Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Adiós, café y felicidad

Cerró la puerta, dejando un mundo de adiós, tragó una bocanada de aire frío y exsalo, cómo largando un grito de silencio.
Caminó por la vereda, llena de hojas secas,
estas sé movían según el viento, en remolinos, él también iva de un lado a otro, sólo sé guiaba por su instinto.
De pronto, alguien lo llamó por su nombre, lo cuál él no prestó atención, su nombre hacía tiempo qué nadie pronunciaba.
Otra vez, lo llamaron por su nombre, sé da vuelta, una sonrisa enorme, encontró en ése rostro, lleno de alegría.
Él volvió tras sus pasos, sorprendido, recibió un beso y una invitación a un café.
Entró al bar, abrió la puerta, luego la cerró; ya no dejaba un mundo de adiós; más bien encontraba la felicidad perdida.
4
2comentarios 27 lecturas versolibre karma: 60
#1   Son buenos los reencuentros con uno mismo
Muy buena reflexión !
votos: 0    karma: 17
#2   #1 Muchas gracias, por tú mamera de entender y leer.
Saludos.
votos: 1    karma: 33