Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Envidia

Todo te envidia, amada mía

Te envidian los bosques y las selvas,
también las azucenas y madreselvas
Te envidian las frutas y sus sabores,
también los campos con sus verdores

Te envidia lo más suave y lo más precioso
Te envidian los océanos y también los ríos
Te envidian el verano cálido y el invierno frío
Te envidian la primavera florida y el otoño hojoso

Te envidian el Sol la luna, y las estrellas,
la bóveda celeste te envidia entera
Te envidian la aurora y la noche oscura,
y también la brisa cuando murmura

Te envidian lo dulce y lo salado
Te envidian lo presente y lo pasado
Te envidian la madrugada y el crepúsculo
Te envidian lo grande y lo más minúsculo

Te envidian lo recordado y lo olvidado,
las montañas, las colinas y las mesetas
Te envidian lo propio y lo prestado,
las aguas agitadas y también las quietas

Te envidian los ángeles y querubines
Los zafiros, diamantes y los rubíes
Te envidian los santos y los profetas,
y también los versos de los poetas
3
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 47