Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Abandono

Aprendí a ver tus huesos
en lugares en los que nunca estuvieron.

En el vacío de un cuerpo en la silla,
la cama.
En el silencio de la noche en la ventana,
la garganta.

Quiero tocarte pero eres cristal.
Si lo intento te rompes,
si te respiro te empañas.

En la espera te conviertes en ceniza
y pido ser fuego.

Pero el viento no me escucha
de nuevo vacío y silencio,
acepto la soledad del entierro.

Salgo a buscarte flores
pero no me atrevo a cortarlas.
Sus espinas hieren mis manos
pero es mi corazón el que sangra.

El rojo oculta sus verdes,
mi vida las muertes.

Ausencias que he conocido
que porto conmigo.

¿Sienten ellas el frío?

Se alza el viento y vuelvo a suplicar
quiero ser fuego, daros mi calor.

Pero se lleva las cenizas a las que rezaba
me abandona Dios.

Cómo pude confiar en alguien
que se esconde en la muerte
de una vida que él mismo creó.
5
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 75
comentarios cerrados