Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Causas y azares

Cada mañana una flor
Junto a una nota dejaba,
Diciendo que me adoraba
Y que por mi sentía amor.
Al descubrirla, el rubor,
Cubrió su piel quinceañera,
Que a nadie se lo dijera
Me suplicó… ¡por favor!
Me conmueve tu candor,
Dije a la niña apenada,
Que se sentía enamorada
De mí, un hombre tan mayor.
A su mayoría de edad
Arribó con tal belleza…
Que me convirtió en su presa
E imploro a sus pies piedad.
10
2comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 87
#1   Ahh que lindo y romántico amigo Pedro!!
votos: 0    karma: 20
#2   #1 Gracias, Mary.
Saludos.
votos: 0    karma: 20