Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Esa Cande

De piel tan deslumbrante,
como el trigo en los campos por las tardes,
ella se acerca a mí, con sus ojos de miel, tan atrapantes,
a presentarse, y decirme siempre al verme: “Soy cande”.

Con mis ideas erizadas,
ella teje sus palabras.
Y entre mi cabeza dispersa
se pasea su aliento,
ese aliento tan sutil, ese aliento de princesa.

De solo verla acercarse
cambia el rumbo de mi razón.
Es que ella tan natural lo hace
y sin darse cuenta de que seduce un inocente corazón.

Hasta volver a verte,
mujer de imperdonable belleza.
Si me deja tu imperante terneza,
mañana, o quizá siempre, estaré dispuesto a quererte.




J.D.D
5
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 66
#1   Qué bello que un joven como tú, escriba tan lindo, con tanta frescura, sensibilidad y ternura...
Josué, poeta !!!
:hug:
votos: 1    karma: 33
#2   #1 Gracias Letizia!
votos: 0    karma: 15