lo años hace la música en el mismo sitio
un ligero hueco y parece entonces que flota
sobre él una hoja de sonrisas con su estupor
perdida... ¡ Calla, calle ! ; repite el cementerio
gris, inconsciente de formas y actitudes.
Esto dicen, por lo menos, las lápidas asustadas
que en ese día se esconden al acercarse mucho
al silencio ennegrecido, sobre todo donde el
sol se incendia y queda el agua hecha ceniza.

Este no era un cielo rosa, bien lo sabía al azular
la tarde, aunque no suele ser común cuando el
tiempo se detiene,…

leer más   
21
14comentarios 119 lecturas relato karma: 78

Cuento corto: El mundo de los figurox e Irregulox

En esta tierra sus habitantes son figuras pero también existen los habitantes cuales formas son irregulares, como saben presentaban pleitos entre ellos porque no se aceptaban los unos a los otros.



Cubox:- ¡Estos irregulares! Se creen tan importantes y únicos, en realidad son formas que no están definidas y mucho menos no sirven para construir cosas.



Triangox:-¡Sí! Solo quieren crear cualquier locura de figura y nos miran. ¡Pero no se tiene que ser ciego para ver cuántas imperfecciones cuentan a lo que ellos llaman “arte”.



Rectangox:- No entiendo porque no comprenden el…
4
1comentarios 36 lecturas relato karma: 42

La eternidad en tu mirada...

Miro el reloj... 14:28... dos minutos de sobra antes de llegar puntual a nuestra cita, y cómo no hacerlo si yo siempre deseo robarle los nanosegundos al tiempo para poder estar un instante, sólo un pequeño instante más contigo. Lo que pasa es que contigo todo es atemporal, eres lo que en Física se conoce como "singularidad", contigo las reglas del tiempo-espació no se cumplen, pero así eres tú, las reglas no concuerdan contigo, eres un ser que va creando mundos a su paso y esos universos se van sumando a uno mayor hasta conformar el mío, donde yo existo, y soy... porque…
10
1comentarios 66 lecturas relato karma: 82

Inequívocos y perennes

Inequívocos y perennes sueños permanecerán por siempre
atados al lienzo de nuestra historia.

Escritos con letras de oro, bañados con la armoniosa virtud de saber,
que lo descrito en ellos es un singular cuento de hadas... Hecho realidad.

Donde dos almas desconocidas por siempre,
Atadas quedaron.

Y una historia de amores para siempre,
Juntos crearon.

!!!Sin esperarse se encontraron¡¡¡

!!!Sin conocerse se amaron¡¡¡

Mientras en blancas sabanas... sus sudores marcados quedaron.

Inequívocos y perennes permanecerán por siempre.

Pablo J. Aguilera G.
leer más   
5
2comentarios 43 lecturas relato karma: 63

Lola

La hallé desnuda al lado de mi mascota,
sus besos fríos la habían enfermado.

el corazón se me encogió hasta el punto de desgarrar mi pecho,
corrí a consolarla... agonizaba en silencio. torné mi rostro hacia aquella mujer que parecía gozar de mi desesperación
y le grité hasta quedar sin voz, ella sólo me miró y se fue dejando una corona de flores al lado de mi preciada amiga.

Lágrimas se desbordaban de mis ojos como la lluvia, la vista se perdía entre ellas. No comprendía nada, tan sólo ayer volabas, gritabas, mordías, comías... ah! amiga mía, te siento ausente aún…
leer más   
6
5comentarios 52 lecturas relato karma: 67

Metástasis... (Cuento experimental)

METÁSTASIS

Padece y se detiene la tarde. Es pálida, como
la piel del otoño en las hojas, y duele al verde
del verano : duele en los huesos, en el cuello,
en la memoria, en todo el aire y todo el suelo.
De repente, entre las ventanas opacas-- de un
vidrio en otros tiempos invisible, inmóvil por
años en la mirada y lento en los latidos-- salta
por la piel y destruye todo ; cuando se podía
amar el pasado, cuando se podía respirar al
oído. Es un cielo sangrante, sangrante como
una catarata, como si todas las puertas se
hubiesen cerrado, con espinas y con cuchillos
hambrientos…

leer más   
5
2comentarios 49 lecturas relato karma: 58

El Bosque

Anónimo se encontraba en un paraje insólito. Éste era gigantesco, daba la impresión de estar exánime. Mientras más se pasase en él, se podía notar la germinación de sentimientos de desolación y pesadez dentro de uno. Esto era lo único que se absorbía al empatizar con el lugar.

Mientras caminaba intentaba recordar la razón de su estancia en aquella zona pero los pensamientos eran difusos, no recordaba el motivo de su presencia en aquel territorio.

Aceptando que no rememoraba el camino de ida, reflexionó sobre lo sustancial del lugar. Fijó la mirada sobre el marrón de las…
leer más   
3
sin comentarios 33 lecturas relato karma: 41