Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Dúo entre Lope de Vega y Edith Elvira Colqui Rojas en su obra Un soneto me manda hacer violante

Un soneto me manda hacer Violante

que en mi vida me he visto en tanto aprieto

catorce versos dicen que es soneto;

burla burlando van los tres delante.



*!Hacer soneto es tarea gigante

más si a Lope de Vega lo respeto,

pues esto es cosa seria, ¡no un panfleto!

Con muy buen pie empezamos, ¡adelante!



Yo pensé que no hallara consonante

y estoy a la mitad de otro cuarteto;

mas si me veo en el primer terceto,

no hay cosa en los cuartetos que me espante.



*En mi sagaz cuarteto, soy constante,

aquí tengo la médula, ¡el secreto!

y espero no ganarme ningun veto,

pues escribo tenaz y debutante.



Por el primer terceto voy entrando,

y parece que entré con pie derecho,

pues fin con este verso le voy dando.



*También a los tercetos voy llegando,

me cuesta mi poeta, ¡este trecho!

a buscar mi terceto, ¡voy volando!



Ya estoy en el segundo, y aún sospecho

que voy los trece versos acabando;

contad si son catorce, y está hecho.


*Feliz por mi soneto pongo el pecho,

pues mi último terceto voy creando,

¡Por mi trabajo grito satisfecho!



Dúo *Edith Elvira Colqui Rojas-Lope de vega,

Soneto de Lope de Vega: Un soneto me manda hacer Violante.
*Los de asterisco son mis versos.
leer más   
14
15comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 88

La rosa y el jardinero

La rosa nació de amor
en torrente de ternura,
que el jardinero procura
dedicarle a su labor.
A tan delicada flor
otorgó mucho cuidado,
y al amar el resultado
su caricia precipita
el día que se marchita
el amor pues, la ha matado.

Click en la web del autor para continuar...
12
9comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 93

De noche, una escalera...

"...De noche, una escalera
nos lleva hasta la luna,
en ella están los sueños,
la vida y la ternura,
qué imagen tan bonita
de niños y de cunas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
14/08/19
13
8comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 99

Luces

Esta noche tengo el arrebato de besarte,
mi gusto por ti se ha incrementado desde la última vez,
quiero entre mi cuerpo acobijarte
y que pasadas las diez, tú y yo seamos placer

En esa oscuridad que nos colma de arrullos
la lana suave que no deja escapar nuestro calor,
quiero que tus gemidos sean bellos murmullos
y que tus labios sean amor

Calado en ti, callado brote lúcido veo con ojos cerrados
como cocuyos brillando cada vez más,
son los destellos de nuestra pasión encerrados
los que hacen que besarte sea vezar

Es tu cuerpo en el mío mi más grande fortuna
y en tu abdomen pintaba mis huellas,
tu sonrisa era blanca como la luna
pero esta vez le acompañaban las estrellas.
leer más   
12
5comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 86

¡¡¡Vientos!!!!

Temia por aquellos vientos,
que se fueron lejos.
Aún perplejo,
esperaba el momento,
para despedirlos de pie.
leer más   
10
1comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 86

La Espera

A la espera de la sangre
me hallo,
como un rosal espera,
como espera el cerezo
a cambiar
su color .

Que suba la sangre de la tierra
por mis ramajes perdidos,
y florezca cambiada
en verdor
lo que un día Caín
derramó.

Sea Dios o el diablo
a quien aguardo,
que are los campos y me dé
un hálito,
una razón,

porque a la espera me hallo
de algo,
de un color,
de un amor,
de un fin,
de un dolor.
leer más   
11
3comentarios 55 lecturas versoclasico karma: 85

Realidad o sueño

Muestrame que la realidad
Es mejor que los sueños
O encontraré una manera difícil
Para sentir lo que quiero sentir.

Gritemos los dos juntos
Separemos la carne de los huesos,
Déjame en pedazos
Puede que talvez así esté mejor.

He escupido todo el odio de mi alma
He vivido con mucha rabia
Pero al final vivo para esto
Y me alimento de todo eso.

He olvidado todo lo demás
Para poder salvar esta realidad,
¿Acaso tengo alguna otra opción?
¿O éste sueño ya se terminó?

Debo hacer lo que debo hacer
Antes de que pueda enloquecer,
Así nosotros podremos disfrutar
Toda esta dura realidad.

Debí gritar hasta ver mis venas colapsar
Sólo talvez necesite un relax...
Y pueda disfrutar aún más,
Porque ya no hay nada que puedas hacer.
leer más   
6
2comentarios 53 lecturas versoclasico karma: 81

La solicitud

Un par vidas rotas por error de juventud,
derramo nota a nota mil canciones sobre ti.
El tiempo se me agota, sin embargo no estás tú,
he sido otra persona desde el día en que te perdí.

