Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Toros dorados

Corren a gritar
Las epifanías
De máscaras hexagonales
Ojos negros y túnicas negras,
Brama la muchedumbre desconocida, disonante,
Enana presión sorda.

¡Vaya que cantidad de silencios aún no me hablan!
Sudan salpicando este desierto
De grises nubes danzantes,
En forma de toros dorados
Algunas avanzan y bufan.

Comunicación liquida,
Retuerce lo esencial del conocimiento
Sabiendo que está esperando
El momento de cornear,
Son parte nuestra y no siempre se congregan.

La marcha se agiganta,
Sus pasos de muchedumbre
Rebotan en un arrebol
Resuenan entre rocas,
No hay viento
Ni calor.

Un grano de luz espera en un lugar cualquiera,
La redención hace sus pies sangrar,
Ninguna se alza sobre la otra aún
Y la necesidad
Rompe un puño,
Una solución no siempre es la respuesta.

La horda acude al llamado
De la prohibición negligente,
Con bocanada luminosa
Deja entrever aquel
Grano de luz,
Se auxilia una idea.

etiquetas: poesía, poema, poeta
4
2comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 59
#1   Impactantes analogías, muy interesante, compañero.
votos: 0    karma: 16
#2   #1 Agradecido! Saludos.
votos: 1    karma: 35