Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Amantes

Pupilas danzarinas,
pestañas que le siguen el ritmo,
sonrojo dulce como azúcar de cañas,
boca de fresa que sonríe e ilumina tu rostro

Tiempo ha que no veía esa mirada
Tiempo ha que no gozaba esa sonrisa
La vida se había tornado en mascarada
La vida era triste e indecisa

Trepaste al lecho con esa mirada
Esta vez tu boca no esbozó pretexto alguno
Tus movimientos eran de leona encantada
Tus brazos decían ven, hagámonos sólo uno

Fui incapaz de observar lo que seguía
Fui incapaz de ver que otro a mi amada poseía
Fui incapaz de ver que lo que se decía
no eran rumores, envidia o simple palabrería

Me retiro como león herido
a lamer mis heridas a otra tierra
a clamar por un pronto olvido
a sanar para pelear alguna otra guerra

Sé feliz mi leona amada
Sé feliz por lo menos un rato
Sé feliz con tu nueva almohada
No regreses jamás con un nuevo trato.

etiquetas: amantes, adulterio, infidelidad, infieles, poema, poesía
18
8comentarios 144 lecturas versoclasico karma: 83
#1   Bello poema, enhorabuena!
Saludos Erato.
votos: 0    karma: 19
#2   #1 Gracias.!!

Saludos.
votos: 0    karma: 16
#3   Romántico y bello poema.

¡Saludos!
votos: 0    karma: 13
#7   #3 Gracias Alex. Saludo!!
votos: 1    karma: 31
#4   Es un relato increíble y romántico te quedo épico
votos: 0    karma: 20
#6   #4 Gracias Agustin. Abrazo.
votos: 0    karma: 18
#5   Es una delicia leer tus poemas, la intensidad y amor con la que plasmas cada verso es sublime y encantador.
La leona amada, jamás abandonaría tu almohada.

Es realmente hermoso.
Besos y abrazos
{0x1f618}
votos: 1    karma: 28
#8   #5 Delicia es saber que me lees,

Besos chivita. :hug: {0x1f618} {0x1f618}
votos: 1    karma: 29