Tu risa de brujilla, tu mirada en frenesí...
tu boca, tus mejillas y tu olor dentro de mí,
vivir de tus caricias y gozar de esa salud,
mirarte todo el día, esa es mi solicitud.

Saber que serás mía con total exactitud,
amarte como te amo... como me has amado tú.

Una parte de mí brilla, la otra siente que es el fin,
hoy he estado en esa orilla... acordándome de ti,
no he olvidado aquella hebilla que en la arena yo perdí,
la dulzura de tus labios... y el roce de tu nariz.

Que me prestes todo un día y una noche en plenitud,
demostrarte que en mi vida sólo has existido tú.
No pensar "¿cómo sería?", sino estar con prontitud
impregnado en tus pupilas.... esa es mi solicitud.
leer más   
6
4comentarios 49 lecturas versoclasico karma: 72

Corazón de nube

Hoy me permito estar triste y llorar,
no siempre se puede mirar contento
el azul alegre del firmamento;
o un blanco canario en vuelo al cantar.

Es simple, es fácil: lo puedo lograr.
Es natural deshielarse un momento;
quien aprende a doler el sufrimiento
es capaz de dormir y descansar.

Estancada en la pupila una lágrima
con la noche en el corazón graniza
y pronto por ti sombras sienten lástima.

Todo debe pasar sin pausa y prisa,
mañana Nada será una brisa íntima;
estaré bien pensando en tu sonrisa.

De Caminantes, 2015
leer más   
3
1comentarios 43 lecturas versoclasico karma: 60

y tú no estás

Tuve un sueño
la otra noche,
un sueño desigual
en una noche sin nombre.
Éramos estrellas
en un cielo desorientado,
pero tú no estabas
y las demás no podían
compararse con tu
simetría griega
en Andrómeda
o cualquier rincón
del universo
qué albergase
el primor de tus
incógnitas.
Puede que
el humo de las chimeneas
te cegara
y te hiciese caer
en la red de casas victorianas,
puede que fueras
el éxtasis de una niña
que sufría de insomnio
demasiado pronto.
Me pregunto si
le hiciste añorar
lugares perdidos
y hogares que nunca existieron,
la nostalgia de la lluvia
era reconfortante
bajo el rumor de la tormenta
gris,
recordando vidas pasadas
y aquel quizá
que tuvo miedo de ser.
Soy estrella
en un cielo desigual,
pues éste no merece ser
bello ni gozar del lirismo
de poesías consteladoras
si tú no estás.
4
4comentarios 40 lecturas versoclasico karma: 76

El miedo

el temor de mi vida siempre se hizo realidad -
el miedo siempre tuvo cautiva mi soledad.
éste miedo
que
siempre tuvo razón respecto a la vida
este miedo que quizás sea mi amigo,
que quizás tenga razón de hacerme llorar,
que nunca se equivoca ante mi maldita forma de amar
-
la desesperanza siempre tomo partida,
el camino desvió y erguido se torno -
las enseñanzas nunca tuvieron valor,
la maldita monotonía de creer o no siempre venció -
mi mente nunca mintió,
mi alma siempre tropezó -
la batalla entre el miedo y la certeza me agotó,
siempre gana lo que nunca espero del dolor.
-
perder, siempre perder
perder cada batalla es como rozar siempre una bala
cada vez
mas heridas va dejando,
mas muerto te vas quedando.
-
la odisea que es perder
ha quemado el cuartel
de sueños viejos que vencer.
-
el miedo se ha vuelto tigre,
que va por ahí
devorando todo allí.
-
los sueños se han cansado,
la espera está terminando.
leer más   
3
3comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 58

La alegría

La alegría es sentirse en cada momento bien atendida,
no por una pareja,
sino por tu misma compañía.
leer más   
4
1comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 50

"Extrañarte"

Estabas ahí sentada en tristeza;

Yo estaba ahí, esperando

Reflejarme en tu mirada una última vez

Y calmar tu llanto.



¿Acercarme?, no puedo

Temo volverte a dañar,

Por que te hice daño sin querer

Y no sin quererte.



Extrañarte es de mis debilidades,

Ya que el pasado para mí

no es mi base, es mi carga

Y no puedo dejarla ya que me desbalanceo



No se que vale más

Si amar o amarte,

Si dicen que amarte en un presente es menos

Que amarte en un futuro eterno.



Quiero ser tuyo,

Que me digas con melancolía ,

un te quiero,

Palabras y acciones no van de acuerdo.
4
1comentarios 33 lecturas versoclasico karma: 69

Reconciliación

En este silencio que estalla,
escucho el sonido de la noche,
aquel en que nuestra batalla,
se debate en continuo reproche.

