Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Canto arrepentido

Ojalá no te hayas ido,
mi dulce y bella muchacha,
pues daría mil motivos
por escuchar tus palabras.

Ojalá no haya cantado
el gallo a la madrugada,
clausurando con su pico
mis últimas esperanzas.

Ojalá aquí tú estuvieras
con tu infantil mirada,
con tu pelo de oro puro,
y tu danzante escarlata.

Ojalá, mi dulce niña,
no acallara estas palabras,
pues las tuyas resucitan
un dolor que nunca acaba.

Ojalá supiera hablarte
como canto en la mañana,
como lo hago con amigos
si no estás a mis espaldas.

Ojalá no te hayas ido,
mi dulce y bella muchacha,
pues hubiera confesado
lo mucho que yo te amaba.
18
3comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 108
#1   Que bonita forma de acomodar las rimas, me gusto mucho {0x1f603}
votos: 1    karma: 13
#3   #1 Muchas gracias!
votos: 0    karma: 8
#2   Muchas gracias!
votos: 0    karma: 8