Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

Folie á deux

Te miro sintiendo que presientes mi mirada
como el deseoso que clama el deseo
y la demanda no para de roer el alma,
te acaricio sin hablarte,
y te beso sin ruidos,
solo con tu cuerpo en la mente.

Te desnudas artísticamente
te abres como un poema
comienzo a respirarte como una droga
hasta los huesos,
y me acuesto contigo para olerte los sueños,
penetro en tu universo
y me quitas la vida.

Demudas y cambias de color,
te adormeces pura y limpia,
hasta que despertamos iluminados
como entes nuevos
que codician el futuro,
que palpan el presente fascinados los dos.

Masticas menta sin tener nada en mente,
me gustas y babeo cuando pienso en tenerte
me confundo y los pensamientos se acoplan en ti,
no pienso ya por mí,
se disgrega todo y no hay nada más.

Aletargo y fallezco lentamente
cuando me separan de tus ojos
me reintegras y mis moléculas bailan felices
cuando tus ojos me disparan vida,
la muerte se distiende de mí,
me encarno entre piernado contigo
y nos meneamos como planetas
que se retuercen
y se estiran hasta el infinito,
caldeando de amor.

Nos estrangula la idea del silencio
te aprietas hasta estremecer,
me tanteas,
me preguntas si me duele tu dolor
y me junto en tu pecho,
lo escucho hasta desfallecer.

Nos perforamos el corazón
en el mismo lugar,
cristales incrustados con nuestras luces propias
acribillándonos la posible escapatoria,
remachando la vida con parches tristes
pudriendo los posibles injertos de una chance nueva,
me atornillas tu risa en la cara.
Te desmayas después
de pasar tres días en la cama,
te revive el aire y verme
sonreímos resplandecientes,
te contemplo,
mis ojos se inflaman de tanta suerte,
enloquezco y se derriten bellamente;
me pagas con mirarte
hasta que se calcina el mundo
me desgarras,
me muerdes y me matas.

Resucito en tus brazos calientes
que tanto me buscan
y me refriegan,
que me huyen, me evaden
y se entregan.

Repelo las fuerzas
que te quieren matar,
me enervan con la idea de que un día morirás;
me apetece morirme contigo
y acometo mi vida enamorándome de ti,
entrelazadas las almas,
entrechocando los cuerpos,
agazapando el tiempo
apresados en la jaula viva,
dislocados siendo locos.

etiquetas: locos, amor
5
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 73
#1   Te abres como un poema HERMOSO
votos: 1    karma: 23
#2   #1 muchas gracias
votos: 0    karma: 7