Procuremos dibujar comisuras,
sin opacar el brillo en los ojos,
y encendernos de lumbre a oscuras,
solventando nuestros antojos.

Deseo que la magia se reinvente,
con nuevas ganas de reír,
y el amor construya un puente,
entre el mío y tu existir.
leer más   
7
1comentarios 32 lecturas versoclasico karma: 74

Don Quijote

Sus pensamientos infinitos como la marea,
dan jirones de humo con la adarga al brazo.
Sólo piensa en la batalla y en su Dulcinea,
añorando su joven fuerza en edad de ocaso.

Erguido en la pletórica altivez Cervantina
Alonso Quijano cabalgando a rocinante
se le apura el corazón, su cordura desatina,
y a gigantescos molinos vence dominante.

Bendito el desvarío en caballería y lanza,
que preñó la mente humana de utopías;
en su soledad se inventó a Sancho Panza,
¿Hará falta ése idilio en nuestros días?

En secos sesos moja sueños: hidalgo astuto;
guerrero terco, duro, rebelde cual zelote.
Aquel hombre pobre, loco de rostro enjuto,
en pueril idilio vino a llamarse Don Quijote.
leer más   
1
sin comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 10

Una sola carne

Como pétalos de rosa
son tus suaves labios,
y no sería de sabios
ignorar que eres hermosa.

Creada a imagen de Dios.
Ayuda idónea del hombre.
No es fácil decirte adiós,
ni olvidar tu nombre.

¿Cómo no amarte
ni dedicarte versos,
si eres "carne de mi carne
y hueso de mis huesos"?
leer más   
3
1comentarios 27 lecturas versoclasico karma: 30

Van pasando por el aire...

Van pasando por el aire,
con los ojos polvorientos,
unas nubes de cristal
que nos dejan boquiabiertos,
nuestros labios se estremecen
cuando rozan sus cabellos,
a las nubes tan inquietas,
blanquecinas, de los sueños,
y es que hay magia en esta tarde
y se extiende por los cielos,
a través de las figuras
que nos dejan estos versos,
porque todo es poesía
y hasta el cielo es un cuaderno,
que recoje los suspiros
y susurros de los elfos...

Van pasando nuevos días
como flores en el tiempo,
los jardines se engrandecen
como eternos universos,
y buscamos a los niños
de los ojos tan inquietos,
a través de aquella infancia
que nos dictan los recuerdos,
y cual olas muy preciosas,
de una playa y de su lecho,
vislumbramos a las nubes
con legañas y sin dueño,
se nos viene hasta la boca
aquel nombre ya concreto
que decían unos labios
con amor y con deseo...

Van pasando los días
como flores del tiempo,
y el jardín se engrandece
con un bello universo,
y buscamos los niños
de los ojos inquietos,
a través de la infancia
y los dulces recuerdos,
y cual olas preciosas
de una playa sin puerto,
vislumbramos las nubes
con legañas sin dueño,
se nos viene a la boca
aquel nombre concreto
que decían los labios
con amor y deseo...

"...Aquí estoy, querida niña,
con las nubes y en un vuelo,
que me lleve hasta tus labios
para unirlos con un beso..."

Rafael Sánchez Ortega ©
11/07/19
5
sin comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 77

Soneto, amor furtivo

Prohibido amor, algunos lo nombran
agenas gentes inocentes a la realidad,
amor foráneo otros con más verdad,
¿Dónde cae la razón?, preguntas sobran.

Escondido de miradas de multitud ruin,
aunque notable ante los ojos del amor,
aminorar el venir consecuente del dolor,
vaga importancia por la sapiencia del fin.

Negación al grito de tu nombre al mundo,
quiero, se contrapone enfrente no poder
bajo la guardia y lo grito, mi ser profundo

Quizás nos depare la muerte al ceder,
quizás nos espere la gloria del mundo
destinos válidos, juntos vamos a recorrer.

-LF Medina
leer más   
4
sin comentarios 24 lecturas versoclasico karma: 38

soneto XXXIII

Relumbra la pena con mi suerte
tanto penar de moribundos
que mis costados son dos mundos,
mis brazos ya un río inerte.

Muerde la sangre y no se vierte,
sus vagares pesados y errabundos
desconsolados de segundos
no saben dar pisada fuerte.

A destinarse con un alma destructora
va mi corazón de enamorado,
y arrastro surcos sin caminos.

Naciendo hallaré con la furtiva hora,
mi loco beso destronado
por limite y amor de los espinos.
leer más   
4
2comentarios 24 lecturas versoclasico karma: 45
« anterior1234