Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Así sea

Amén
A quién, los dioses de Caín,
el estigma
y la tierra prometida;
tenía el corazón de polvo
cuando
tu adiós sumó más de mil años.

De barro
el hombre y la primer mujer;
de la costilla y del sueño
la parábola del amor
en el edén
me vino a la memoria.

El fruto prohibido rompió el prisma;
que desde el tercer ojo
toda mentira
camina con las patas cortas.

Judas apócrifo,
llévate el sudario
mientras puedas
que no hay héroes en casa.

De la mano
siempre
echar los dados a suerte,
antes que cante el gallo
en el campanario.

Sólo el pecado tentador
nunca finge;
a ciegas otro ángel
mortal
cortó sus alas por última vez.

¡Albedrío!

Eres la perfecta Babilonia, por ahora.
17
6comentarios 90 lecturas versolibre karma: 86
#1   Magnífico! !
Un placer volver a leerte.
Saludos
votos: 1    karma: 38
#2   Excelentes versos.
votos: 1    karma: 38
#3   Magnífico poema que hace referencia a la creencia religiosa de Adán y Eva quedó magnífico
votos: 1    karma: 39
#4   Me encantó!!! Saludos Martín.
votos: 1    karma: 39
#5   Excelente, Martín. El tercer ojo me ha retrotraído a otros tiempos de mi vida...
Un abrazo amigo para ti.
votos: 1    karma: 39
#6   Muy bueno. Saludos poéticos.
votos: 1    karma: 39